Crédito fotografía: 
El Día
Baños insalubres, publicidad engañosa y malas condiciones de seguridad son las principales acusaciones en contra de dos eventos multitudinarios que dieron una amarga bienvenida al 2018 en la región de Coquimbo. Desde el Sernac invitan a los afectados a denunciar las irregularidades para iniciar la investigación correspondiente.

Una vez más las fiestas masivas no pasaron la prueba. Pese a que desde su existencia han sido blancos de críticas, la gente sigue optando por ellas para dar la bienvenida a un nuevo año. Este 2018 la historia se repitió con dos eventos multitudinarios de la región de Coquimbo, se trata de “Amnesia” y Euforia”, los que han recibido una gran cantidad de reclamos en redes sociales.

Leer también: Pirotecnia y fiestas masivas darán la bienvenida al 2018 en La Serena y Coquimbo

Una noche bastante amarga vivieron los asistentes de “Amnesia”, fiesta que se realizó en el emblemático Espacio Peñuelas de Coquimbo, al constatar que la celebración no cumplía con prácticamente nada de lo ofertado. Según testimonios y fotografías recabados por El Día, el evento carecía de un escenario en 360 y una barra libre de 100 metros, como se promocionaba en los afiches.

Como un verdadero desastre define Ricardo Bascuñán la apuesta capitalina de Lidera Producciones. “Al llegar a la fiesta lo primero que vi fue el escenario en una parte techada, donde supuestamente debía estar el sector VIP y electrónico. Además de no cumplir con las especificaciones técnicas, tampoco sortearon los pasajes a Mendoza”, cuenta sobre su experiencia.

A eso de las 03:00 de la madrugada se acabó la oferta de alcohol, lo que provocó la molestia de los presentes que comenzaron a exigir la devolución de su dinero. Al respecto, Catalina Aguilera relata que “cuando la gente fue a reclamar no estaba la productora, solo se encontraban los guardias, quienes no tienen nada que ver. Fue un fracaso y decepción total”.

Como si eso fuera poco, el público asistente acusa un cobro extra para utilizar los servicios higiénicos. Aguilera detalla que además de cancelar la entrada general que tenía un valor de 16 mil pesos, “teníamos que pagar una tarifa de $300 para ocupar los baños”, los que tampoco tenían agua potable.

Leer también: Cancelación de festivales: El temor de los productores para invertir en la región

DAÑO MORAL

Uno de los más afectados con el infortunio fue Diego Jiménez, joven de Copiapó que viajó a la zona exclusivamente para asistir a la fiesta “Amnesia”. Con su pareja incurrieron en un gasto aproximado de 50 mil pesos en concepto de pasajes, además de las costas por movilización. 

Jiménez confiesa que tenía una expectativa muy alta de la fiesta, la que se derrumbó apenas ingresó al recinto. “Llegamos alrededor de las 03:00 de la madrugada y fuimos al baño. No tenían agua y estaban en un estado insalubre. Nos encontramos con un galpón de mala muerte con hoyos en el suelo y bastante cochino”, narra.

Sobre el ambiente que se vivía en el lugar, cuenta que “había mucha gente esperando, preguntando y reclamando. Era todo muy tenso, lo que no puede ser porque uno va a una fiesta a pasarla bien y no a preocuparse de cosas externas. Espero que se devuelva la plata porque es publicidad engañosa y es un daño moral”.

Por su parte, Josip Sekul coincide en que el ánimo dentro de la fiesta era “horrible”, argumentando que “esto se armó en función de estafar, no fue una fiesta fallida, fue una estafa de frentón. Uno se programa, se compra ropa y hace gastos superiores a la entrada y al final todo se pierde. Queda una sensación amarga de que fuiste estafado”.

PROMESA INCUMPLIDA

Días previos al evento, El Día conversó con Juan Andrades, productor de Lidera, quien prometió que la celebración no se sumaría a la lista de decepciones festivaleras. Incluso explicó que estos hechos ocurrían por falta de experiencia de algunas productoras, afirmando que no era su caso.

