• El piscinazo fue suspendido. Foto: Twitter
  • Foto: Twitter
Una protesta de los miembros del campamento "Felipe Camiroaga" retrasó este evento, por más de una hora, por lo que la organización decidió reprogramar la actividad.

Desde las 12:30 horas aproximadamente un grupo considerable de manifestantes pertenecientes al campamento "Felipe Camiroaga" se mantiene a las afueras del Hotel O´ Higgins, en la previa del piscinazo de Kika Silva, quien fue elegida reina del Festival de Viña del Mar en su versión 2017.

Los que protestan piden hablar con la alcaldesa Virginia Reginato, para pedirle una solución sobre la falta de servicios básicos, especialmente el suministro eléctrico en el sector Forestal Alto, ubicado en los cerros de Viña del Mar.

Varios manifestantes a través de los medios de televisión, expresaron que a ellos no les interesa ese tipo de eventos, porque "ya llevan dos años esperando verdaderas soluciones a los problemas de luz, agua y alcantarillado".

De acuerdo con información del portal Ahora Noticias, esta situación obligó a retrasar el tradicional psicinazo, sin embargo, a última hora decidieron suspender el evento y reprogramarlo para mañana domingo.

Razones de seguridad 

Es la primera vez en la historia del festival que se suspende el piscinazo de la reina. Los manifestantes tiraron piedras al hotel y objetos contundentes cayeron dentro de la piscina. 

El director del diario La Cuarta, medio de comunicación organizador de la actividad, constató que la psicina estaba llena de piedras y vidrios que podrían lastimar a Kika Silva, además, la situación podría extenderse y representar un peligro para el personal periodístico acreditado.

"Entre 50 y 60 personas se mantienen a las afueras del hotel, y preferimos suspender el evento, esperando que mañana haya más seguridad", señaló a los medios de comunicación.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X