• Con el hermoso trofeo entregado por el directorio del CAD Norte que justifica el título de la temporada 2016 en los Súper Turismo 1600. Foto: Andrea Cantillanes
  • Se quedó con el título 2016 en un año que lo familiarizó con los primeros lugares durante toda la temporada. Foto: Cedida
  • Ya se conoce la pista de Huachalalume como la palma de la mano. Ahora quiere emprender el vuelo y llegar a la competencia de Mendoza, Argentina. Foto: El Día
El joven piloto serenense, campeón de la Súper Turismo 1600 en el CAD Norte en la última temporada, siente que llegó el momento de emprender el vuelo y comenzar a competir en una liga de mayor exigencia y profesionalismo. Puso su mira en Argentina, siguiendo los pasos de Rodrigo Meléndez.

La navidad vivida por Héctor Tito Varela, ha sido especial. El flamante campeón de la Súper Turismo 1600 en el automovilismo del CAD Norte Chico, temporada 2016, tiene claro qué es lo que quiere hacer con su futuro tuerca, mientras lucha por dejar atrás la incertidumbre de saber si podrá hacer realidad ese anhelo.

Con sus 19 años, ya ostenta títulos regionales en las dos categorías del CAD Norte Chico:  la Fiat 600 cuando tenía 15 años y la Súper Turismo 1600, una serie convertida en una de las más importantes del país por el nivel y cantidad de pilotos, por lo que cree que ya tocó el cielo local.

Para ello busca seguir los pasos de Jorge Meléndez, piloto local que compite en el difícil mundo del automovilismo argentino.

Además, tiene el impulso de su amigo Gonzalo Aranda (viviendo en Canadá), quien se sumó a las carreras de los últimos dos meses en Huachalalume y lo insta a buscar nuevos horizontes. Su intención hoy es darse a conocer, tener el apoyo de privados y salir a competir para mostrar sus aptitudes. Está consciente de la realidad y de su situación, ya que la única manera de darse a conocer es cruzar la calle. Lo saben en su círculo más íntimo y aunque existen dudas de lo que puede ocurrir, cada momento parece más convencido que su derrotero continuará en otras pistas.

Faltando una fecha para el término de la temporada regular en el CAD Norte Chico, Tito Varela se había asegurado la corona. Hace unos días participó de la ceremonia de premiación (donde le entregaron la preciosa copa que encabeza esta nota), coronando, antes de los 20 años, dos títulos regionales.

Hijo de uno de los mejores mecánicos de la región y el país (Rodrigo Varela), ligado a la empresa  Carmona y que lideró los equipos de Auto Gasco que tomaron parte en el Dakar, Tito se fue insertando poco a poco en el mundo del automovilismo regional. La historia parte a los 15 años, acompañando a su viejo a las carreras en la pista Juvenal Jeraldo, “él me metió en el tema del automovilismo, porque arreglaba y veía vehículos en el 2009 a otros pilotos, me llevó a unas carreras y ahí comenzó la idea de correr. Primero fue con un Fiat 600,  gracias a unos ahorros que teníamos lo compramos y así fuimos comenzando. Es el gestor de todo esto. Los resultados están a la vista”.

Luego de la segunda corona regional, esta vez en los Súper Turismo, Tito Varela, siente que ya toco hecho y hay que hacer algo diferente, “la idea es salir y proyectarse a un nivel internacional, seguir en lo mismo no es lo ideal. Ya salimos campeones en la categoría faltando una fecha. Llegó el momento justo de dar el paso, porque hasta que se inicie nuevamente el campeonato somos los campeones, una vez que comienza se parte de cero, tengo que aprovechar la oportunidad que tengo en este momento”.

Explica que aunque sea en los tuercas locales, hay un mérito tras la corona del mejor del 2016, “se requiere de toda una logística para ser campeón, muchas horas hombres invertida en el desarrollo del auto, mucho entrenamiento en pista, apoyo familiar, de los amigos en la parte económica de muchas personas y eso sirve de estímulo para los nuevos retos”. 

Al justificar sus nuevos desafíos, indica que está hecho para la competencia, “parece un hobby hasta el momento, pero esto va ligado con una vida. Muchas veces dejas de lado el trabajo, los estudios, se sacrifican días domingos que involucra compromiso, disciplina y un resultado final que es el título”, argumenta.

 

 

RODRIGO MELÉNDEZ

El pionero en cruzar la cordillera ha sido el piloto local, Rodrigo Meléndez, quien lleva un par de meses tomando parte en el difícil automovilismo de Mendoza, donde ya comienza a mostrar su nombre y apellido, como también el buen manejo, “Rodrigo me ha entregado todo su apoyo. El rompió las barreras y lleva un tiempo compitiendo en Mendoza. La idea mía es partir allá en el Zonal Cuyano donde tienen una gran competencia de hasta 30 autos en pista”.

-¿Y los costos?

“-Ese es el tema fundamental, principal. Hay una ventaja estando allá Meléndez, porque se abaratarían los costos si vamos dos pilotos desde acá. Jorge Meléndez lo ha hecho solo todo este año y su sacrificio es tremendo”

-¿Cuándo te trasladarías a Mendoza?

-“Lo primero que se hace allá son las prácticas, las pruebas libres. Uno va, arrienda un auto, se sube y prueba el nivel de otros pilotos. Ahí mismo uno se va mostrando que es lo que puede hacer. Ese es el primer paso a apuntar y eso se da ahora en el verano enero o febrero, cuando aún no está en actividad el campeonato”.

-Además del apoyo que te entrega Gonzalo Balanda, ¿hay alguien más contigo?

“En las carreras siempre he tenido como apoyo a SKF Chile; Enrique Osses Espejo, Pucará SA, Venta Stors, IP Chile (Estudia Mecánica) que es mi casa de estudios y que me han dado todo el apoyo, desde el vicerrector, quienes están enterados de los logros que he obtenido”. 

 

PROYECTARSE EN ARGENTINA

Gonzalo Aranda se  incorporó a las últimas fechas en 2016 del Campeonato Regional del CAD. Vive en Canadá y busca que Varela se proyecte de manera internacional. “En Canadá también hay automovilismo y de alguna forma quiero que Tito se proyecte en Argentina para después ver la posibilidad de hacer algo allá. Es difícil para nosotros los pilotos chilenos proyectarnos, la parte económica es compleja y son pocas las empresas que apoyan”.

Comenta que la idea es que el piloto local pueda viajar, “a Tito Varela y a quienes puedan hacerlo, lo idea es viajar  y ver la realidad de afuera. Por eso quiero que se proyecte, tiene condiciones, aparte que tiene un preparador que es su papá, Rodrigo Varela, que lo apoya en todo y es uno de los mejores”.

Frente a la posibilidad de que Varela comience en Mendoza, comentó que “estuve en Argentina con Jorge (Meléndez), lo acompañé. La diferencia con Chile es que los equipos viven de esto, son profesionales, tienen sus tarifas y de acuerdo a eso le cobran a los pilotos. Son más que un club deportivo, lo ven como empresas y el automovilismo es fuerte, cuenta con autódromos y eso es lo que merece Tito”.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X