Crédito fotografía: 
Janina Guerrero
Si bien el microbus sigue estacionado en pleno centro de la ciudad, un familiar del administrador le cedió un lugar en el local 171 del tradicional mercado serenense.

Cuando se dio a conocer que la Biblioteca Móvil, que por largo tiempo se situó en la esquina de Eduardo de la Barra con Balmaceda, no podría continuar ofreciendo su oferta de libros, ya que el municipio no le renovó el permiso para poder funcionar, hubo molestia de parte de las personas que veían con buenos ojos esta iniciativa, lo que quedó retratado en los comentarios de parte de los lectores de la página web de diario El Día, que no compartieron esta determinación.

Sin embargo, para sorpresa de quienes circulaban durante la mañana de ayer lunes por el centro de la ciudad fue el letrero situado justamente en el lugar donde se halla esta biblioteca itinerante, donde se entregaban luces respecto de su situación actual.

“Librería La Micro atenderá momentáneamente en La Recova, Local 171”, se recalcó en el improvisado letrero.

En efecto, alertados por esta situación, es que diario El Día se dirigió hasta el tradicional mercado serenense, donde pudimos comprobar que efectivamente estaban ahí funcionando, aunque de forma netamente temporal,  a la espera de que su situación se vaya regularizando o se puedan buscar acuerdos en torno a esta polémica.

Por cierto, buscamos a Wilfredo Contreras, administrador de este espacio, quien nos comentó que se ubicaron en la Recova ya que el local antes mencionado corresponde a un familiar que le cedió algunos metros para que coloquen sus libros. “Insistimos, creo que no hacemos ningún daño a la ciudad.

LEA TAMBIÉN: Biblioteca móvil de La Serena dice adiós

Al contrario, atraemos turistas y somos un aporte. Un familiar me cedió un espacio, porque no puedo quedarme de brazos cruzados, ya que se trata de mi fuente de trabajo. La niña que trabaja conmigo también está en una situación complicada”, insistió.

Respecto a la queja que manifiesta el municipio, sobre que el dueño de esta biblioteca móvil no se presente para realizar un eventual traspaso de la propiedad, Contreras argumentó que “la condición de salud de esta persona le impide viajar desde Santiago, ya que él no es autovalente. No es que yo quiera hacer las cosas escondida, siempre lo he hecho con la venia de él”, recalcó.

Se señaló que el próximo miércoles este tema sería planteado en sesión del Concejo Comunal, por parte de diversos concejales, que están a favor de la biblioteca itinerante.

LA FRASE

“No puedo quedarme de brazos cruzados, ya que se trata de mi fuente de trabajo” Wilfredo Contreras, administrador de la Librería la Micro

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X