• En la imagen, Joaquín junto a su novia Linnley, durante su viaje por Japón, el que duró 4 meses.
  • Para Joaquín, uno de los lugares más bellos que ha tenido que conocer ha sido Japón, en el que destacó sus bellos paisajes y sobre todo su gastronomía.
  • Por casi un año, Joaquín comenzó su aventura en Nueva Zelanda, una tierra que encanta a cualquier viajero por sus paisajes.
  • La pasión de viajar es algo que moviliza a Joaquín, quien ahora no realiza sus aventuras solo, sino que acompañado de su novia australiana.
  • Conocer nuevos paisajes, nuevas culturas y hacer nuevas amistades, es lo que motivó a este joven coquimbano a continuar su vida viajando por el mundo.
Crédito fotografía: 
Cedida
Casi tres años lleva Joaquín Cuevas fuera de Chile, hoy radicado en Australia junto a su novia, donde se encuentra programando sus próximas aventuras.

En el año 2015, el joven coquimbano Joaquín Cuevas, luego de terminar su carrera de Ingeniería en Prevención de Riesgos, decidió probar suerte al otro lado del mundo. Su destino era Nueva Zelanda.

Septiembre de dicho año era la fecha en la que el “Joaco” partiría en busca de nuevas oportunidades. Sin embargo, el tsunami que afectó a la Región de Coquimbo retrasó su partida desde su puerto querido.

Esto porque el local de su familia, ubicado en la caleta de Coquimbo, resultó totalmente destruido, lo que llevó al joven a ayudar a su madre tras la tragedia y retrasar su vuelo por un mes.

NUEVA VIDA

Tras superar este lamentable episodio, Joaquín tomó sus maletas con destino a Nueva Zelanda, lugar en el que estuvo un año, con un comienzo difícil, pero que pudo superar.

“Tomar la decisión de viajar no es fácil, sobre todo llegar a un país que no tiene tu lengua nativa, yo llegué a NZ con un inglés básico y gracias a la tecnología pude comunicarme durante los primeros meses. Conocí a mi novia y nos comunicábamos con traductor del móvil, así que el tema de la lengua no es impedimento para nadie”, indicó.

En su primer destino, Joaquín estuvo cerca de un año, pero sabía que no quería quedarse allí, razón por la cual programó su nueva aventura, pero esta vez no la haría solo, sino que con su novia.

“Despúes de NZ, me fui cerca de 3 semanas a Australia, para coordinar algunas cosas y en abril del 2017 viajamos hasta Japón, dónde estuvimos 4 meses. Es un país increíble, fuimos para una temporada de invierno, ya que  mi novia es instructora de esquí y yo estaba dando mis exámenes para serlo también en ese país. Allí trabajamos para un amigo, quien a cambio de nuestra labor, nos daba alojamiento y comida, lo que nos permitió abaratar costos”, agregó.

Pero el viaje no quedó ahí, ya que continuaron su aventura por nuevos lugares.

”Después de Japón, nos fuimos dos semanas a Corea del Sur, volvimos un mes más a Japón y tomamos vuelo a Filipinas por dos meses y volvimos a Australia, dónde ya llevo un año viviendo acá con mi visa de trabajo y todo bien”.

Actualmente se encuentra en Australia, lugar en el que ha podido radicarse sin problemas.

“Australia es un país muy bueno, con muchas oportunidades. Hay buenos trabajos, la paga es buena y la calidad de vida es ideal. El único problema son las temperaturas, que son muy extremas, mucho calor en verano y mucho frío en invierno. Además, estando aquí decidimos ser voluntarios de bomberos del lugar donde vivimos. Decidimos venirnos a radicar a Australia, dónde ya llevamos casi un año viviendo, con la idea de continuar nuestra aventura por otros lugares del mundo”, señaló.

UNA EXPERIENCIA ÚNICA.

 En relación a su experiencia, Joaquín la define como buena, ya que “actualmente tengo un trabajo estable, soy ayudante de cocina en un casino, la calidad de vida en Australia es muy buena y gracias a Dios no me he  enfermado en todos estos años, he conocido a nuevas personas, entre ellas mi novia y ha sido una decisión de la que no me arrepiento. Todo este tiempo de viaje lo describiría como una experiencia única, ya que una vez que empiezas a viajar no quieres parar, siempre estás programando algo, no te podría decir donde voy a estar en 5 años más”.

Tras terminar su carrera como profesional, se dio cuenta que necesitaba salir del país en busca de nuevas oportunidades, por eso decidió vender todo y viajar por el mundo.

“Soy ingeniero en Prevención de Riesgos, es una carrera difícil para encontrar trabajo, por eso decidí irme fuera, no es fácil, ya que tienes que hacer trámites y comprar los pasajes, que es lo más complejo. Esa era la idea, salir de la zona de confort, conocer nuevos lugares y en eso me enfoqué, vendí mi auto, mis cosas y me fui, aquí estoy muy contento, con ganas de seguir recorriendo”, agregó.

“EXTRAÑO LOS MARISCOS”.

Sin embargo, este joven coquimbano, pese a mostrarse feliz, también señala que extraña algunas cosas, sobre todo lo relacionado con su querido puerto.

“Yo soy de Coquimbo, entonces tenemos muy en nuestro ADN el tema del mar y el puerto. Mi familia tiene un restorán en la caleta, “La Señora Pola” y extraño la comida de mi mamá, el mariscal, el ceviche, el piure con cebolla, eso es lo que más echo de menos, pero gracias a la tecnología, puedo comunicarme con mi familia, costó en su momento, pero aprendí a usar un celular más tecnológico”, señaló Joaquín.

En relación a si ha pensado regresar a Coquimbo, el joven señaló que “quiero volver pero no sé cuándo, tampoco sé si de manera definitiva, ya que quiero seguir viajando, pero Coquimbo siempre está presente y sobre todo mi familia”, agregó.

Actualmente Joaquín disfruta de sus días en Australia, donde junto a su novia planean su próxima aventura, porque, según señaló, “ una vez que viajas y le tomas el gusto, no puedes dejar de hacerlo”. 5801

Recomendaciones a viajeros

Para Joaquín lo fundamental es atreverse y tomar la decisión de viajar, ya que existen muchas formas de sustentar un viaje. “Cuando existen las posibilidades y sobre todo las ganas, hay que darle y viajar, lo peor que puede pasar es que vuelvas a tu casa, así no es tan malo arriesgarse. Existen muchas opciones para sustentar un viaje, una de ellas es con una visa de trabajo, el problema es que se necesita un montón de papeles para sacarla, también hay plataformas que funcionan intercambiando servicios, todas ellas a través de internet, las que, por ejemplo, permiten que alguien en Nueva Zelanda te dé alojamiento y te pague con alimentación a cambio que tú le enseñes español o hagas un trabajo en específico en algo, se utiliza mucho y sirve para abaratar costos, hay muchas personas que lo utilizan”, finalizó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X