Crédito fotografía: 
José González
La idea de este tipo de instancias es impulsar una alimentación más sana, en la que se incorporen las frutas y verduras de la época, además de cocinar en grupo.

Platos saludables que podrían servir de alternativa a las tradicionales opciones navideñas fueron preparados por un amplio grupo de personas convocadas a participar en la clínica gastronómica instalada este sábado en las cocinas del Inacap La Serena, en la que se le dio prioridad a los productos locales y a las frutas o verduras de estación. 

En la actividad participaron funcionarios del instituto de educación superior, sus hijos, y representantes de los medios de comunicación en la zona. A cada grupo le asignaron recetas diferentes, con especial énfasis en los productos de mar, postres saludables y acompañamientos de vegetales.

APRENDER CON PRODUCTOS DE LA ZONA

Silvia Torres, una de las asistentes, señaló que la clínica gastronómica fue muy entretenida. 

“Aprendimos también sobre higiene en la cocina, cómo separar los ingredientes, lo que es el ‘Mise en place’ (Disponer de los elementos necesarios para el trabajo), cómo se cocinan los diferentes productos para que conserven su textura, sabor, o color, y además preparamos cosas que normalmente no hacemos en casa, lo que me sorprendió gratamente.

Por su parte, Jovana Slam, otra funcionaria que participó, destacó que el uso de productos de la zona es muy positivo. 

“Hacer cosas nuevas fuera de lo habitual del trabajo es también una oportunidad de poder prepararse para lo que viene en navidad y año nuevo. Nosotros hicimos  un chupe de jaiba, camarones apanados, acompañados de otros platos  y postres. Me contenta que sea con productos de la región, porque yo trabajo en un proyecto que rescata los productos gastronómicos de la zona, siempre he intentado  preferir los pescados o mariscos de acá, que son más frescos. También hay que atreverse con nuevas recetas. 

PRIORIDAD A LA COMIDA SANA

Celeste Cifuentes, representante de Frutline, empresa dedicada al reparto de frutas y verduras en La Serena y Coquimbo, indicó que como parte de una nueva alianza con el recinto educativo, realizaron tres talleres en paralelo.

“Queríamos dar ideas saludables para navidad porque no es solamente que en esta época se pueda comer un asado o pavo, también se pueden hacer preparaciones de bajo costo con productos más ricos y sanos.  Todos los mariscos y carnes son de la región, así como los vegetales, que los recibimos frescos todos los días”, acotó. 

Por otra parte, las frutas de estación provienen del sur de Chile, específicamente de Lo Valledor, uno de los mercados Hortofrutícolas más grandes del país. 

Miguel Ángel Provoste, director de las carreras hotelería, turismo y gastronomía del Inacap, explicó que este tipo de talleres en realidad se convierten en una invitación para que las personas se animen a cocinar de manera sana. 

“Los seres humanos somos de frutas y verduras. De repente apareció el fuego y comenzamos a comer carnes asadas y nos olvidamos que nuestro cuerpo está hecho para comer más vegetales que carnes, por eso es importante incorporarlo todo en nuestras preparaciones”, apuntó. 

LAS PREPARACIONES

Mientras un grupo se dedicó a recetas como el cerdo relleno, y algunos se sorprendieron con lo sencillo del proceso para preparar el chupe de jaiba, los más pequeños ,convertidos en cocineros por un día, se divirtieron creando galletas de jengibre, con decoraciones alusivas a la navidad y acompañadas de frutas de estación. 

En el caso de los representantes de los medios de comunicación, se dividieron las tareas para preparar un menú saludable basado en locos y ostiones de la zona, más pebre de manzanas y pepinos decorados con ensalada fresca y dressing de cerezas con yogurt natural, como entrada. 

El plato principal fue un Mil hojas de zapallo camote y peras, acompañados de papillote de vegetales frescos y reineta pochada en caldo corto y salsa de zanahoria con miel, mientras que el postre fue un pie con crema de betarraga, acompañado de frutillas con pimienta verde, más miel, lavanda y helado de la casa. 

Una vez terminada la preparación, el chef  Provoste destacó que el trabajo de cocina es muy vocacional, y aunque requiere de dedicación, orden y sacrificio, siempre existen recompensas al preparar comidas diferentes y sencillas que luego se convierten en instancias para compartir. 

Además quedó abierta la posibilidad de realizar más adelante este tipo de talleres que, dependiendo de la época del año, estarán destinados otros grupos de personas, para impulsar un estilo de vida más saludable a través de la comida y además promover el uso de productos locales. 6101i

Pie de Betarraga

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X