• Claudia Conserva. Foto: Jonathan Arriagada.
  • El trío de mujeres a cargo de "MILF". Foto: Jonathan Arriagada.
  • Cada programa abarcan una temática diferente, que suele incluir caracterización.
Crédito fotografía: 
Jonathan Arriagada.
El programa aborda a diario una temática diferente, donde Conserva opina sin mayores filtros y comparte anécdotas en compañía de María Paz Jorquiera y Yazmín Vázquez.

Al regresar del año sabático que se tomó junto a su familia en Italia, Claudia Conserva tuvo un paso por TVN y, posteriormente, por Mega, pero hoy son las pantallas de UCV TV donde de lunes a viernes a las 19.30 hrs. se transmite su apuesta “MILF, mujeres independientes, libres y felices”, espacio en el que se desempeña como conductora, además de productora ejecutiva. El programa aborda a diario una temática diferente, donde Conserva opina sin mayores filtros y comparte anécdotas en compañía de María Paz Jorquiera y Yazmín Vázquez, siendo éste el trío de mujeres que ofrecen una alternativa a las teleseries y logran ser lo más comentado en Twitter durante cada emisión . “La gente nos agradece”, aseguró la ex Miss 17.

¿En qué etapa de tu vida creaste MILF?

Cuando terminé el reality de Mega (¿Volverías con tu ex?), terminé súper agotada. Decidí que mi próximo proyecto debía ser de manera independiente, ser yo la productora ejecutiva del programa. Quería hacer lo que yo quisiera, hablar de lo que yo quisiera. Ahí se me ocurrió esta idea, como en Agosto, pero ahí venían las fiestas patrias, después la pascua y yo tenía planes de irme a Australia con mi familia, entonces consideré que no era un buen momento para ejecutarlo y que en marzo lo iba a presentar a UCV.

¿Por qué Yazmín y Maly fueron las elegidas para el programa?

En el caso de Yazmín, es una de mis mejores amigas, la conozco hace más de 13 años, trabajamos juntas en “Pollo en Conserva”. Somos yuntas de la vida. Siempre estuvo la intención de volver a trabajar juntas. En el caso de la Maly, necesitábamos otro elemento… Yo no la conocía bien, nos habíamos saludado en TVN y como que me cayó bien. Yo necesita a alguien con humor, quería que fuese un programa de humor, así que la llamé y dijo al tiro que sí.

La crítica y el rating las ha acompañado, ¿esperabas que así fuera?

No (risas). Partí sin expectativas, mi única expectativa era pasarlo bien y que hubiese onda entre el equipo. Si nosotros lo pasábamos bien, eso tarde o temprano iba a ser una consecuencia. Encontrar el alma al programa demora un tiempo. Afortunadamente, eso sucedió más rápido de lo que pensábamos y desde el día uno lo pasamos bien, se ha transformado en un panorama venir, es entretenido. Me parece lógico que se transmita esa alegría y por eso la buena crítica. La gente nos agradece.

¿Cómo ha sido esta nueva labor de productora ejecutiva?

Siento que estaba preparada. Este es un programa pequeño también, súper manejable. Me he rodeado de gente muy buena, somos un equipo muy chico, pero cada uno cumple sus funciones y lo hacen bien. Evidentemente es mayor la carga. Si bien acá hacemos el programa en una hora y media, yo sigo todo el día, pero me divierte. Tengo un partner, Roque (Pizarro), el editor periodístico. Es un súper buen aporte y con él trabajamos a la par.

Al trabajar en tu propia productora no hay terceros imponiéndote límites, ¿habías encontrado limitaciones en otros canales?

Más por los formatos. Si yo trabajo en un reality, tengo que cumplir el rol de conductora, no me puedo involucrar ni decir lo que pienso porque así es el formato.

Pero en TVN condujiste el matinal y también “El Menú”, ¿ahí habían limitaciones?

Fíjate que en “El Menú” no tanto, fue súper buena experiencia. En mi opinión, TVN, al ser un canal público, tiene una responsabilidad social y hay que ser mucho más cuidadoso con lo que se dice. Si yo acá digo, y lo conté, que en Miami me cobraron $60mil por un mojito, me estafaron, me vieron la cara de turista. Ese tipo de comentario yo lo puedo hacer acá porque nos propusimos decir toda la verdad. En otros canales, donde hay cierta sensibilidad social, uno mismo se auto-censura dependiendo de donde estás. Yo acá me siento más libre, manejo la línea editorial y me propuse hacer un programa de estas características y así es, con la verdad en absoluto.

¿Qué contras tiene ser la cabecilla del programa?

No, contras creo que no tiene. Tiene responsabilidades mayores, tienes un montón de gente a cargo tuyo, generas mucho empleo y hay que cuidar la productora. Hay un montón de responsabilidades que no tengo en otros canales cuando soy rostro, pero acá hasta ando apagando las luces, porque obvio, es tu plata (risas), eso es parte de cualquier empresa.

¿Te sientes afortunada del momento que estás viviendo?

