Crédito fotografía: 
Chv
Primer artista en presentarse la noche inaugural de Viña 2018.

Miguel Bosé salió a conquistar el monstruo de la Quinta Vergara con un sensual baile.

El público lo esperó paciente y coreó con pasión.

La fanaticada, entre gritos y lágrimas disfrutó del amplio repertorio.

Sereno, Duende, Nena, Aire soy fueron las primeras canciones que interpretó Bosé.

Sin embargo, fue Nada Particular el momento reflexivo de la noche. 

"Dame una isla en el medio del mar llamala libertad....canta fuerte hermano! Dime que el viento, no, no la hundirá...." se escuchó en todos los rincones de Viña del Mar. 

Pero eso no fue todo, el artista se dio tiempo para dialogar con el público que con pancartas y consignas llegaron a ver el ídolo de la música romántica.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X