Crédito fotografía: 
TVN
Con 24 años de edad y junto a su pareja de más de dos años, la joven promesa actoral salta a la pantalla chica en ficción protagonizada por Mane Swett y Marcelo Alonso

“Es súper bueno que le den la oportunidad a nuevos actores para entrar al mundo de las teleseries porque creo que es una buena herramienta de los canales para refrescar la pantalla y llamar la atención del público. Agradezco mucho la oportunidad de poder ser parte de un proyecto tan interesante”, comenta a El Día el actor serenense Rodrigo Walker (24), quien debutó en la televisión de la mano de “Wena Profe”, nueva teleserie vespertina de TVN.

El joven, egresado de teatro de la Universidad de Chile y amante de la música, interpreta a Felipe (Pipe) Acuña en la ficción protagonizada por María Elena Swett y Marcelo Alonso, la que centra su trama en la historia de Javier Meza (Alonso), quien se hace pasar por profesor de música para recuperar a su hija Florencia (Belén Soto), aventura en la que entabla una estrecha relación con un grupo de alumnos en plena búsqueda de su identidad.

Sobre su rol en la nueva apuesta del canal estatal, Walker cuenta que “es el mejor amigo del chico rebelde del curso, así que muchas veces me toca acompañarlo en travesuras y también contenerlo cuando tiene algún problema. En el ámbito familiar es el hermano mayor de la familia y le toca asumir el papel del hombre de la casa producto de la separación de sus padres. Es un juego entre ser responsable en la casa y rebelde en el colegio”.

En cuanto a sus referentes para construir el personaje, señala que “uno va viendo cómo se mueve en relación a la construcción del resto. Yo soy súper estudioso, así que me he basado en películas, personajes de series de televisión y también en los compañeros que tuve cuando chico en el colegio. Lo que Pipe tiene de mí es que es un joven con mucha energía y contenedor de su familia y amigos”.

Universo paralelo. Si bien, desde su estreno hace dos semanas, los televidentes de “Wena Profe” han reparado en una serie de similitudes con “16”, primera producción juvenil de TVN en 2003, la teleserie sucesora de “La Colombiana”, sorprendió con una narración transmedia, que se refleja con la presencia de los personajes en redes sociales, lo que permite una interacción continua con los espectadores.

“En ese ámbito, se aborda mucho el tema de la comunicación de estos adolescentes con sus padres y es ahí donde las redes sociales juegan un rol importante en la teleserie, ya que son el medio de comunicación principal que tienen los jóvenes en los colegios”, sostiene el joven actor.

Sobre las temáticas contingentes que aborda la producción que explota la esfera musical de su elenco, destacan “las problemáticas de nuestra generación, que es la de los padres separados. En este sentido, muestra la realidad de los jóvenes que tienen que vivir sin su papá o mamá, o enfrentarse a la separación de ellos, entonces son adolescentes que tienen que comprender muchas visiones del mundo”.

De la realidad a la ficción. Rodrigo Walker fue parte de un llamado a casting para estudiantes de teatro o egresados de la carrera que se vieran jóvenes para interpretar a alumnos de cuarto medio.

“Fui pasando varias etapas hasta que finalmente me informaron que había sido seleccionado. Ha sido una súper buena experiencia porque he aprendido mucho, he conocido gente nueva y un ámbito nuevo de la actuación, lo que es enriquecedor para cualquier artista”, relata.

Luego de años demostrando su talento en obras de teatro y también como ayudante de Taller de Movimiento de la Universidad de Chile, debutó en la pantalla chica, trabajo que reconoce “es un registro de actuación totalmente distinto porque tienes que aprender a enfrentar las cámaras y estar atento a todo lo que va apareciendo. He tenido que estar súper abierto y atento a nuevas formas de trabajar”.

Pero eso no es todo, porque Rodrigo fue reclutado junto a dos de sus compañeros de la etapa universitaria, con quien mantiene fuertes lazos de amistad. Se trata de Andrew Bargsted (Ignacio Castro) e Ignacia Uribe (Jo Contreras). Esta última es su pareja tanto en la ficción como en la vida real, con quien lleva más de dos años de relación.

“Son mis compañeros de curso de la universidad y egresamos el mismo año. Llevamos mucho tiempo actuando juntos y ahora ser parte de un proyecto en televisión es un agrado y un regalo de la vida. Lo único que hay que hacer es agradecer la oportunidad de trabajar con gente tan cercana que te da la confianza para desenvolverte de la mejor manera posible”, expresa.

Respecto a cómo ha sido trabajar con su pareja, confiesa que “estamos muy acostumbrados a trabajar juntos, no es algo nuevo para nosotros, es algo muy normal. Nos apoyamos mucho con las escenas de cada uno, la verdad es que es una relación muy profesional y de mucho apoyo”. 6001i

Íntima vocación. La nueva apuesta actoral de TVN terminó su etapa escolar en el Colegio Sagrados Corazones de La Serena, establecimiento que fue testigo de las tímidas ganas de Walker por desarrollar una carrera profesional en el ámbito artístico.

“Nunca hice teatro cuando era chico, no estuve en ningún taller ni nada de eso, sólo era un deseo súper interno y creía que podía ser actor, pero siempre desde la ignorancia porque no conocía el mundo. Fue un impulso que vino cuando ya estaba por salir del colegio. Me la jugué, lo intenté y me fue bien. Siempre tuve el apoyo de mis papás para venirme a estudiar a Santiago”.

Desde la capital recuerda con nostalgia su hogar y cuenta que siempre cuando tiene la oportunidad visita la zona. “Me encanta La Serena y la cuarta región en general. Extraño la tranquilidad de la región y sobretodo el mar, la playa, es algo que disfrutaba mucho cuando vivía allá y ahora viviendo en una ciudad rodeada de edificios y mucho ruido, extraño la calma y el mar”.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

Vida Hogar

 

 

X