• Son 0,57 kilómetros, entre la carretera Panamericana y la calle Balmaceda, que constituye un magnífico paseo al aire libre, rodeado de plátanos orientales, acacias y álamos.
Crédito fotografía: 
Cedidas
Son 34 estatuas, con preferencia de la antigüedad grecorromana y obras de destacados chilenos, las que componen este emblemático lugar de La Serena

La Avenida Francisco de Aguirre, catalogada como una de las arterias principales de La Serena debe su nombre al conquistador que refundó la ciudad en 1549, el español Francisco de Aguirre.

Hasta antes del proyecto Plan Serena, impulsado por el presidente Gabriel González Videla (1946-1952), el lugar era conocido como La Alameda de La Serena, desde entonces posee características únicas que lo hacen un referente urbanístico a nivel nacional.

Son 0,57 kilómetros, entre la carretera Panamericana y la calle Balmaceda, que constituye un magnífico paseo al aire libre, rodeado de plátanos orientales, acacias y álamos.

Es así como el conjunto de las 34 estatuas clásicas, con preferencia de la antigüedad grecorromana y obras de destacados chilenos, las que determinaron el nombre de “Museo al Aire Libre”.

El acceso principal se encuentra en el oriente, por calle Balmaceda, donde una portada de mármol marca el inicio del paseo.

El emblemático hito fue esculpido en Italia y entregado a la ciudad por la comunidad serenense que vivía en Valparaíso, en conmemoración del Centenario de la República de Chile en 1910.

Las esculturas

Fueron adquiridas en Europa y la elección de ellas estuvo a cargo del Embajador en el Vaticano, Raúl Irarrázaval, amigo y ex Ministro de Hacienda del ex presidente serenense.

Se solicitaron obras originales o excelentes copias y como se ubicarían a la intemperie, era indispensable que estuvieran creadas del mejor mármol blanco de Carrara.

Se procuró también, a fin de que el conjunto tuviera equilibrio y armonía, que cada escultura fuese del tamaño adecuado.

Las estatuas con sus pedestales, se ubicaron a ambos lados de la Avenida Francisco de Aguirre lo que le dio un carácter de galería de arte al aire libre, todo esto bajo un paseo que se extiende desde la calle Balmaceda hasta la Ruta 5 Norte donde se ubica una escultura del refundador español.

Desde la 5 Norte hasta El Faro Monumental, el museo recibe el nombre de Avenida de los Poetas, con bustos de destacados hombres y mujeres de letras como Gabriela Mistral, Víctor Domingo Silva, Manuel Magallanes Moure, Fernando Binvignat y Roberto Flores Álvarez, entre otros.

En el Barrio Patrimonial

En el tramo correspondiente al Barrio Patrimonial de La Serena, las más próximas al centro de la ciudad, hay siete estatuas de mármol de Carrara:

Venus Itálica: Mide 1,76 metros y pesa 450 kilos, Venus o Afrodita, según los griegos, fue la diosa de la belleza y el amor, esta escultura fue adquirida en Pietrasanta de Lucca en el taller del autor Italo Simi.

Es copia en mármol de Carrara de un original de Antonio Canova de 1805. Dicho original está en el Museo del Palacio Pitti en Florencia.

Creugante, de Canova: Mide 1,67 de alto, la imagen representa a un famoso luchador griego, adquirida en Roma, galería Cesare della Seta, en Vía del Babuino.

Es una copia antigua, en mármol estatuario, del original, realizada en 1800 por el escultor Antonio Canova, que se encuentra en el museo Belvedere en el Vaticano.

Muchacha, escuela de Canova: Comprada en Roma en la galería de Massino Tuena, en Vía Marguta.

Es una escultura original en mármol de Carrara, obra de mediados del siglo XIX.

Bañista, de Mercanti: Mide 1,65 metros de alto, fue adquirida en Roma en la galería de Massino, Tuena, en Vía de Marguta.

Es una obra original de Gaetano Mercanti, notable escultor romano de mediados del siglo XIX.

Demoxeno, de Canova: Mide 1,59 metros de alto, la estatua representa a un popular luchador griego, es una copia moderna en mármol estatuario adquirida en Roma en la galería Cesare della Seta, en Vía del Babuino.

El original, de Antonio Canova ejecutado en 1800, se encuentra en el museo de Belvedere, en el Vaticano.

Las Tres Gracias, de Canova: Mide 1,73 metros de alto y pesa 900 kilos. Obra del escultor Italo Simi, adquirida en su taller de Pietrasanta de Lucca, hecha en mármol de Carrara.

El original, de Antonio Canova, fue realizado 1813 y se encuentra en el museo del Ermitage en Leningrado.

Esta obra representa a las tres vírgenes, Thalia, Eufrosina y Aglaé, que según la mitología griega expresaban la alegría y la belleza.

Hebe de Antonio Canova: En la mitología griega Hebe era la hija de Zeus y Hera. Se le consideraba la diosa de la juventud, hasta el punto que los romanos la denominaron Juventus y fomentaron la tradición de que los muchachos le ofrecieran una moneda en el templo cuando vestían por primera vez la toga de los adultos.

La postura de la figura sugiere a priori desequilibrio y movimiento, como si se hallara en mitad de una danza, pero está congelada en un instante preciso, justo antes de un tropiezo.

La primera es obra de Antonio Canova y tuvo tal éxito en su momento que el artista italiano se vio obligado a hacer varias versiones de la misma.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X