• 1° serie Eulogio Cerda
  • Gabriela Mistral, subcampeón
  • 2° serie Eulogio Cerda
Crédito fotografía: 
Rubén Araya
En dos grandes partidos, vencieron 1-0 y 3-0 a los rojos para coronarse como campeón del Torneo de Apertura. La figura de la jornada fue Efraín Medina, autor de un triplete en Primera.

Fueron dos partidazos. La jornada de domingo será difícil de olvidar para la gente de los clubes Gabriela Mistral y Eulogio Cerda. Los primeros, llegaron a la última fecha con tres puntos de ventaja sobre su rival de turno, por lo que un empate le bastaba para dar la vuelta olímpica.

Por su parte, el actual campeón estaba obligado a ganar los dos partidos si quería sumar otra estrella a su palmarés. El ambiente era de final, con ambas galerías colmadas con hinchas alentando por los suyos. El color y aliento de las barras contagiaba. El clima, con un sol radiante, también dijo presente. Estaba todo listo, sólo faltaba que la pelota comenzara a rodar. 

Los primeros en salir a la cancha fueron los equipos de Segunda. En los minutos iniciales, la cancha estuvo cargada para un solo lado: el Cerda saltó con todo en búsqueda del gol. Su oportunidad más clara estuvo en los pies del número 11, Ignacio Ponce, que mano a mano se vio sorprendido por el buen achique del meta Claudio Ledezma. Los locales eran más y llegaban continuamente, pero sin suerte de cara a portería.

Por su parte, Gabriela, comenzó a responder con balones largos para su atacante Diego Rojas. La falta de elaboración de jugadas aisló por pasajes al goleador y le impidió a su equipo ser profundo en ofensiva. 

Por contraparte, los locales siguieron buscando. El hombre de la jornada, Efraín Medina desbordó por izquierda y definió al segundo palo, pero su remate se fue ancho. Aún no era el momento del goleador. Con el cero a cero, se fueron al descanso. 

Apenas se dio inicio al complemento y el panorama parecía complicarse para los locales. El defensor Alex Rojas recibió la doble amarilla y se fue expulsado. Esto abrió tempranamente el partido, ya que los celestes adelantaron líneas y quedaron mano a mano en defensa. La necesidad del resultado los obligó a jugarse el todo o nada. Así comenzaron a generarse ocasiones, pero encontraron la resistencia del portero Ledezma, que sostenía el marcador. 

De contra, y a poco del final, los rojos trataban de tener un respiro. Y tuvieron el gol en una fulminante jugada entre Cristian Montenegro, Rojas y Maycol Tavilo, quien quedó de frente a portería, pero su remate se fue por arriba del arco. Si entraba, era un golazo y de paso, cerraban el encuentro. 

Pero cuando se terminaba el partido, llegó el gol más esperado por la parcialidad local. Tras un centro y pivoteo en el primer palo, Ponce empujó el balón para el 1-0. No habría tiempo para mucho más. El campeón, se definía en Primera. 

DE PRINCIPIO A FIN 

Con el ánimo arriba, el Cerda encaró de buena forma el duelo final. Al igual que en Primera, comenzaron mejor. La banda derecha, carril predilecto para encarar las ofensivas. Gabriela no lograba encontrar su juego y comenzaba a ceder el mediocampo. Pero llegó la apertura de la cuenta, donde tras un rebote, el goleador Efraín Medina definió cruzado para abrir el marcador. Con el uno a cero se fueron al descanso. La copa, estaba cada vez más cerca. 

Pero no sería fácil. Gabriela Mistral hizo un par de cambios e intento con mucha entrega, jugarse la opción de ser campeón. Mal que mal, era un gol que lo separaba de la copa. Con más ganas que buen fútbol, trataron de ir adelante, pero sin poder vulnerar a la sólida defensa local. El segundo gol de Medina, tras una desafortunada jugada de la defensa, encaminó el encuentro.

Sin respuestas desde lo futbolístico, la actitud del visitante siempre estuvo presente, pero no le alcanzó. Finalmente, el tercer tanto de Efraín Medina liquidó el partido y el campeonato. El Torneo de Apertura se quedaba en casa. 

EL GOLEADOR Y LA COPA

Todos los abrazos eran para él. Con una jornada para el recuerdo, Efraín Medina le dio la copa a Eulogio Cerda. El delantero valoró la actitud del equipo. “Fue un partido duro. Sabíamos que teníamos que ganar o ganar y con garra lo supimos sacar adelante. Somos un equipo con garra. Cada uno deja todo dentro de la cancha cada domingo y lucha por sus compañeros. Así pudimos tener esta nueva alegría”, comenzó diciendo.

Sobre el apoyo de la hinchada, el número 7 elogió su incondicionalidad todo el torneo. “Nuestra hinchada es la mejor. Viene todos los domingos a alentar y apoyarnos a nosotros. Ahora somos tricampeones y queremos seguir ganando y dándole más títulos al Eulogio Cerda”, dijo. 

Finalmente, y consultado sobre su rendimiento personal, donde anotó tres goles, eligió el que más le gustó. “Me quedo con el primero, porque con ese se abrió el camino al triunfo para quedarnos con el campeonato”, remató.

LA FELICIDAD DEL CAPITÁN 

Otro que no ocultaba su alegría era Maikol Castillo. El defensor, en conversación con el programa Gol GolGol Golazo de Radio Mistral, destacó este nuevo título conseguido. “Con garra y juego logramos el objetivo. Ellos venían arriba en la tabla, pero no bajamos los brazos y pudimos darle esta nueva alegría a la gente del pueblo, que es algo histórico”, explicó.

Sobre cómo vivió la previa del cotejo, el capitán reconoció que sólo esperaba que llegara el día para jugar.“Soñé toda la semana con este partido. Tenía fe en el equipo, en los compañeros y sabía que lo íbamos a revertir”, reveló.

Por último, fijó las metas para el Torneo Clausura, las que no son menos que seguir arriba, una vez más, de la Liga Rural. “Sabemos que somos el rival a vencer, pero estando bien aplicados y con el compañerismo que tenemos, podemos ir por el tetracampeonato”, finalizó.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X