• Foto: Ricardo General.
Tras haber presentado primero su obra en Argentina, donde obtuvo un valioso premio, Esteban Herskovits trae a La Serena “El Árbol de Ko” este viernes y sábado

Es un montaje que encanta al público infantil por la riqueza de sus imágenes, pero que también atrapa a los adultos con la historia. Hablamos de “El Árbol de Ko”, de la compañía Avuelopájaro, co-producción chilena-argentina que pone en escena la narración de cuentos y los títeres. Bajo la dirección del trasandino Manuel Mansilla, la actuación corre por cuenta del titiritero regional Esteban Herskovits, quien primero se lució con este espectáculo en el vecino país.

“Llevo bastante tiempo difundiendo el teatro de títeres, con un festival que tenemos acá que es el Liebretortuga, en verano. Hacemos bastantes encuentros también. Somos los que hemos generado el movimiento de los títeres y de los cuentacuentos en la región, gente que vive de este oficio. No nos dedicamos a otra cosa, aunque yo también hago clases en la universidad”, contó Esteban Herskovits.

Respecto a cómo se gestó el montaje, explicó que “este año comencé un trabajo de creación de obras. Convoqué a un amigo, que es un titiritero argentino, Manuel Mansilla, para que me dirigiera en este trabajo solista, con alrededor de 12 títeres en escena, que los construyo yo mismo. Mi compañía es Avuelopájaro”, consignó Esteban.

“Empezamos a trabajar virtualmente, luego él vino a Chile, después me fui a Argentina y posteriormente estrenamos allá el trabajo. Hicimos una pequeña temporada en Buenos Aires, en varios teatros, durante septiembre. Y ahora la mostraremos en la región. Será estrenada en La Serena el 2 y 3 de diciembre, a las 18:00 horas, en el Teatro Centenario”, indicó. Las entradas para cada función cuestan $2.000 y Herskovits destacó que es para todo espectador.

En la obra aparecen un niño llamado Ko y su abuela. El público podrá conocer la manera antigua de transmitir las enseñanzas. Un árbol nacerá donde la abuela termina su camino: subir al árbol será como estar en sus brazos. Todas las historias van y vienen, sólo necesitan alguien que quiera escucharlas: el último guerrero de una tribu, un chupacabras perseguido, un cocodrilo hambriento y una gallina perdida son parte de las historias.  Abundan los peligros, pero también aparecen los amigos.

Este mes, Avuelopájaro ganó el tercer premio Javier Villafañe al otro lado de la cordillera, “que es un premio bastante importante en Argentina. Javier Villafañe es como el padre de los títeres latinoamericano”, explicó Esteban. Sólo hace algunos días se hizo efectiva la entrega del galardón. “Es muy importante no sólo para mí, sino también para los titiriteros chilenos, es un premio al trabajo, a la constancia”, remarcó Herskovits.“Queremos que la gente se entretenga. Y que la obra se pueda mostrar en todas las comunas de la región y también a nivel nacional”, finalizó. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día