“La idea no es hacer algo estratosférico y no cumplir con lo ofrecido, lo que jamás ha sido nuestra marca”, dijo en la oportunidad. En este sentido, aseguró que la comunidad no se desilusionaría de la fiesta, señalando que “no queremos que la gente vaya y lo pase bien solo una hora, sino que queremos que disfrute hasta el final”.

Sin embargo, horas después de la publicación de esta entrevista, la persona a cargo de la celebración dejó de contestar su teléfono. Hemos intentando comunicarnos con él sin obtener respuesta.

DENUNCIA BANDA REGIONAL

En tanto, la fiesta “Euforia” que se realizó en el centro nocturno Kamanga, en conjunto a la discoteque Kamikaze La Serena, fue objeto de una acusación de estafa por parte de la banda regional Los Pata Negra, quienes se perfilaban como uno de los platos fuertes de la noche.

A través del Fan Page oficial de la agrupación, los músicos señalaron que si bien llegaron a tocar al evento, no pudieron hacerlo porque no existía la amplificación necesaria y tampoco recibieron una explicación de la organización.   

“Lo consideramos una grave falta de respeto con el rubro musical de la región y una estafa para nuestros seguidores. Cabe destacar que durante todo el mes de diciembre se utilizó nuestra imagen como publicidad en diferentes lugares de la ciudad de La Serena y Coquimbo, lo cual es prueba de una publicidad engañosa inaceptable”, detallaba el comunicado.

En la misma línea hicieron un llamado a los asistentes del evento a denunciar la situación con el fin de “generar un precedente y así erradicar de una vez por todo este tipo de malas prácticas”.

En conversación con El Día, “Kike” Valencia, representante legal de Insomnio group, productora de la fiesta, le bajó el perfil a la situación, comentando que “en realidad no sé si la culpa fue mía y tampoco fue de ellos, pero la empresa de sonido que íbamos a contratar no llegó y al no estar la amplificación la banda no podía tocar”.

Según dice, dos días antes de Año Nuevo le informó a Los Pata Negra que “sus peticiones eran muchas y no teníamos los equipos necesarios”.  

RECLAMOS AL SERNAC

Desde la dirección regional del Sernac informaron que hasta el momento se han ingresado nueve reclamos correspondientes a la fiesta “Amnesia”, en relación a los incumplimientos por concepto de publicidad del espectáculo. En este sentido, el llamado es a presentar de manera individual la denuncia con el fin de contabilizar a los afectados.

La directora regional del servicio, Paola Ahumada informó que “este miércoles 03 de enero se oficiará a la empresa para que nos explique cuáles fueron los hechos, cómo sucedieron y de qué manera se va a compensar a los consumidores”.

Sobre la posibilidad de una demanda colectiva, explica que Sernac no ingresa reclamos masivos y que dicha instancia es la última a la cual se recurre, ya que implica un tiempo indeterminado de tramitación, el que incluso puede durar varios años.

Sin embargo, detalla que “si llegamos a un número aproximado de 50 reclamos ingresados, podemos iniciar una mediación colectiva, que es petición extrajudicial donde se busca llegar a un acuerdo con la empresa y es mucho más rápido que un juicio”. 

RESPONSABLE DE DEVOLUCIÓN DE DINERO

¿Contra quién se ingresa la denuncia? La directora regional del Sernac, Paola Ahumada, expone que puede ser tanto a la productora como a la ticketera, que en esta ocasión es PuntoTicket.

Declara que “la responsabilidad de la distribuidora de entradas es netamente haber hecho la venta del evento, mientras que lo comprometido en seguridad, servicios y tramitación de permisos corresponden a la productora”.

Si una persona sólo quiere recuperar su dinero y no le interesa recibir ningún tipo de indemnización, puede ingresar el reclamo contra la ticketera. No obstante, la devolución de las entradas que fueron vendidas por el staff de la fiesta, es responsabilidad de los organizadores.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X