Vinculado al deporte, la música y la enseñanza general básica, este año se hizo merecedor de la Medalla Ciudad de La Serena, en reconocimiento a una labor incansable donde todavía hay muchas historias por contar.

Su vida da para un libro. Pero cargado de capítulos felices. Porque el protagonista, Carlos Francisco Roa Flores (74), es un agradecido de cada historia que le ha tocado. De hecho, para el aniversario de la capital regional, fue premiado con la Medalla Ciudad de La Serena. Motivos sobran. Así como anécdotas de alguien que prácticamente ha hecho de todo, siempre con la convicción de ser el mejor en el rol que le toque desempeñar. “He sido multifacético”, reconoce él mismo con una sonrisa.

“Soy nacido en Antofagasta. Llegué a Coquimbo a los 2 meses de edad. Mi padre era de Antofagasta, mi madre de La Higuera pero estaba allá. Y después, cuando me vine a Radio Minería de La Serena, cuando tenía 17 o 18 años, ya prácticamente me radiqué acá”, contó este hombre de radio, que cuando era niño en el puerto tuvo sus primeros acercamientos con el medio de comunicación. “Vivía a una cuadra y media de Radio Riquelme. Me acuerdo que allí tocaban una música característica, que era ‘Danza del Sable’, que significaba que había artistas invitados. Y allí corría a la radio”, comentó.

“Después ya empecé a mirar cómo se controlaba. Estaba en ese tiempo Hernán Gallardo Pavez, el que hizo ‘Un año más’; Claudio Segundo Muñoz, que era el periodista que escribía los libretos de las comedias; Juan Ramírez Portilla, con la ‘Ruleta de los éxitos’…Todavía me dicen el disjockey de la juventud”, admitió. “Estuve en la Radio Serena primero, que era filial de Minería, y ya después pasó a llamarse Minería. En ese tiempo era empleado por contrato. Radiocontrolaba. Yo animaba igual el ‘Disco Guía del recuerdo’, como en el año 1966”.

Aparte de locutear, Carlos Roa igual se desempeñó en el periodismo escrito, en el diario El Día. “Tenía las páginas juveniles. Una vez a la semana llenaba una página. Escribía de la farándula de ese tiempo. Conocí a muchos artistas. Yo diría que fui amigo personal del Pollo Fuentes, de Pedro Mesone, conocí a Cecilia, Óscar Arriagada”, señaló. Pero, sin lugar a dudas, las radioemisoras han sido una constante para él, con pasos igual por la Radio Color y Radio Madero.

 Aunque también tuvo que atravesar por momentos difíciles, después del 11 de septiembre de 1973. “Fui preso político, por el hecho de haber trabajado en la radio, sin haber estado jamás en un partido. Aparecí por allí, en algunos documentos. Me tomaron detenido y después me mandaron relegado a Antofagasta”, contó. “Terminé de estudiar. Me fui a la universidad. Me desempeñaba de día en trabajos que yo fui inventando, hasta de vendedor de pescado en la calle. Fui de los primeros botilleros de La Serena, sin perder de vista la radio”.  

“Volví de nuevo, a la Radio América. En 1991, estuve en el primer programa deportivo en FM, “Faro Deportes”. Ese nombre se lo puse yo. Viajábamos transmitiendo los partidos. Fuimos a todas partes. Eso de “Faro Deportes” significó que Vladimiro Mimica me contactara, pasando a formar parte del equipo de Radio Chilena, en “La Chispa del Deporte”. Yo era el director a nivel local. Y ahí tuve la dicha de trabajar con grandes”, relató con evidente orgullo.

Todavía recuerda una entrevista que le hizo al “Cóndor” Rojas, tras el “Maracanazo” en Brasil. “Transmitía La Serena con Unión Española (en Santiago) y él estaba en las graderías. Habían pasado como 2 meses del hecho. Lo llamé, bajó y estuvimos conversando de cómo había sido. Lo tenía en exclusiva allí. Al tiempo después descubrieron que había sido un fraude. Cuando lo entrevisté era para la Radio América, siguiendo a Deportes La Serena nos encontramos en eso”.

