Crédito fotografía: 
Twitter
Su hijo de 19 años cursa estudios de piano y está quedando ciego por padecer Queratocono Bilateral Corneal , enfermedad que provoca pérdida progresiva de la visión por la deformación de las córneas.

Todas las personas que participan en Pasapalabra llegan con un sueño en común: ganar los millones que el pozo del programa ofrece. Ya sea para pagar el crédito con el que costearon sus estudios, cancelar dividendos, viajar por el mundo o iniciar un proyecto. Sin embargo, el propósito de un participante que llegó durante la semana pasada, conmovió fuertemente a la audiencia.

Se trata de Julio Armando Labra, quien llegó al programa para ayudar a su hijo antes que pierda totalmente la visión. “Mi objetivo es trasplantar de córneas a mi hijo, Ignacio”, explicó el profesor de Lenguaje y Comunicación que se encuentra cesante hace un año.

A pesar que el docente reconoció que en Santiago hay médicos capacitados para realizar esta operación detalló que “la posibilidad que aparezca un donante es casi nula, por todas las condicionantes bioquímicas que tienen que darse”. Es por lo mismo que señaló que necesita un total de 5 millones de pesos para comprar las córneas en Estados Unidos y luego trasplantarlas a Ignacio.

“Le queda un año para trasplantarse”, dijo sobre el joven de 19 años que cursa estudios de piano y está quedando ciego por padecer Queratocono Bilateral Corneal , enfermedad que provoca pérdida progresiva de la visión por la deformación de las córneas.

Según explicó el profesor al diario La Estrella de Valparaíso, el joven necesita “córneas de un donante difunto de edad similar, de su mismo grupo de sangre, de un perfil bioquímico muy compatible, lo que es casi imposible dado que a la fecha han habido sólo 49 donantes y más de 10 mil pacientes esperando”.

Lamentablemente, Julio Armando no pudo llevarse “El Rosco” ese jueves 12 de julio; no obstante, la historia no pasó inadvertida para los televidentes. Es así como algunos usuarios armaron en Twitter y Facebook una “lucatón”, campaña en la que difundieron los datos bancarios del profesor para pedir un aporte monetario que lo ayudara a recolectar la millonaria suma.

Estos datos los consiguieron gracias a que el programa exhibió la dirección de e-mail del padre. “Apenas apareció mi correo en pantalla comenzaron a llegar los mensajes y contesté como 60 correos hasta las 3 de la madrugada, de todos lados, hasta del extranjero y gente que no conocías, es impresionante todo lo que generó”, dijo.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X