Crédito fotografía: 
Cedida
Paulina dejó atrás la pedagogía para darle un nuevo sentido a su vida. La profesora que lleva cuatro años recorriendo Australia, Sudeste asiático y Canadá, asegura que su única prioridad es trabajar para viajar

Trabajar para viajar parece ser un sueño común, pero pocas personas se atreven a cumplirlo. A Paulina Vargas (30) una decepción laboral la motivó a iniciar una aventura cargada de amor, aprendizaje y resiliencia. Si bien vivió durante dos años en Australia, hoy el corazón la tiene asentada en Canadá.

Con dos horas de diferencia, El Día entabló una conversación vía whastapp con la joven coquimbana que el año 2014 llegó a Melbourne gracias a una visa de estudiante. En Chile Paulina ejercía como profesora de biología en un colegio, pero su contrato no fue renovado.

Según cuenta, antes del viaje sus sueños eran convencionales y ajustados al concepto de éxito de la sociedad. Sin embargo, “cuando me desilusioné de mi trabajo, mis proyectos se cayeron y me vi en un limbo. Fue en ese momento que decidí invertir mis ahorros en esta apuesta, lo que también fue posible gracias al apoyo de mi familia”.

A pesar de que el viaje estaba programado para ocho meses, los planes cambiaron en el camino. Y es que al poco tiempo de estar en Australia, Vargas se enamoró de un francés con quien lleva cuatro años de relación y comparte la pasión cosmopolita. Luego de recorrer el país oceánico y gran parte del Sudeste asiático, se asentó en Toronto.

NUEVA VIDA. Con un precario manejo del inglés, Paulina Vargas buscó una red de contención en iglesias y bibliotecas públicas, donde se generaban espacios de conversación para inmigrantes. Al tiempo conoció a su pareja, quien se convertiría en su principal soporte en esta nueva etapa.

Los días pasaban y con ello un sinnúmero de trabajos. “Al principio fue difícil, pero uno tiene que tener empuje, porque vivir afuera no es siempre color de rosa. En mi caso he tenido buenas experiencias y suerte. No he vivido situaciones que me hayan hecho dudar de mis decisiones”, reconoce.

En esta línea, agrega que “el primer tiempo uno se ve solo y sin nada, es ahí donde hay que tener la capacidad de sobrellevar el proceso y no dejarse abatir por una situación poco favorable o por falta de dinero. He aprendido que uno puede tener un proyecto, pero se tiene que ir adaptando”.

El permiso de ocho meses llegaba a su fin y Paulina tramitó rápidamente la visa de trabajo, mientras disfrutaba de los paisajes selváticos de Indonesia, donde estuvo alrededor de un mes antes de volver a Australia. Ya con los papeles en orden se dedicó a trabajar y juntar plata para su próxima aventura.

Una de las experiencias que más destaca fue su paso por una granja llamada Lonesome Dove, a tres horas de la ciudad de Darwin, donde se desempeñó como niñera puertas adentro. En medio de la nada y alejada de todo tipo de civilización, aprendió a perseguir el ganado en helicóptero y a pescar en un rio con cocodrilos.

Detalla que “mi vecino más cercano estaba a 45 kilómetros y para comprar mercadería teníamos que recorrer tres horas más. Es un mundo aparte donde niños de cinco a ocho años están acostumbrados a convivir en el territorio salvaje de la verdadera Australia. Ellos mismos te explican dónde ir y qué lugares evitar”.

SUDESTE ASIÁTICO Y CANADÁ. Una vez que ahorró suficiente dinero partió rumbo al Sudeste Asiático, un inolvidable viaje que duró ocho meses. La mujer cuenta que “estuve un mes en cada país, visitando Malasia, Singapur, Tailandia y Laos. En este hice clases de inglés a niños de villas remotas, trabajé la tierra y en cultivos de arroz”.

Como si eso fuera poco, recorrió Vietnam y continuó su viaje en la parte sur de Tailandia, antes de hacer las maletas para volver a Chile. Fue así como Paulina regresó a la región de Coquimbo para compartir con su familia, mientras tramitaba una nueva visa de trabajo, pero esta vez en Canadá, donde se encontraba su novio.

Tras dos meses en territorio nacional, se fue a vivir a Toronto junto a su pareja. Hoy trabaja como barista y manager de un reconocido café de la ciudad. Por lo pronto, asegura que no piensa volver al país y que su prioridad es seguir viajando, además de solucionar el tema de su residencia.

“Nuestro plan de vida es conocer, tener experiencias y en algún momento encontrar un punto medio para los dos que no esté tan lejos de nuestras familias. Vivimos el ahora y estamos enfocados en los plazos cortos, así el estrés no es tan terrible. Tenemos un proyecto común”, indica.

LIBERTAD Y TOLERANCIA. En relación a las diferencias culturales que ha experimentado, Vargas expresa que lo que más le llamó la atención fue “la posibilidad de vivir la libertad del acoso sexual callejero”, argumentando que “en Chile te hacen creer que es parte de la picardía del hombre, pero está mal. Es impresionante llegar a un lugar donde te respetan y no te acosan”.

En este sentido, admite que su vida cambió mucho, en general la vida de todas las mujeres que llegan a estos países. “En Australia y Canadá se vive sin miedo y con más derechos. Me resulta más seguro viajar por estos lugares que en Sudamérica”, comenta. 

Asimismo valoró la multiculturalidad y la tolerancia en diversos ámbitos. “La cultura y la religión que para nosotros son un símbolo de diferencia, aquí se agradecen. Uno aprende de distintas costumbres y religiones. En muchos países los inmigrantes son la base de la economía, Australia es un país de viajeros”, sostiene.

RECOMENDACIONES PARA VIAJEROS. “El tema es planteárselo como algo posible, ya que generalmente uno lo ve lejano y caro”, aconseja Paulina Vargas a quienes estén pensando en emprender el viaje de sus vidas. Para la profesora de profesión la clave es organizarse y enfocarse en el objetivo.

“Estando en el lugar hay muchas opciones para seguir avanzando, uno va aprendiendo y se va haciendo grupos de amigos”, señala. Por otra parte, sugiere informarse bien sobre los acuerdos bilaterales que tiene Chile con otros países, los que se traducen en visas de trabajo.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X