Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
Empresas del comercio establecido destacan la compra de artículos deportivos, videojuegos y juguetería, específicamente muñecas y autos radiocontrolados. También se refieren a la nueva manera de hacer compras navideñas

Se acerca la Navidad y con ello aumenta la afluencia de público en los centros comerciales de la región de Coquimbo. A dos semanas de la celebración de nochebuena, los padres buscan incansablemente el mejor regalo para sus hijos, ya sea un obsequio simbólico, manual o material.

Al igual que todos los años, los gustos son diversos y la oferta cada vez más amplia. Sin embargo, empresas del comercio establecido destacan la compra de artículos deportivos, videojuegos y juguetería, específicamente muñecas y autos radiocontrolados.

En conversación con El Día, Verónica Labarca, subgerente comercial de Ripley, cuenta que si bien el boom del año pasado fueron los patines “Soy Luna”, este año lo más codiciado han sido los juguetes de la gama “Polly Pocket”, línea que también ha sorprendido con su versión sobre ruedas.

“Si bien ha bajado la densidad respecto al patín, sigue siendo uno de los regalos preferidos. También tenemos la “Muñeca Sorpresa LOL” que cada vez que llega se agota el mismo día, los padres están pendientes para su reserva. Es como una interpretación del Kinder Sorpresa y tiene un valor de 12 mil pesos aproximadamente”, comenta.

Al mismo tiempo, Juan Carlos Vargas, jefe de tienda de Abcdin destaca las altas ventas que han tenido en telefonía, gracias a sus ofertas impacto, y en la línea de juguetería con sus promociones 2x1. “A partir de la segunda quincena de noviembre ha venido mucha gente, quienes han arrasado con los productos, principalmente colegios y juntas de vecinos”, detalla.

Y tal como es tradición, existe un regalo que nunca falla, artículo que se encuentra entre las preferencias obligadas de los usuarios. Estamos hablando de la bicicleta, un amor que nunca acaba y que refleja la viva tendencia de promover la actividad física, deporte al aire libre y un estilo de vida outdoor.

Así lo explica Mariana González, quien le regalará una bicicleta a su marido e hijo para esta Navidad, porque “me interesa que desarrollen otro tipo de habilidades y se conecten como familia a través del deporte. No me gusta cuando se encierran en cuatro paredes frente a una pantalla, así que me parece que es la mejor opción”.

EL NIÑO ELIGE

¿Se ha perdido la magia navideña? Con el paso del tiempo la creencia en el “Viejito Pascuero” cada vez es más difusa y es que la nueva generación parece estar más despierta ante cualquier creencia. Este fenómeno ha quedado en evidencia en la forma que tienen las familias de realizar las compras navideñas. Ya no esconden los regalos en casa de un ser querido, hoy van juntos a sus hijos a elegir el regalo.

Según cuenta Verónica Labarca, “padres e hijos vienen en conjunto y el cliente llega solo cuando tenemos ofertas puntuales. Por lo general, de viernes a domingo, viene de paseo de familia a la juguetería para hacerse una idea de lo que le gusta al pequeño, y en la semana regresa para comprarlo”.

Situación que coincide con lo dicho por Juan Carlos Vargas, quien dice que “vienen los padres a cotizar junto a los niños, y son ellos los que eligen los regalos. Después regresan los padres y compran lo solicitado. Es una manera diferente a la tradicional”.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X