• En la fotografía podemos ver a Constanza junto a sus hijos Eduardo y Amanda, los motores de su vida y su proyecto cosmopolita.
  • Sobre la motivación del viaje, la joven confiesa que “deseábamos disfrutar más a nuestros hijos, sobretodo Eduardo que no pasaba tanto tiempo con ellos por el trabajo.
  • En la imagen se puede ver a Constanza junto a su marido y sus dos hijos disfrutando de un partido de fútbol con nuevos amigos.
  • La joven recuerda aquel 02 de diciembre de 2017 con emoción, un día en el que empacó en cuatro maletas los principales anhelos de su historia.
Crédito fotografía: 
Cedida
Familia coquimbana que prueba suerte en Australia privilegió el tiempo de calidad con sus hijos. En conversación con El Día, Constanza relata el proceso que la llevó a tomar la gran decisión de su vida, además de revelar detalles mágicos de la aventura

Una historia de valentía y amor es la de Constanza Carmona, joven coquimbana que hace cuatro meses se mudó junto a su familia a Brisbane en Australia, en busca de una mejor calidad de vida. Entre estudios de inglés y un trabajo de medio tiempo, cría a sus dos hijos en una ciudad que considera un sueño.

Un año antes del viaje, Constanza había dejado de trabajar para dedicarse al cuidado de los pequeños, mientras su pareja Eduardo realizaba labores de administración, lo que consumía gran parte de su tiempo. Si bien siempre tuvieron las ganas de emprender una aventura cosmopolita, los planes se iban truncando en el camino.

En conversación con El Día vía whastapp, cuenta que “siempre tuvimos las ganas de viajar mucho y de vivir fuera. Queríamos cambiarnos a otro país, mochilear y todos esos sueños de viajero. El 2014 nació nuestra primera hija y decidimos irnos los tres a París, pero días antes de comprar los pasajes ocurrieron los atentados, así que desistimos”.

LA DECISIÓN.

Con el tiempo se casaron y tuvieron al cuarto integrante de la familia. “Con el nacimiento de Eduardo decidimos que nuestro tiempo ya había pasado y comenzamos a realizar un proyecto para trabajar de forma independiente. A un mes de dar el vamos al emprendimiento tomamos una drástica decisión”, relata.

“Él me dice vámonos ahora o no nos vamos a ir nunca. Era el momento en que los niños estaban pequeños, que nada nos amarraba”, dice, argumentando que “el nuevo proyecto involucraría muchas horas de trabajo y nos perderíamos de disfrutar la etapa tan rica de la infancia de nuestros hijos”.

Una conversación clave que los llevó a vender todos sus bienes y apostar los ahorros de su vida en este viaje. Constanza Carmona recuerda aquel 02 de diciembre de 2017 con emoción, un día  en el que empacó en cuatro maletas los principales anhelos de su historia.

“A la semana de habernos instalado en Australia nos enamorados de Brisbane, porque es una ciudad para vivir con niños, perfecta para lo que nosotros estábamos buscando. En este periodo no hemos tenido malas experiencias, sólo cosas buenas. Al llegar tuvimos mucha ayuda de compatriotas y también de australianos y colombianos”, comenta.

TIEMPO DE CALIDAD.

Sobre la motivación del viaje, la joven confiesa que “deseábamos disfrutar más a nuestros hijos, sobretodo Eduardo que no pasaba tanto tiempo con ellos por el trabajo. No bastaba sólo con los fines de semana o vacaciones, eso no estaba bien para nosotros”.

Hoy el plan se invirtió y Eduardo es quien cuida a los niños en la casa. Al respecto, afirma que “él es un súper papá, ahora disfruta las mañanas con ellos, cocinan juntos, van a los parques, asisten a actividades de arte y hacen deporte. Sentíamos que si nos quedábamos en Coquimbo nos iba a atrapar la escolarización y la carga laboral”.

“Cada día avanzamos hacia mejores oportunidades, la verdad que hemos tenido mucha suerte, lo que nos motiva a seguir acá”, Constanza Carmona

En tanto, Constanza agradece la hospitalidad que les brindaron los primeros días en la ciudad, lo que ha hecho la aventura bastante amable. Detalla que “encontramos trabajo fácilmente y una casa preciosa. Cada día avanzamos hacia mejores oportunidades, la verdad que hemos tenido mucha suerte, lo que nos motiva a seguir acá”.

FÓRMULA ECONÓMICA.

Muchas de las personas que quieren apostar por un proyecto en el extranjero, no tienen noción de cómo sustentar económicamente su sueño. En el caso de Constanza  y Eduardo, el plan de ahorro fue vital, lo que les permitió pagar la visa, pasajes, curso de estudio y contar con un presupuesto para el primer mes.

“La primera semana invertimos en un auto usado y comenzamos a hacer traslados al aeropuerto, mandados y mudanzas. Además de trabajar en limpieza a través de una aplicación donde se puede elegir el horario. También tenemos nuestros propios clientes por fuera y a veces se presentan oportunidades que nos dan los compatriotas”, cuenta.

“Acá (Australia) los trabajos son muy bien pagados, por lo que trabajamos tres horas en la tarde, que nos permite seguir el plan de disfrutar a los niños, mantener la casa, comer y salir. Además arrendamos una de las piezas de la casa para poder pagar una renta más baja”, agrega.

DIFERENCIA CULTURAL.

Lo que más valora Constanza de vivir en Australia es la posibilidad de entrar en contacto con la multiculturalidad, lo que según dice genera una mayor empatía entre los habitantes. “Nos encanta celebrar festividades y conocer otras culturas y tradiciones. Cuidan mucho el medio ambiente y tienen una tenencia responsable de mascotas”, subraya.

Por otra parte, destaca la nula presencia de acoso callejero, indicando que “nadie te piropea y eso de verdad me hace sentir tranquila y libre de caminar por las calles. Los delitos de agresiones acá son muy bajos y fuertemente penados con cárcel”. 6001i

Recomendaciones para viajeros

“El tiempo pasa rápido y la vida está hecha de momentos, no de acumulación de cosas materiales. Hay un montón de lugares por recorrer y conocer, hay un mundo hermoso allá afuera. Y los hijos no son un impedimento para aplazar proyectos, son el motor por querer ser más por ellos”, expresa Constanza Carmona.

Para quienes estén interesados en dejar su tierra para conocer otros países, la joven aconseja “dejar los prejuicios de lado porque acá nosotros somos inmigrantes, así como tantos que llegan día a día a vivir a Australia. La historia sería muy distinta si nos hubieran discriminado, no odien a personas que buscan lo mismo que nosotros, cambiar de vida”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día