 

SU LADO DOCENTE

No sólo las comunicaciones apasionaban a Carlos Roa. También quiso desarrollar su faceta como docente, por lo que en algún momento optó por cursar estudios superiores. “Estudié 5 semestres en la Universidad de Chile. Y ahí en 1981 fue el cambio a Universidad de La Serena, a mitad de año. Pero saqué el título en la ULS, porque costaba en ese tiempo 300 mil pesos obtener el título en la Universidad de Chile. De a dónde. Ahora soy profesor de Estado en Educación General Básica”. A partir de eso, irían surgiendo nuevas historias en su vida.

“Tuve a cargo la Brigada de Tránsito, cuando estaba en el colegio Julia de la Barra, que después se llamó Bernardo O’Higgins, en La Pampa. Julia de la Barra desapareció. Allí estuve desde 1982 a 2005. Después, hasta el 2010, trabajé en el CEDIN, el Centro de Estudios y Desarrollo Integral del Niño, que está en Coquimbo. He hecho reemplazos. Estuve un tiempo en un colegio de Pan de Azúcar, también en el Colegio Coquimbo, Santo Tomás y en el Christ School, donde actualmente sigo ejerciendo”, detalló.

Pero, volviendo a los recuerdos, Carlos Roa nos sigue aportando antecedentes. “Trabajé en Telenorte, donde el primer entrevistado que tuve fue el ‘Potro’ Cerino. Después ya pasé a los matinales, donde tenía algunos espacios en el matinal. También estuve en el informativo de la noche. Así que hay un buen recorrido, fueron muchos años de experiencia”. A eso se suma su labor en la Radio María, desde hace más de 15 años. “Allí creé un programa que lleva por nombre ‘Señor, qué bonita es mi tierra’, cuyo formato lo copié a uno de Radio Chilena que se llamaba ‘Folclorísimo’, que lo dirigía Ronnie Medel Herrera, que fue el fundador de Los Cuatro de Chile”.

Respecto a este importante personaje del folclore, indicó que “yo no lo conocía. Pero él, cuando falleció, me dejó como legado, a través de su señora, todos los libretos que hizo en el programa de Radio Chilena. Si separara todo lo que hay allí, podría sacar cuántos libros. Y eso llevó a que en Santiago, el dueño del sello Master Media, se contactó conmigo para lanzar unos discos”. Esos CD llevaron por nombre “Historia del Folklore de Chile”, en varios volúmenes.

Y los trabajos suman y siguen. “Los domingos, a las 09:00 horas, estoy en “Fiesta Chilena” en Radio El Faro. Y en la Radio María, también los domingos a las 13:00 horas. Y en la Radio Portales, como comentarista del programa deportivo, que dirige Luis Castro”, consignó. Domiciliado actualmente en el sector de La Pampa, tienen 3 hijas (Carla, Solange y Daniela), 4 nietos y en el 2017 cumplirá 50 años de casado con Zunilda Flores Castro.

 

UN ORGULLO

Sobre el hecho de haber obtenido la Medalla Ciudad de La Serena, expresó que “es un orgullo por mí, por mi familia. Tengo 3 hijas, 4 nietas. Que se enorgullezcan de su abuelo, porque con el esfuerzo se sale adelante”.  Roa igual fue catequista en el Colegio Sagrados Corazones y en la parroquia de Lourdes. Es ministro de la Palabra y la Eucaristía de la Iglesia Católica.

También nos quiso compartir que “muchos profesores del colegio Julia de la Barra me los encontré en el Christ School, así que estoy como con una familia, feliz de la vida, de la recepción, de los niños. Me eligieron el ‘Rey Guachaca’, tras ganar unas pruebas. Ha sido un buen año, no me puedo quejar”.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital