Crédito fotografía: 
Facebook
En conversación con El Día, el comediante nacional promete un show inolvidable en el certamen serenense que tendrá lugar el próximo 2 y 3 de febrero en el Faro Monumental. Además, se refiere a su regreso al Festival de Viña luego de su galardonada presentación en 2008.

A sólo días de su confirmación a una nueva edición del Festival de La Serena, el humorista nacional Stefan Kramer fue anunciado como una de las grandes sorpresas para el Festival de Viña del Mar 2018, hecho que marca su retorno al escenario de la Quinta Vergara después de 10 años de su exitosa presentación.

Si bien la noticia ha marcado la pauta de reconocidos medios nacionales, el fenómeno Kramer pisará terreno regional antes de su esperado show en el certamen viñamarino. En conversación con El Día, el imitador de más de 65 voces de personajes del medio local e internacional, expreso profunda satisfacción respecto al espectáculo que brindará el próximo 2 de febrero en el Faro Monumental de la capital regional.

“Las sensaciones son de mucho respeto y cariño por el público. Intentaré dar lo mejor de mí para que la gente quede feliz y contenta. Espero que sea una noche inolvidable”, señaló Kramer, destacando que “todo lo que ocurra antes del Festival de Viña será muy importante y en este caso La Serena será testigo de ese viaje. Espero realmente que les guste lo que estoy proponiendo hoy”.

Sobre la rutina que mostrará en el tradicional evento serenense, que también contará con el talento de la cantante nacional María José Quintanilla, cuenta que “la novedad pasa por la historia y por la identificación que se puede generar. Sé que de mí se esperan imitaciones, que por supuesto estarán, pero la mezcla de estilos puede que sea más llamativa, a través de la música en vivo, pantallas e iluminación”.

El ex rostro de TVN adelantó que interpretaciones como Ricky Martin, Daddy Yankee y Luis Fonsi serán parte de su trabajada rutina, la que también recorrerá pasajes de la internacionalización de su carrera, haciendo mención a su visita  a la TV de Estados Unidos de la mano de Don Francisco, y al nacimiento de su cuarto hijo, junto a su esposa Paloma Soto.

FACTOR VIÑA. La segunda noche del Festival de Viña del Mar 2008 se transformó en uno de los hitos más importantes en la trayectoria de Stefan Kramer, quedando en la retina de cientos de chilenos que ovacionaron su actuación durante casi 90 minutos. Con dos antorchas y una gaviota bajo el brazo, se retiró del escenario alcanzando 60 puntos de rating, convirtiéndose en el comediante más codiciado de la época.

Luego de varios años recibiendo invitaciones para ser nuevamente parte del evento, las que habían sido rechazadas, el imitador y locutor radial decidió aceptar en esta oportunidad, revelando que su mayor desafío será “mostrar quien soy hoy en día, actuar sin maquillaje, que la gente se identifique con la historia y quizás lo más importante es seguir arriesgando”.

Según dice, la idea es dar a conocer que durante este periodo, “he estado trabajando duro intentando evolucionar y si el público lo nota, para mí será un lindo triunfo”.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X