Crédito fotografía: 
Internet
En esta oportunidad son cerca de 6 millones de dólares los que se invirtieron, lo que representa la mitad de lo invertido el año pasado, cerca de 12 millones de dólares.

Hoy martes se da inicio a la noche inaugural del Festival de Viña del Mar versión 59°, Miguel Bosé, Bombo Fica e Illapu estarán en la parrilla.

Como todos los años, la expectación que ronda este gran espectáculo es enorme, se espera que por todo el dinero que desembolsa la organización para costear sus participaciones estos se luzcan ante los miles de asistentes y televidentes que siguen el certamen.

Sin embargo, en un artículo elaborado por La Tercera, se asegura que las cifras que gastó este año la producción del Festival están bastante lejos en comparación a las versiones anteriores y que tendría que ver con la crisis presente en la industria televisiva.

En esta versión, son cerca de 6 millones de dólares los que se invirtieron, lo que representa la mitad de lo invertido el año pasado, cerca de 12 millones de dólares.

Por otra parte, la producción insiste en que esta baja en los montos no influyó en la negociación de los artistas, a cargo de la productora local T4F + Bizarro, y que costó la mitad del presupuesto total, es decir, unos 1.800 millones de pesos.

“La parrilla no tuvo crisis, ni se hizo con menos presupuesto. El Festival hizo ahorros por otros lados que no significaron bajar el nivel artístico”, aseguró al citado medio el director general del evento, Alex Hernández.

Conforme a su declaración, los ajustes vinieron desde otros frentes como la evaluación de proveedores de escenografía, audio e iluminación.

La más elevada

Cabe señalar que de estos 1.800 millones, prácticamente un tercio se fue para el artista del momento: Luis Fonsi.

El puertorriqueño viene de un año sumamente exitoso a nivel mundial, por lo que tenerlo en Viña 2018 representó un costo de 415 millones de pesos.

Fonsi es, actualmente, uno de los artistas iberoamericanos que más cobran por sus presentaciones. De hecho, el mismo medio asegura que en 2015, el intérprete solo cobró 148 millones de pesos por su show en el Festival de Viña.

Lo sigue el grupo británico Jamiroquai, quienes cobraron cerca de 356 millones de pesos en se debut sobre la Quinta Vergara.

Este valor incluye boletos aéreo, hospedaje y otros aspectos. Eso sí, cabe señalar que otros artistas anglo como Elton John o Rod Stewart cobraron cerca de un millón de dólares por su desembarco en Viña.

En tanto, los humoristas más costosos para el certamen son Stefan Kramer y Bombo Fica, quienes pretender ser una ‘sandía calada’ en las noches que se presentarán, pues gozan de un amplio reconocimiento popular y las veces anteriores que estuvieron en la Quinta Vergara, el éxito fue total. Mientras el imitador recibirá $150 millones, el humorista de traje blanco cobró cerca de $80 millones.

Finalmente, Alison Mandel recibiría cerca de $13 millones por su presentación, y Sergio Freire solo $8 millones, sin embargo, su llegada a Viña habría sido una de las condiciones del comediante cuando desde CHV lo tentaron para participar de los diez años de El club de la Comedia.

 En tanto, Roberto Márquez, líder de Illapu, recibirá cerca $ 10 millones por su labor de jurado.

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X