Crédito fotografía: 
Lucía Díaz
Director nacional de la organización destaca valor de aprendizaje durante viajes de estudio, los que se realizan en más de 35 países

Con el objetivo de promover la formación de ciudadanos globales, con valores como la tolerancia y la empatía frente a otras culturas, aparece la organización internacional sin fines de lucro AFS, institución de base voluntaria que por muchos años ha promovido oportunidades de aprendizaje intercultural alrededor del mundo.

Sobre el rol de Chile en la organización, el director nacional de AFS, Rodrigo Casarejos, contó que “el principal hito que hemos logrado como país, es pasar de ser una filial a independizarnos en 1992 y constituirnos como una fundación sin fines de lucro, que es la figura que tiene hoy AFS Chile”.

En cuanto a los programas de intercambio que ofrece la entidad, Casarejos señaló que “tenemos programas educativos tradicionales que están destinados principalmente a jóvenes entre primero y tercero medio, quienes van a vivir la experiencia de estar con otra familia y en otro colegio, durante seis meses o un año. Esto puede ser en más de 35 países”.

También agregó que “tenemos programas intensivos, que son para aquellos que no pueden o no quieren ir por mucho tiempo y programas para adultos que quieren aprender un idioma o realizar algún voluntariado”.

Aprendizaje. Frente a una generación que prefiere ocupar su tiempo y dinero en viajar y conocer otras culturas, el director nacional de la institución destaca el valor del aprendizaje que se genera durante el intercambio.

“No sólo aprenden un segundo idioma en su lugar de destino, sino que también aprenden sobre sí mismos, a hacerse cargo de solucionar sus propios problemas, existe un aprendizaje personal muy grande. La idea es que cuando ellos vuelvan se transformen en ciudadanos globales, tolerante y empáticos”, reflexionó.

Requisitos. La organización, que cuenta con más de 30 comités locales a lo largo del país, detalla el precio de cada uno de sus programas en su sitio web www.afs.cl. En este sentido, Rodrigo Casarejos reconoce que “nosotros tratamos de que la mayor cantidad de personas accedan a estos viajes, pero estamos conscientes de que los valores son altos, por lo que también prestamos ayuda económica”.

“Lo que hacemos es tener un programa de ayuda económica, donde se ayuda alimentar una bolsa común que permite que otras personas puedan viajar. Alrededor del 30% de los participantes acceden a este beneficio .Además, trabajamos en cómo llevar el aprendizaje intercultural a aquellas audiencias que no tienen la oportunidad de viajar al extranjero o de recibirlos”, explicó. 6001i

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X