• Para Jadranka y Cristian los países del sudeste asiático son muy ricos en cultura y distintos a Chile en muchos ámbitos. Foto en Tailandia.
  • Aunque el pasaje es lo más costoso, la pareja señala que esa zona del mundo es barata en estadía, transporte y comidas. El presupuesto diario que manejan es de aproximadamente 30 dólares (unos 18 mil pesos). Imagen en una carretera de Filipinas.
Crédito fotografía: 
Cedidas
Lo que comenzó como un interés en común al que solo accedían en temporada de vacaciones, se convirtió en un estilo de vida de dos profesionales provenientes de la región de Coquimbo. Jadranka y Cristián se toman muy en serio eso de ser “ciudadanos del mundo” y disfrutan sin complejos ni excusas la experiencia de viajar. 

Son las 10:00 de la mañana en Chile, pero en Filipinas son las 9:00 de la noche. Con 11 horas de diferencia entablamos conversación vía Whatsapp con Jadranka Gladic y Cristian Andrés Pérez, jóvenes de Coquimbo que planificaron y ahorraron por más de un año para lograr un sueño: viajar 365 días por varios países del sudeste de Asia, conocer más a fondo la cultura de los habitantes de esa zona del mundo y hacer amistades con otros viajeros en la misma ruta.

Sus voces no esconden la emoción de semejante aventura. Y es que hace cinco meses emprendieron ese viaje que implicó renunciar a sus trabajos como profesores y vender “hasta los tenedores” de su casa. Aseguran que ha valido el esfuerzo, pues estuvieron en Tailandia por un mes, en Laos y Camboya por tres semanas en cada país,  en Vietnam dos meses y ahora se encuentran en Filipinas.

Jadranka tiene 30 años y Cristian 32 –él nació en Calama-. Ambos son profesores  de castellano y filosofía egresados de la Universidad de La Serena. Hace una década que son pareja y actualmente viven juntos en Valparaíso, ciudad en la que estudiaron su magister, ella en lingüística y él en literatura hispánica. A Coquimbo viajan seguido, pues toda la familia de la joven vive en la región.

UN PUNTO DE ENCUENTRO

Para esta pareja el entusiasmo por los viajes es un punto en común que les ha permitido conocer casi todos los países de América del Sur,-excepto Venezuela y Paraguay-, durante las vacaciones de verano.

También han visitado naciones europeas como Francia, -donde Cristian dio clases de español en 2010-, a Croacia, -para buscar los orígenes de Jadranka- y a Venecia de paseo.

“A partir de estos viajes surgió la idea de continuar porque nos dábamos cuenta que una semana o dos de las vacaciones de verano no eran suficientes. Lo que se conoce es realmente poco porque uno va como un turista prototipo y visita los lugares más turísticos, pero luego surge la necesidad de conocer otras cosas”, dice Cristian.  

Tras la experiencia de varios amigos que habían hecho el mismo viaje, además de ver en programas de televisión las bondades del sudeste asiático, la pareja decidió a principios de 2016 organizar su propia travesía y compraron los pasajes desde Santiago a Bangkok, capital de Tailandia, en agosto de ese año.

“Comenzamos a juntar dinero y a planear todo, yo estaba estudiando, haciendo mi magister y debía terminarlo para irnos sin ningún problema, Jadranka estaba trabajando, por lo tanto teníamos que ser bastante sistemáticos y ordenados.  También organizamos nuestra unión civil antes del viaje”, rememora el joven.

Dicha planificación implicaba salir de todas las cosas que tenían para poder juntar dinero y mantenerse durante el viaje. Jadranka asegura que lo vendieron todo. “Vendimos desde nuestro carro hasta los tenedores de la casa y con lo que pudimos reunir nos vinimos a viajar”.

Actualmente, la pareja piensa quedarse un mes en Filipinas para luego ir a Singapur, donde solo pasarán algunos días por ser un país muy costoso. Posteriormente viajarán a Malasia por un mes, a Indonesia por otro mes, para después pasar por Nepal y la India, donde culminará el viaje.

El sudeste asiático está lleno de maravillas naturales y arquitectónicas.

 

LO QUE MÁS VALORAN

Los nuevos amigos, la cultura tan distinta y el poder practicar inglés es lo que a juicio de Jadranka y Cristian resulta más gratificante en un viaje de este tipo. 

También reconocen que desde el primer momento vivieron el impacto de ir a lugares tan lejanos a su hogar, como cuando pasaron por el aeropuerto de Etiopía, país donde el avión hizo escala. “fue una experiencia muy distinta a lo que uno está acostumbrado a ver”, comenta Cristian.

Al llegar a Bangkok fue el caos según cuenta el joven, pues son famosas unas motos de tres ruedas llamadas ‘tuk-tuk’ que son manejadas por conductores muy insistentes  en trasladar a los turistas. “También hay mucha comida callejera, es barato y rico comer”, señala.

Destacan la arquitectura tan particular que tienen en común los países del sudeste asiático, donde se predican muchas religiones, -especialmente el budismo-, y en los que hay numerosos templos porque la gente es muy devota.

Además indican lo enriquecedor que ha sido aprender más de esa cultura desde lo cotidiano, prestando atención a cómo andan por las calles, cómo hablan y cómo se tratan entre ellos.