Sí, absolutamente. Imagínate, tengo un marido que me ama con locura, trabajo en lo que más me gusta, mis hijos están sanos, los dos son preciosos, me divierten. Estoy muy bien, muy contenta. Me siento tremendamente afortunada.

En cuanto a tu matrimonio con Juan Carlos Valdivia, aseguraste que “existe una gran admiración”. ¿Qué admiras de tu marido?

Admiro su inteligencia, me refiero a la capacidad de adaptarse, él siempre logra adaptarse. El Pollo es súper atrevido en la vida, no le teme a nada y siempre tiene solución para todo, eso encuentro que es increíble. Su cabeza no para, está todo el día armando y construyendo.

¿Sabes qué admira él de ti?

Yo creo que el humor, siempre me lo ha dicho. Lo pasa bien conmigo, se ríe. Cuando estamos en situaciones complicadas, siempre salgo jugando con humor. Eso lo alivia a él, lo refresca.

¿Cómo ves el desarrollo de la crisis que enfrenta la TV?

Yo creo que, en el fondo, todos se van a tener que volcar a hacer televisión de bajo costo. Ya no existen los recursos ni la inversión publicitaria en la televisión para hacer grandes programas. Esto va a seguir, hay que hacer televisión menos escandalosa, más sencilla y de calidad, que es lo que siento que tenemos en “Milf”. No tenemos grandes recursos, pero es el humor, la onda. Siempre he dicho que los programas tienen que tener alma. Si el programa no tiene alma, no tiene nada.

¿Cómo es tu relación con la cuarta región?

Súper cercana. Yo veraneo en la cuarta región hace varios años. Lo asociamos a un lugar con buenos amigos, verano, vacaciones. Cada vez que podemos nos escapamos a un departamento que tenemos. Es un súper panorama. Me encanta ir a Tongoy, ir a la feria. Pasamos el año nuevo en la Avenida del Mar. Es un lugar muy bonito donde tenemos grandes amigos, lo asociamos a pura buena onda.

¿Eres una mujer independiente, libre y feliz?

Sí, absolutamente. ¡Me siento una milf!

HUMOR ENTRE AMIGAS

Si bien Claudia y Yazmín tienen una amistad que data desde “Pollo en Conserva”, el extinto matinal de La Red, es Maly Jorquiera quien se suma y forma la tercera parte de este trío de amigas que revelan cómicas intimidades, aconsejan y se ríen de ellas mismas durante 90 minutos. La ex Club de la Comedia tenía 3 meses de embarazo cuando comenzó el programa, por lo que ha compartido parte del proceso en pantalla. En estos días alista su pre-natal. 

¿Por qué aceptaron ser parte de este proyecto?

Maly: Yo sentía hace mucho tiempo que quería estar en un lugar así, donde uno entregara entretención y buena onda, para servir de algo en este mundo, digamos, ya que no puedo operar ni curar el cáncer, puedo hacer reír.

Yazmín: Claudia me había dicho que tenía ganas de hacer esto. Yo siempre le dije ‘no sé si tengo ganas de volver a la tele’, pero si es trabajar con ella. ¡vamos!. Trabajar con la Claudia es un agrado, es súper creativa, generosa. Es de los pocos rostros que le gusta que tú brilles también.

¿Cuál es la clave del éxito de “MILF”?

Maly: La honestidad de nosotras y la transparencia, a veces mucha (risas). Creo que somos nosotras y la gente entiende y le gusta que seamos así, honestas.

¿Cómo ha resultado la incorporación de Maly a la amistad?

Yazmín: Lo máximo, ¡la amo! Nunca pensé que íbamos a agarrar onda tan rápido. Nos conocimos y ese mismo día cachamos que teníamos onda. Me da mucha pena que se tenga que ir, la voy a echar de menos, es mi loca.

¿Cómo ha sido compartir tu etapa de embarazo en el programa, Maly?

Maly: Ha sido como un regalo de la vida. Estoy en el mejor lugar que puedo estar para vivir este proceso, no quisiera estar en otro. Imagínate que llegué con tres meses de embarazo, mi hijo ha crecido acá. Estoy demasiado agradecida, ha sido un sueño.

¿Estás lista para irte de pre-natal?

Maly: Un poco sí, estoy con un poquito de contracciones. A mí me gusta mucho moverme, pero ya el doctor me mandó a calmarme porque acá se me olvida que estoy embarazada. Me voy a ir tres meses y voy a volver con la misma energía y con más historias porque voy a ser mamá, el tremendo cambio.

¿Qué comentarios reciben de la gente en la calle? ¿cuál es la reacción?

Maly: Muy mala, estoy cansada de recibir escupos (risas). No, es súper buena. Es como en mis mejores épocas de televisión, mucha gente ve el programa. El cariño es mucho, mucho. Es maravilloso sentirlo así.

 Yazmín: Yo tampoco era tan conocida como la Maly o la Claudia, estuve mucho tiempo sin estar en tele, pero la gente se acerca y agradece la buena onda que mostramos en pantalla. Yo no sé cómo agradecer que me escriban 200, 300 personas mandando pura buena onda.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X