• Cristóbal participó del mundial de su especialidad, el que se disputó en Japón. En la imagen, en el país oriental. Foto: Cedida
  • En la playa, en su hábitat natural,Cristóbal practica con mucho entusiasmo para transformarse, en un futuro no muy lejano, en un deportista de élite. Foto: Cedida
Este joven tuvo la oportunidad de participar en el mundial de su especialidad en Japón y ahora tiene la vista puesta en su gran objetivo, que es radicarse en Estados Unidos y seguir avanzando en este deporte, que es su pasión.

Está contento y entusiasta. Hablamos de Cristóbal Ibáñez Barraza, quien con sólo 18 años ha trabajado duro por alcanzar sus sueños. Y claro, desde niño tiene bastante claro cual es su destino: ser un karateca de elite.

Por esas cosas del destino, con sólo cinco años comenzó a desarrollarse en este deporte, primero como  una inquietud infantil, para luego convertirla en su pasión.

Y tiene sueños en grande: por supuesto consolidarse en su especialidad y poder estudiar una carrera fructífera, lejos de nuestras tierras.

En conversación con “Tribuna Deportiva” de Radio Mistral, la 95.1,  conversó sobre todas esas metas que espera comenzar a concretar en pocos meses.

En noviembre del año pasado, participó del mundial de su especialidad, que tuvo lugar en Japón. “Pese que no fue fácil reunir los recursos, afortunadamente las cosas se dieron de forma muy positiva.  Fueron dos días increíbles el 26 y 27 de noviembre del año pasado”.

Contó con toda una red de apoyo y de la empresa minera Meridian Ltda. y la Clínica Meds.

Pero vamos más atrás. Cristóbal comenzó con su sueño a los 5 años, pero desde hace dos empezó a tomarse mucho más en serio esta situación. “No es fácil. Hay que estar continuamente entrenando, recuperándose de lesiones. Hasta el momento no he contado con apoyo estatal”, resaltó.

Respecto de la experiencia de participar en el mundial de Japón, la destaca como “la mejor vivencia que he tenido hasta el momento. Fue una competencia muy dura, ante un ucraniano que es uno de los mejores del mundo. No pude derrotarlo pero me fui sumamente conforme desde Japón. Fue agradable haber podido competir con alguien tan experimentado”, afirmó Cristóbal.

Si bien es cierto los rivales se pueden estudiar, en el karate no siempre es factible, ya que muchas veces los contendores se conocen con dos días de anticipación, como máximo.

Tras participar del mundial, se dio cita en  un torneo denominado “Los 40 combates”.  En la pelea 25, se fracturó un dedo. Por ende, debió operarse y estar con yeso durante un buen lapso. De hecho, no ha podido entrenar mucho debido a esta situación.

El futuro

Dentro de sus metas y sueños se encuentra Estados Unidos. “Voy a vivir allá desde abril. Quiero definitivamente concretar esta instancia. La idea es estar en la MMA (Mix marcial arts). El primer paso es ingresar al American Top Ten y comenzar a desarrollar otras especialidades”. 

Si bien cuenta con el apoyo familiar, espera que haya recursos públicos que permitan desarrollar de la mejor forma posible su disciplina.

Está consciente de que está partiendo en esto. “Me gustaría que en este país haya más apoyo para los deportistas, porque creo que sólo  de esa manera se pueden obtener resultados. Y cuando están partiendo, es cuando más apoyo necesitan”, subrayó.

Pero no todo es deporte en la vida de Cristóbal,  ya que tiene otros hobbies que ocupan su mente. De hecho, uno de sus sueños es estudiar Ingeniería Comercial. E incluso, para poder financiar su viaje a Japón, se dedicó a la venta de vinos.

También le gusta practicar surf y el mountain bike. “Sin embargo, me cuido mucho cuando hago actividades en bicicleta para evitar lesiones”. En relación con el fútbol, asegura que no es precisamente su deporte preferido. Y es más, no es hincha de ningún equipo, salvo de la Selección Nacional.

Y tiene otro pasatiempo que le encanta: la actuación.

“He tenido la posibilidad de actuar en cortometrajes en el colegio. Me siento muy grato cuando tengo la opción de hacerlo”, señaló este multifacético joven.
Como karateca, su carrera puede extenderse largamente, ya que la práctica de este deporte puede alargarse incluso hasta los 40 años.  “Eso es lo bueno, porque me queda mucho tiempo para poder mejorar y progresar”, subrayó Cristóbal.

Sobre la posibilidad de compatibilizar el deporte con los estudios, indica que es perfectamente posible. “Por eso es que yo me quiero ir a Estados Unidos, porque en Chile siento que no se puede hacer.  Uno no puede llegar a alcanzar un alto nivel estudiando, porque te quita mucho tiempo.  En Estados Unidos es mucho más relajado y flexible, te dan muchas más posibilidades. Se trata de un país mucho más desarrollado donde tienen mucho más claro esos conceptos”, indicó.

A su juicio, cultivar una vida sana es fundamental para mantenerse vigente. “Conlleva muchas cosas, como una correcta alimentación. Eso puede ayudarte en muchos ámbitos de la vida.  Uno funciona mucho mejor en la vida, en los estudios y  la mente opera mucho mejor.” 

¿Cómo se prepara?  Trabajando tenazmente y siempre pensando en el deporte como algo que se utilice adecuadamente. “Cuando yo era chico, era muy hiperquinético, por esto fue una buena idea, lo que me ayudó a controlarme. Cuando uno sabe que tiene algo, y sabe que lo puede utilizar de mala manera,  entra a jugar la ética. Se sabe que esto hay que ocuparlo para bien y no para andar peleando en la calle . Es un deporte bonito, pero hay que saber utilizarlo bien”, concluyó. 3801i

Un joven normal

••• Cristóbal Ibáñez es un joven normal. Se junta con amigos y también disfruta de asados y juntas, siempre cuidándose para que esto no empañe su promisoria carrera como deportista.  Sin embargo, no pololea. “Ya aparecerá la niña correcta”, nos dijo con una sutil sonrisa. Espera que con el paso del tiempo se transforme en un profesional de elite, y de ahí la trascendencia de su planificado viaje a Estados Unidos. Allá cuenta con todas las condiciones para triunfar, a diferencia de lo que sucede en Chile, donde esta clase de disciplinas poco y nada se fomentan. “Espero vivir allá por la mayor cantidad de tiempo posible, pues sé que la única forma de triunfar es haciéndolo en el extranjero. Me tengo toda la fe del mundo”, concluyó.  

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X