Crédito fotografía: 
Janina Guerrero
A través de una declaración pública criticó a las tres personas que participaron en los trabajos de ejecución y que cuestionaron su proceder.

Con molestia reaccionó Diego Marambio Cortes, propietario y director creativo de MC Asociados, con los cuestionamientos de Hernán Aguilera, Matías Palominos e Iván Jorquera, quienes participaron como ejecutores del mural que Marambio Cortés proyectó en una de las paredes del Puente Fiscal frente  a la población Mermasol en La Serena. 

En la publicación lamentaron que no se les haya dado también la relevancia en la obra desarrollada. 

Sin embargo, a través de un declaración pública, acompañado de la documentación de los contratos, finiquitos y escritos notariales, Marambio aseguró que el proyecto denominado “Desde los Areneros a la laguna” que se implementó  para destacar la historia de la población mencionada surgió como resultado del trabajo realizado durante varios años. Detalló que tuvo su génesis en el 2015, “cuando por iniciativa personal, creo, gestiono y presento ante las autoridades correspondientes del Ministerio de Obras Públicas la propuesta conceptual y técnica del diseño paisajístico muro TEM Mermasol”. 

Agregó que tras diversas reuniones  en diciembre de 2015 recibió la aprobación al proyecto por parte del Ministerio de Obras Públicas, representado en la seremía del MOP quien la presentó a  la Inspección Fiscal de la obra pública Concesión Ruta 5 Norte, Tramo La Serena – Vallenar. 

Durante el 2016, después de varias gestiones y reuniones con las autoridades sectoriales, en mayo de ese año se le informó que su obra formaría parte de las medidas de compensación y mitigación por el impacto que la doble vía concesionada generaría en el sector. 

PARTE LA INICIATIVA

El 28 de junio de 2016 y tras resolverse los temas administrativos se  inició al proceso de implementación de la obra, “de la cual soy autor. Es en esa calidad que, entre el 04 y el 29 de julio de ese año, realizo y dirijo cinco talleres participativos de diagnóstico, exploración, concepto – historia y profundización, con el propósito de obtener la validación y aprobación en terreno de los beneficiarios del diseño paisajístico muro Tem Mermasol, es decir, de la comunidad agrupada en la junta de vecinos N° 10, que preside Víctor Araya Díaz”. 

En agosto de 2016 y ante la necesidad de contar con personas para que ejecutaran exclusivamente los trabajos de pintura, según las necesidades de la obra, “bajo mis órdenes, y por el rubro de “Implementación pintura mural artístico Muro TEM”, celebramos contrato individual de trabajo con Hernán Aguilera Geraldo, Matías Palominos Alarcón, en su calidad de pintor, y el 9 de septiembre de 2016 lo hicimos con Iván Jorquera, en calidad de pintor”.

Enfatizó que estos tenían una duración hasta el día 09 de octubre de 2016, fecha inicial de término de la obra, “pero por necesidades de la misma se les amplió el contrato de común acuerdo con ellos hasta el día 23 octubre de 2016”.

Subrayó que para hacerlo lo más transparente posible le entregó la carta de aviso de término de contrato suscrito con el trabajador a la Dirección del Trabajo. Asimismo, planteó que con fecha 07 de noviembre de 2016, tanto  Aguilera, Palominos como  Jorquera Olivares firmaron voluntariamente ante notario sus finiquitos correspondientes, “declarando que no tenían reclamo alguno que formular y que se les habían pagado sus sueldos, imposiciones, y cotizaciones previsionales de acuerdo a sus contratos de trabajo”. 

Paralelamente, desde el 23 de octubre planteó que se siguió trabajando con el personal competente en todo lo que faltaba terminar hasta el  11 de noviembre 2016, “en que se efectúa por la Sociedad Concesionaria mandante, la recepción definitiva y conforme de las obras realizadas correspondiente al 100% de las obras contratadas por el mandante”.

Marambio insistió en que la obra  desde su génesis “hasta su concreción es una creación intelectual propia fruto de mi inspiración, experiencia, trabajo, dedicación y conocimiento en la materia. Nada de lo que está plasmado en ese muro pertenece conceptualmente a otra persona. Esta idea que presenté ante los organismos correspondientes y que con su anuencia vendí a un mandante (Empresa Concesionaria). Para su concreción, realización y desarrollo de esta obra intelectual, se deben contratar trabajadores, que es lo que yo hice”.

En este aspecto, precisó que tanto  Aguilera,  Palominos  como  Jorquera pintaron los muros y las figuras, “así como también contraté a otras personas para los diferentes trabajos físicos que había que realizar en la obra. Cada uno firmó su contrato de trabajo y se le pagó todo lo que legalmente les correspondía (sueldos, imposiciones y cotizaciones previsionales) conforme a la legislación laboral vigente”. 

De la misma forma, recalcó que detrás de este trabajo existe una metodología propia que le pertenece, “esto no es llegar y pintar, por cuanto además que incluye etapas de estudio y antecedentes, etapa de talleres de participación ciudadana, anteproyecto, proyecto, presupuesto, venta, especificaciones técnicas, planos, elevaciones, aprobación de diseño por parte de un directorio y posteriormente una emisión de O C. Todo lo anterior previo a la contratación de los trabajadores de terreno, por tanto, ellos no son creadores de la obra, son ejecutores de la obra. Es muy distinto que a alguien lo contraten para pintar en una obra que tiene un creador y un dueño (mandante), por cuanto debe ajustarse a sus requerimientos, a que alguien pertenezca a un colectivo que está pintando un muro en cualquier parte de la ciudad, bajo su inspiración y libre albedrío”. 

Es por ello que Marambio asegura que en el futuro espera seguir aportando arte de calidad en el  espacio público “y, de este modo ir regenerando la ciudad de esta manera, con simbolismo urbano a partir del arte y el diseño, como medio de aceleración de los procesos sociales , de identidad, pertenencia, arraigo, participación que dan cuenta de la humanización de la ciudad y mejoramiento en la calidad de vida de las personas, que tal como en el caso de la Mermasol, se sientan parte integrante del medioambiente en que viven y se desarrollan”.

Estrategia errada

•••  A juicio de Marambio, tanto Hernán Aguilera Geraldo, Matías Palominos Alarcón como Iván Jorquera Olivares “faltan ostensiblemente a la verdad, ya que, al parecer, toman una estrategia errada para alcanzar notoriedad a costa de mentiras insostenibles en la realidad, empañando el actuar honesto, correcto y ajustado a lo legal de mi persona. No se condice con lo que debe ser un profesional de la calidad que dicen que son y deben ser reconocidos por sus propios méritos y no pretender ser conocidos de la manera que pretenden”. 

Insistió en que toda la obra creada en el muro de la población Mermasol “es de mi autoría y nada de lo allí plasmado debe ser usado por alguno de ellos en su beneficio, tratando de engañar a la gente diciendo que es de su propia autoría, tratando de sacar dividendos de ello, por cuanto es una falta grave a la ética. No necesito vestirme con ropajes ajenos, como expresan en la entrevista estos personajes por cuanto tengo mi propia imagen ganada con mi trabajo, estudio, dedicación, honestidad, sacrificio, trabajo por demás ampliamente reconocido en toda esta región, asimismo en el país y en el extranjero, en variadas disciplinas”.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X