Crédito fotografía: 
Janina Guerrero
Uno de los lugares emblemáticos de Coquimbo, cargado de historia, es parte de un valioso proyecto de mejoramiento urbano, junto con ser hoy uno de los polos más importantes de la cultura y patrimonio del puerto.

Dueño de un misterioso encanto, el barrio de Guayacán es de aquellos lugares que debe conocer todo visitante que llega a Coquimbo. Declarado Zona Típica por el Consejo de Monumentos Nacionales en 2005, fue un establecimiento marítimo-minero, donde se instaló una fundición de cobre en el sector, para lo cual se construyó en 1862 una línea férrea hasta el pique de Tamaya y un muelle de embarque.   La fundición de Guayacán fue una de las más grandes del país en el siglo XIX, llegando a tener unos 35 hornos de reverbero en su época de apogeo.

En ese sentido, se han concretado varias acciones de rescate patrimonial. Por ejemplo, en el año 2013, la Junta de Vecinos “José Tomás Urmeneta” y el grupo de estudio “Museo para Guayacán” organizaron una exposición, que tenía por objetivo motivar a la comunidad para resguardar la memoria de este antiguo pueblo minero. “Historia de Guayacán: primer puerto exportador de cobre de Chile del siglo XIX”, se llamó esta importante iniciativa que contó con la investigación histórica de Juan Valdivia.

“Soy un apasionado por Guayacán, este puerto minero que llegó a convertirse en el más importante del país por la cantidad de trabajadores que tenía y por la producción que daba”, dijo en aquella oportunidad Valdivia, resaltando que “Guayacán tiene una historia invaluable que se está dejando en el olvido”. El expositor después realizó otras iniciativas en pos de su querido barrio patrimonial, desarrollando una serie de exposiciones itinerantes, con fotografías y objetos del antiguo Guayacán.

Cada último domingo de mayo es en este lugar donde se concentran las celebraciones en Coquimbo del Día del Patrimonio Nacional, con una entusiasta participación ciudadana que recorre sus inmuebles más emblemáticos. Y para los que gustan del arte, en la Galería 1341 (de calle Urmeneta 1341), se puede visitar la exposición de pintura y grabado “Espejo en espejo”, de Uta María Stang. Nacida en Alemania, la artista se radicó en el puerto e instaló su taller en Guayacán, lugar donde encontró la inspiración para su trabajo.

GALA LÍRICA. El pasado 9 de junio, ante un gran marco de público y en un escenario privilegiado en la explanada de la plaza de Guayacán, se llevó a cabo la Gala Lírica en honor a los 150 años de la comuna de Coquimbo. El acto contó con la presencia de la soprano Yaritza Véliz, el tenor Juan Contreras y la intérprete nacional Andrea Tessa. Una de las asistentes, Noemí González, destacó que “este es un espectáculo muy bonito, un ejemplo de cultura, que es lo que hace falta aquí en Coquimbo y qué rico que se haga aquí en Guayacán, en un lugar patrimonial de nuestra comuna”.

Entre los presentes se encontraba el subsecretario de Desarrollo Regional, Ricardo Cifuentes. “Ustedes han redescubierto un espacio maravilloso que la ciudad va a ganar de manera permanente”, resaltó. Ello porque Guayacán es parte del Programa de Revitalización de Barrios e Infraestructura Patrimonial Emblemática, que corresponde a una iniciativa presidencial del Gobierno, que cuenta con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo, cuyo objetivo es implementar nuevos modelos de gestión para la revitalización de barrios e infraestructura patrimonial emblemática.

El administrador municipal, Patricio Reyes, explicó que “en esta gestión lo que hemos querido es poner en un eje central la revitalización del pueblo o barrio de Guayacán, y es por eso que hemos estado en este lugar. Acá hay un proyecto con fondos del BID, a través de la Subdere, que se desarrolla acá y en este sentido quisimos engalanar estos 150 años y hacer esta Gala Lírica en Guayacán, lo que confirma que en la gestión del alcalde Marcelo Pereira hay una apuesta importante por la cultura, el patrimonio y la revitalización de los barrios”. 

En este sentido, la cantante Andrea Tessa destacó el esfuerzo que se está realizando. “Estoy agradecida porque me encanta venir para acá, poder respirar este aire maravilloso y cantar, que es lo que más me gusta. Este es un sitio hermoso y que lindo cómo lo tienen arreglado, ojalá sea el escenario de muchos festivales y espectáculos culturales. Aplaudo que tengan espacios así, porque hoy en Chile sucede lo contrario, ya que se echan abajo lugares hermosos para hacer malls y para hacer edificios nuevos, por lo que se recuperen y se dé importancia a barrios históricos es una maravilla y ojalá muchos los imitaran”.
Hace pocos días, junto a la comunidad de Guayacán, se puso la primera piedra del proyecto para la habilitación y mejoramiento de la Plazoleta Maximiano Errázuriz, proyecto de 163 millones de pesos que se construirá en pleno corazón del pueblo, uno de los seis barrios que están siendo revitalizados por medio de la Subdere, a través de un préstamo internacional con el BID. 

Tras la ceremonia de la primera piedra, las autoridades, entre ellas el intendente Claudio Ibáñez y el alcalde (S) Patricio Reyes visitaron las dos viviendas adquiridas en el marco del Programa de Revitalización y donde se construirá el Centro de Expresiones Artísticas de Guayacán. Se trata de la Casa Lira 42 y Casa Lira 36, dos inmuebles de 313 m2 y 374 m2 respectivamente. 

El programa corresponde a la medida presidencial N°35, que tiene como propósito implementar modelos de gestión pilotos para la revitalización de barrios degradados de carácter patrimonial. Se desarrolla en cinco lugares seleccionados en Chile: Arica (Barrio Centro Histórico); Cartagena (Barrio Borde Costero, Playa Chica y Grande); Santiago (Barrio Portales Matucana y Barrio Matta Oriente); Lota (Barrio Lota Alto); y Coquimbo (Barrio Guayacán).



LA FRASE “Aplaudo que tengan espacios así, porque hoy en Chile sucede lo contrario, ya que se echan abajo lugares hermosos”, Andrea Tessa, cantante nacional que visitó Guayacán.
 


LA LEYENDA DEL TESORO
•••  En el año 1935 apareció la novela “El tesoro de los piratas de Guayacán: Relación verídica”, del autor Ricardo Latcham Cartwright, que era un ingeniero, arqueólogo, etnólogo y folclorista inglés radicado en Chile. La obra relata una presunta investigación llevada a cabo por Ricardo, relacionada con antiguos vestigios piratas del siglo XVII que fueron encontrados enterrados en las cercanías del puerto de Coquimbo. 
A medida que se desarrolla la historia, estos vestigios y documentos piratas van entregando una serie de pistas que develarían el lugar donde se ubicaría un tesoro oculto en la bahía de Guayacán. Cabe destacar que el libro contiene una base verídica, los datos recogidos y descripciones geográficas corresponden aproximadamente a la bahía citada. Esta obra originó la leyenda del tesoro de Guayacán, quizás el último destello de la fiebre de buscadores de tesoros de fines del siglo XIX, inspirados por otra novela histórica, “La Isla del Tesoro” (1883), de Robert Louis Stevenson.




 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital