• "El Arriero" tomó esta fotografía en la Provincia de Jujuy en Argentina, uno de sus primeros destinos.
  • En medio de su travesía, Luis se encontró con un compatriota en la ruta, con quien tuvo una grata conversación.
  • En la imagen se puede ver al joven porteño en Perú, días antes de partir a Ecuador.
  • Fotografía del 01 de julio acampando en medio de la cordillera.
Crédito fotografía: 
Cedida
El joven coquimbano, quien a través de sus redes sociales ha plasmado las distintas costumbres, paisajes y aventuras que ha vivido en cada uno de los países visitados, confiesa estar muy agradecido del recibimiento de sus hermanos latinoamericanos

A un mes de iniciado su viaje sobre ruedas por Latinoamérica, Luis Amenábar hizo una pausa en su aventura para conversar con El Día sobre las anécdotas de su travesía. Tras recorrer Argentina, Bolivia, Brasil y Perú, el motoquero de la región de Coquimbo se prepara para conocer Ecuador y Colombia.

“Estoy contento, feliz, tratando de ahorrar lo máximo posible porque a pesar de que la comida y el hospedaje es barato, andar en moto tiene su costo. Voy bien, motivado", Luis Amenábar, viajero

Pese a que se le han presentado algunos inconvenientes, el “Arriero”, como es conocido hace años por sus amigos y familia, continúa con el mismo ímpetu que lo motivó a encender motores el pasado 28 de junio en la caleta de Guanaqueros, balneario con el que tiene una especial conexión y donde además administra un camping.

Han sido días agitados, cargados de nuevas experiencias y resiliencia. “Estoy contento, feliz, tratando de ahorrar lo máximo posible porque a pesar de que la comida y el hospedaje es barato, andar en moto tiene su costo. Voy bien, motivado. De repente el ánimo baja un poco, pero hay que seguir, no hay excusas”, cuenta.

Tras dejar atrás Máncora, Perú, donde aprovechó de disfrutar las maravillas de la ciudad paradisíaca, Luis emprendió rumbo hacia Guayaquil, Ecuador. Y según su itinerario inicial, el viaje debería seguir por Manta, Esmeraldas, Pasto, Cali, Bogotá y Cartagena, aunque esto podría variar conforme a la situación climática.

Comodidades a bajo costo

Una de las cosas que más le ha llamado la atención a Luis Amenábar en su viaje han sido las ricas preparaciones a bajo costo. “Si bien en Bolivia no es muy buena es barata, pero en Perú es deliciosa. Generalmente voy a comer a los mercados y picadas y me han tocado lugares muy buenos a precios insólitos”, señala.

En cuanto al alojamiento, indica que “también es muy barato. Estoy hablando de entre dos a ocho mil pesos por noche, lo que incluye agua caliente y en algunos casos pieza y baño privado. Nunca he pagado más de 10 mil pesos por dormir en un lugar. Otras veces he armado mi carpa, lo que es aún más barato”.

El joven coquimbano, quien a través de sus redes sociales (Fan page: Arriero4x4) ha plasmado las distintas costumbres, paisajes y aventuras que ha vivido en cada uno de los países visitados, confiesa estar muy agradecido del recibimiento de sus hermanos latinoamericanos, quienes lo han ayudado en momentos difíciles.

“En Argentina fueron un 7,0, la gente es muy amable, no te conoce y te tiende una mano siempre. En Bolivia la gente es más reacia a conversar, a salir en imágenes, se esconden. En Perú la gente es súper correcta. Cuando estás en problemas siempre hay alguien por ahí que te puede tender una mano”, detalla.

Complicaciones

Pero como no todo es color de rosa, los peores dolores de cabeza se los ha generado su fiel compañera: su moto. Y es que llegando a San Miguel de Tucumán en Argentina, la motocicleta presentó fallas, lo que responde a la cantidad de kilómetros recorridos. Afortunadamente el inconveniente se solucionó en un par de días.

“Por suerte la red de apoyo apareció, no sé de donde, pero la gente se portó excelente. Estuve alojando en la casa de un profesor que no conocía y también me prestaron repuestos. Ahora estoy cruzando los dedos para que la moto aguante el camino hacia Ecuador”, relata Amenábar a nuestro medio.

Sobre los desperfectos sufridos por el vehículo, precisa que “han sido dos inconvenientes, uno me falló el sistema eléctrico que ya lo arreglé y después la bomba de embriague, no podía pasar cambios, tuve que andar más de 500 kilómetros pasando cambios de oído. Ahora estoy preocupado por la cadena, llegando a Ecuador pretendo cambiar esa pieza”. 6001i

Recomendación para viajeros

Horas antes de emprender su viaje, Luis Amenábar entregó recomendaciones para las almas aventureras en conversación con El Día. En la oportunidad, aconsejó que “si es que no estás convencido y no tienes realmente las ganas de hacer un viaje de este tipo, no lo hagas. Lo otro es conocer tus límites, saber hasta dónde puedes llegar, hasta dónde puedes arriesgarte”.

Agregando que es necesario conocer la ruta y tener noción básica del escenario al que te enfrentas. “Alguna vez en la universidad hice montañismo, sé lo que es acampar en una montaña y no es juego en esta época, así que los que no lo han hecho es mejor que lo piensen y adquieran el conocimiento”.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X