“Uno aprende bastantes cosas y eso te hace abrir la mente, porque si bien nosotros nos considerábamos bastante liberales, uno aprende a valorar otras cosas y a ser tolerante con otras personas y culturas”, confiesa Cristian.

LA TORRE DE BABEL

Por otra parte, la posibilidad de conocer personas de diversos países es una de las oportunidades  que estos viajeros han sabido apreciar.

“Una de las cosas más gratificantes es conocer viajeros (…)  te damos un ejemplo; para cruzar de Tailandia a Laos hay que tomar un bote por dos días y allí conocimos a un español, a una canadiense-japonesa, a una china, a una pareja de alemanes, a una pareja de ingleses y a una coreana. Todos nos sentamos juntos y compartimos durante el viaje, Hablábamos todos los idiomas, era como una ‘Torre de Babel’.

También valoran el poder practicar inglés, idioma que manejaban en un nivel básico. “Es increíble cómo uno va a aprendiendo, porque para conocer y hablar con estas personas la lengua en común es el inglés. En el día a día te vas desenvolviendo, podemos comunicarnos y transmitir experiencias con otros viajeros en inglés”, explica Cristian.

En cinco meses de viaje, Cristian y Jadranka han podido compartir con personas de otros lados del
mundo e incluso intercambiaron contactos para en un futuro visitarlos en sus países de origen. 

 

Y LO COMPLICADO

Tanto Jadranka como Cristian admiten que viajar al sudeste asiático supone un choque cultural fuerte. La adaptación de los primeros días fue crucial, pues además de tener que adaptarse al clima, debieron manejar nuevas monedas, probar diferentes comidas y enfrentarse a idiomas totalmente distintos.  

“Cuando nosotros llegamos a Bangok hacía un calor insoportable que piensas que no vas a poder aguantar. Sumado a eso, teníamos que pagar con otras monedas y estar revisando los precios. La comida además es súper picante y por supuesto que el idioma se debe tomar en cuenta”, dice Jadranka.

Igualmente, algunas cosas fuera de lo común para la cultura occidental les ha llamado la atención.

“Que por un lado a mí como mujer me hicieran entrar a los templos o a distintas partes cubierta completa, pero que en otras zonas de Bangkok vieras centros comerciales dedicados a la prostitución (…) o por ejemplo en Vietnam íbamos por una una calle que no es turística y vimos 200 perros asados completos. En Chile eso sería impensado, pero en esta cultura es totalmente normal”, comenta la joven.  

EL REGRESO A CHILE

Aunque aún les falta la mitad del viaje, Jadranka y Cristian tienen claro que regresarán a Chile. Por el momento no tienen fecha específica, porque su plan puede extenderse o acortarse dependiendo del dinero disponible.

“Queremos regresar, pero siempre el ´bichito´ de viajar es muy fuerte. Por eso seguramente volveremos a juntar plata para seguir viajando. Tenemos pensando viajar a China, hacer el recorrido en el Transiberiano, conocer otros países de Europa, o incluso viajar por Chile mismo. Donde sea, siempre hay algo que conocer y que descubrir”, sostiene Jadranka.

La pareja también sabe que el regreso no será fácil y probablemente les cueste comenzar de nuevo, sin embargo no se arrepienten de nada.

“Estas decisiones te enriquecen como persona. Hay que atreverse y desprenderse de las cosas materiales, eso no puede ser un problema ni una dificultad para viajar”, acota la joven.

Asimismo comentan que no es necesario salir del país para conocer lugares maravillosos, e hicieron hincapié en todo lo que tiene para ofrecer la región de Coquimbo, una zona que se dedicaron a recorrer en auto antes de su viaje por Asia.  

“La encontramos interesante y bonita, con lugares poco turísticos, gente amable, con mucha historia, cosas muy lindas. Así que a las personas que tienen ganas de viajar les decimos que tienen una región maravillosa por conocer”, manifestaron.

En uno de los paseos por Camboya

CONSEJOS PARA VIAJEROS

Cristian: “Nosotros también tuvimos dudas al principio. Llevábamos un par de años viviendo juntos, nos conocimos en la U y los amigos de nuestro círculo más cercano  ya estaban casados, tenían hijos, se habían comprado casa, tenían auto, es decir una vida armada totalmente.

Por eso nos hacíamos preguntas cuando intentábamos planificar, porque habíamos postergado bastantes cosas, pero uno de los argumentos que nos dimos fue hacer este viaje largo.

Las personas son diversas, tienen distintos gustos, ideas, comportamientos y costumbres. Por lo tanto, viajar no es para el todo el mundo. Conocemos personas que ganan mucho dinero y que no les gusta subirse a un avión, entonces el poder viajar no tiene que ver con la plata sino con el gusto.

"Para esas personas que tienen nuestra misma edad, son similares a nosotros y tienen miedo de viajar, les decimos que los miedos están ahí pero se tiene que enfrentar o van a seguir siendo miedos; los sueños tienen que concretarse o sino van a seguir siendo sueños, por lo tanto es súper importante atreverse primero, tener la idea, pescar el computador y comprar los pasajes (…) Hay que concretarlo…ese es el consejo”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X