• Varias actividades están realizando en la zona Betina y Christian
    Varias actividades están realizando en la zona Betina y Christian
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
La argentina Betina Feldman, junto al alemán Christian Schalling, desarrollan el proyecto internacional “Sanando la Pachamama”, que consiste en varias terapias, talleres y conversatorios

En el año 2004, un barco de carga trajo su casa rodante desde Alemania. Luego que atravesara el Atlántico, este colorido medio de transporte avanzó sus primeros kilómetros en Buenos Aires, Argentina. Hoy en día, después de pasar por varios países, se encuentran en la Región de Coquimbo.

Es el hogar de los terapeutas Betina Feldman (Argentina) y Christian Schalling (Alemania), quienes dedican sus vidas a desarrollar un proyecto internacional llamado “Sanando la Pachamama”. Ellos justamente ofrecen a la comunidad sanaciones, terapias liberacionales, charlas de salud holística y sesiones grupales de sonidos sanadores, entre otros.

“Creo que estamos viviendo una etapa en nuestro planeta en que hay que hacer algo por la Tierra. Estamos sofocados de basura, la naturaleza nos lo está dando a entender por medio de terremotos, lluvias, todo lo que está pasando. Entonces, yo creo que es necesario tener estas pequeñas iniciativas. Obviamente no vamos a cambiar el planeta entero, pero se va generando conciencia. Si todos colaboramos un poquito, se puede empezar a hacer un mundo mejor”, sostuvo Betina.

Por su parte, Christian también opinó que “uno tiene que andar paso a paso. Pero con nuestros corazones, con mucho amor, brindamos nuestras medicinas a la gente. Así, lentamente, creo que se puede cambiar algo”. Desde la semana pasada, han estado realizando talleres en la zona, que continuarán en los próximos días.

Mientras siguen en eso, dejan estacionado su “hogar”. Puede cambiar la ciudad, el país, pero no el lugar en que habitan. “Hace 15 años que vivimos en la casa rodante y es una experiencia interesante. Es una forma de vivir fuera de lo común”, contó Betina. Su pareja agregó que “hemos visitado mucha gente con nuestro trabajo, recorriendo miles de kilómetros, con demasiadas experiencias. Es una vida muy especial, nunca se aburre uno porque pasan cosas constantemente, es una aventura”.

Y si hay algo constante en ese viaje, son las ganas de reír y ser optimista. “Hacemos una oferta de terapia de humor, nos hace falta reírnos. También retomamos las visitas de clown terapéutico, que habíamos traído en el 2006 a La Serena”, consignó Betina. En tanto, Christian agregó con seguridad y convicción que “la risa es la mejor medicina”.

Respecto a sus talleres, como la terapia vibracional, explicaron que “usamos un cuenco tibetano, sale una vibración que tiene muchos beneficios para el ser humano. Se cambia mucho en el cerebro sólo con el sonido. Es un instrumento muy fuerte para generar armonía en la gente”.

Este viernes 14 de julio, a las 19:15 horas, realizarán una sesión de sonidos sanadores en Terral Hotel & Spa de Vicuña. En tanto, el sábado 22 de julio, a las 15:00 horas, habrá un taller de humor en Mamakilla La Serena, en calle Miguel Aguirre Perry 1801. Más información en el Facebook Espacio Holístico AUM.

Contacto  

En el sector del Espejo de Agua se han estacionado en los últimos días Betina y Christian. Permanecerán un tiempo más en la Región de Coquimbo, ya que todavía tienen actividades pendientes. Aparte de las terapias, ellos igual hacen números personificando a los payasos Kika y Toto. Se les puede ubicar al celular 9 93049329. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X