• Foto: Gentileza Chilevisión
  • Foto: Gentileza Chilevisión
  • Foto: Gentileza Chilevisión
  • Foto: Gentileza Chilevisión
  • Foto: Gentileza Chilevisión
La última noche de festival fue, sin lugar a dudas, la más emblemática de lo que fue el certamen viñamarino, y no precisamente por la calidad vocal de artistas como J Balvin, Márama o Lali, sino que por la gran presentación que hizo Mon Laferte.

La cantautora chilena Mon Laferte logró lo que ningún otro artista había logrado desde la presentación de José Luis “El puma” Rodríguez. La ovación de un público que desde la primera canción coreó a todo pulmón la entrega de la gaviota de plata. Tanto así, que los animadores tuvieron que interrumpir el show para poder hacer entrega de este galardón.

Tras una presentación de 50 minutos, Mon se llevó todo el cariño del público, por medio de la entrega de la gaviota de oro. Pero esto no fue todo, algo inédito sucedió en medio de su show, la Quinta Vergara completa coreaba en un emocionante grito “platino, platino”, pidiendo el reconocimiento máximo para una artista que cautivó con un gran desplante escénico y una técnica vocal realmente incomparable.

Durante toda la semana los medios especularon que el “monstruo” estaba dormido, sin embargo, luego de la presentación de la ex “chica rojo”, el temido monstruo despertó, generando la incomodidad de los animadores Carolina de Moras y Rafael Araneda. Con el fin de la presentación de MonLaferte, los animadores anunciaron la tanda comercial para la transmisión, pero el público asistente siguió pidiendo a gritos el galardón, incluyendo una pifiadera monumental que duró cerca de 35 minutos. 

Mientras el público se encontraba enojado, en televisión se anunciaba al ganador de la competencia internacional, luego de que el grupo chileno “Trifussa” –ganador de la competencia folclórica- hiciera una presentación que pasó sin mayor gloria. En este momento se generó la otra gran polémica de la noche. El día anterior la representante de Cuba había cambiado la letra de la canción con la cual se presentó al concurso, por lo que Mario Domm –presidente del jurado- tuvo que salir a explicar la situación. En ese instante, el “monstruo” estaba más efervescente que nunca, por lo que al vocalista de “Camila” le costó salir del paso, debía anunciar que Danay Suárez ganaría “gaviota de la inspiración”, lo que le permitía obtener la gaviota de plata y un premio de 30 mil dólares. En ese incómodo momento, Domm pronunció unas palabras de apoyo al público y de paso una alusión directa a la cantante española Isabel Pantoja, “qué bonito es ver cómo la gente en Viña del Mar se expresa… se escucha como Chile está inconforme, yo también lo estoy. Es bien triste ver como el platino se fue a España con la persona menos humilde que conozco, arriba de un escenario”.

A pesar de sus palabras, la organización del festival decidió no premiar a la artista más ovacionada del certamen, generando la disconformidad inmediata, no solo de la Quinta Vergara, sino también de las redes sociales y de todos quienes se maravillaron con la actuación de MonLaferte.

En la conferencia de cierre se presentaron los animadores y el director del evento, Álex Hernández. En ese momento, se llenaron de palabras de elogio para Monserrat, comparándola incluso con Isabel Pantoja y vaticinando que volvería en gloria y majestad para la jornada de 2019. A pesar de ello, aclararon que no quisieron otorgar doble de oro para evitar sentar un precedente con otros artistas y que de esa forma la prensa no critique a la organización del certamen por la premiación excesiva a los artistas que se presentan en la Quinta Vergara. Además, la prensa especializada se encargó de aclarar que la gaviota de platino es un premio a la trayectoria, la cual se ha otorgado solo dos veces en la historia del festival; primero a Luis Miguel y este año a Isabel Pantoja. Cabe destacar que el platino era originalmente pensado en Juan Gabriel, quien de no haber fallecido en agosto del año pasado, se habría presentado en la versión nº 58 del festival de Viña del Mar. 

A pesar de que el “monstruo” no logró su cometido, la sensación de triunfo para una artista que a pesar de haber sido conocida en Chile, empezó de cero en México; es realmente indiscutible. MonLaferte fue la única capaz de lograr tal ovación. Lo que la corona, sin lugar a dudas, como la triunfadora indiscutida de esta edición del festival y como la más querida por el público chileno

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X