• El mayor protagonista, es el propio megalodón, que se pasea imponente con sus colmillos y sus 22 metros de largo, provocando la angustia y sembrando la muerte.
Crédito fotografía: 
Cedida
Una gigantesca especie de tiburón, la cual se creía extinta, aparece en los océanos provocando el terror en los bañistas.

Tal como hace más de 50 años el Tiburón de Steven Spielberg provocaba el terror en las playas de los Estados Unidos, ahora ejemplar de megalodón -una criatura marina que se creía extinta- resurge, primero, en un centro de investigación asiático para luego alcanzar las costas de China, sembrando el terror entre los bañistas.

Un grupo de personas, liderados por Jonas Taylor-interpretado el actor Jason Statham- intentará matar al megalodón para acabar con el horror.

La película muestra, además, a una serie de personajes con sus historias personales, traumas asociados al pasado, como el del protagónico, quien se aisló del mundo y cayó en el alcohol, porque nadie la creyó que se había enfrentado a lo desconocido en las profundidades del océano. También están la hija que pretende mostrar a su padre que tiene valor, el millonario excéntrico que financia el proyecto científico y, claro está, una pequeña de 10 años que despierta la ternura del espectador, que desea que siga vida hasta los créditos finales.

Sin embargo, el mayor protagonista, es el propio megalodón, que se pasea imponente con sus colmillos y sus 22 metros de largo, provocando la angustia y sembrando la muerte entre quienes se cruzan en su camino.

“Megalodón”, una película de entretención pura, primo lejano del Tiburón de los años 70, hará que el espectador pase un grato momento de acción.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X