Crédito fotografía: 
Cedida
El equipo de Luis Marcoleta estará hoy en La Portada enfrentando a un complicado elenco cuprero y lo hará con la obligación de conseguir un buen resultado, ojalá un triunfo, que le permita escapar del fondo de la tabla de colocaciones para endosarle la responsabilidad a San Marcos o Ñublense, los otros dos elencos comprometidos con el descenso y que se enfrentan entre sí en Chillán.

Vuelve Deportes La Serena al estadio La Portada y lo hace como ha ocurrido en muchas otras oportunidades, con la obligación de conseguir un triunfo, un resultado favorable que le permita mirar con mayor optimismo la carrera final del 2018 para salvar la categoría B del balompié nacional.

Recibe a un rival con linaje: Cobreloa, un adversario con pergaminos que todavía pretende pelear por el primer ascenso y el título directo al elenco de Coquimbo Unido, actual líder de la serie que, de hecho, jugará antes en San Felipe, ante el cuadro aconcagüino, por lo que se meterá en el césped de La Portada, con el conocimiento de la suerte del puntero.

En Deportes La Serena están demasiado lejos de estar atentos a la realidad de los naranjas, ya que desde que están bajo la batuta técnica del entrenador Luis Marcoleta no han podido abrochar una victoria, tan necesaria hoy como el oxigeno que les permita respirar y proyectar salvar la categoría. Un  triunfo es obligatorio a estas alturas de la competencia y no para darle una señal al cuadro cuprero, sino que para enviar una señal a sus rivales directos de San Marcos y Ñublense, con los que peleará hasta la última jornada por salvar la serie B.

LOS APOYOS

Necesita tener ese golpe o inyección el conjunto granate. Han sido muchas jornadas de sensaciones contrarias y adversas, pese a que en las últimas dos jornadas logró paridades que tienen más de positivo que de negativo.

Ahora vienen  de igualar con Wanderers y luego con San Marcos de Arica, ambos 1-1, mostrando mayor integración grupal, juego asociado y con  intencionalidad, aspectos prácticamente olvidados en la temporada y que los llevaron sin que nadie se percatara a transitar por la cornisa y con el serio peligro de salvar la categoría.

Es el capitán Mauricio Salazar quien entiende que es en estos momentos  donde no se pueden equivocar y seguir sumando, aunque para ello es clave la actitud del grupo, “hemos hablado mucho, tenemos claro que queremos salvar la serie y dejar a La Serena en la categoría “, puntualizó el zurdo, quien, además, recuperó un puesto entre los titulares asumiendo su liderazgo innato en un equipo que necesita gente con identificación y no los que siempre jugaron por priorizar los intereses de los nuevos administradores del club.

Salazar tiene claro que con la misma actitud que enfrentaron los últimos dos compromisos, “tenemos más posibilidades de salvarnos que de seguir comprometidos abajo, enfrentamos a un rival complicado, difícil, que también tiene objetivos propios, aunque es nuestra necesidad y obligación hacernos valer en condición de local”, precisó el zurdo. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X