Crédito fotografía: 
El Día
Hinchas, ex dirigente y el propio padre del técnico Graff quienes estuvieron en el empate ante Melipilla en Santiago, confían que ante Puerto Montt en calidad de local, el cuadro de Coquimbo Unido logrará el objetivo del campeonato.

En el ingreso al estadio Bicentenario de La Florida la señora Clara Castillo dialogaba con Carabineros y esperaba a sus nietos para ingresar a la tribuna asignada.

Con 84 años llegó al recinto deportivo con la camiseta del equipo pirata y convencida que su club de toda su vida se transformaría en campeón como ocurrió  en 1962, encuentro donde concurrió su esposo Humberto Cuellar. 

Aunque actualmente vive en Santiago, nació y se crió  en Coquimbo y se transformó en una incondicional hincha del cuadro aurinegro. El interés por el fútbol surgió de su familia y sobre todo su esposo ferroviario. A pesar del traslado, en Santiago la pasión  Pirata continuó  y el sábado 27  de octubre no se perdió el encuentro trascendental.

“Vengo ver a Coquimbo con el resto de mi familia que está en el puerto, pero que ahora viajaron a Santiago. Mi esposo ya está durmiendo el sueño eterno en Puente Alto, pero soy Coquimbana y soy pirata”.  

En el estadio  Bicentenario de La Florida el ex presidente de la institución  Eduardo Corvetto destacó el empuje y esfuerzo de la hinchada aurinegra. “La ansiedad mitiga cualquier expectativa y creemos que  por lo hecho  en el campeonato, Coquimbo Unido  debiera subir a Primera División, además  por el fervor de la gente. Para mí ha sido impresionante cómo llegó la gente a Santiago. Con mucho esfuerzo y sacrificio  y para ello es que podamos lograr  el campeonato”.

Si  bien estaba confiado en que  el certamen se cerraría frente a Melipilla en Santiago,  igual  recalca que el equipo sabrá cerrar el campeonato  frente a Puerto Montt en calidad de local.

Igualmente destacó  el profesionalismo del actual directorio e igualmente coincide que se debe trabajar por mantener el actual cuerpo técnico. “Coquimbo Unido tiene un directorio muy experimentado y con sabia joven, que también debemos felicitar. Igualmente tenemos un gran cuerpo técnico y loable. Además, un  grupo de jugadores donde se mezcla la experiencia y valores jóvenes. Todo eso ha marcado una mixtura que nos ha llevado a esta situación”.

APOYO FAMILIAR

En la recta final  el padre del técnico porteño,  Rubén Graff viajó especialmente de Argentina para  acompañarlo  en este momento importante. En  la goleada con San Marcos de Arica se paseaba por la tribuna del Francisco Sánchez Rumoroso siendo calurosamente saludado. Destacó a El Día el tesón de su hijo. “Lo ha hecho muy bien. En mi caso fui jugador amateur, pero siempre lo respaldé en lo que fue su política”, recalcó.

En  el estadio La Florida frente a Melipilla se la sufrió toda, principalmente cuando el remate de Rodrigo Holgado dio en el palo y se ahogó el primer gol aurinegro y con ello el campeonato  en Santiago como el había pronosticado.

El propio Graff luego del 4-0 frente a San Marcos  valoró  el esfuerzo de su progenitor por estar presente en este  instante expectante. “Feliz, porque en estos años él me ha respaldado como futbolista y ahora como técnico. Me ha ayudado desde su punto de vista y los partidos que veía por televisión y que hoy que esté a mi lado me pone muy contento. Mi carrera casi fue toda en el exterior y no estuvo al lado mío y  en la de técnico pasa exactamente lo mismo, porque estoy fuera de mi país. Pero, contento que la gente que ha estado a la distancia hoy esté a mi lado”,  resaltó el estratego.

De hecho en una entrevista que concedió a un diario electrónico Español  el propio Graff reconoció el aporte de su padre  en su formación. “No existen referentes puntuales, siempre se intenta copiar y ver lo bueno, fueron muchos, pero si es cierto que mi viejo (Rubén), jugador de fútbol no profesional, jugó hasta grande en ligas locales y siempre lo acompañaba y veía. Muchas cosas que tuve como jugador y ahora como técnico las adquirí, las copie, las absorbí domingo a domingo viéndolo jugar”.

En la tribuna del estadio la Florida Rubén Graff,  el padre del técnico, siguió el partido la polera de Coquimbo Unido y una bufanda de Argentina. En  la recta final del campeonato viajó  exclusivamente para  apoyarlo en lo humano.

Celebración postergada

Durante los 90 minutos que duró el encuentro  en Santiago frente a Melipilla la copa del futuro campeón estuvo  resguardada en un lugar del estadio La Florida, lo mismo que las medallas y la  tarima. En la Marquesina Vip el presidente de la ANFP, Arturo Salah   observó atentamente  el encuentro  y al término del partido entre risas, le indicó al gerente de Coquimbo, Pablo Morales que, “deberán esperar 90 minutos más”.

El dirigente máximo  destacó a El Día que el compromiso se transformó en una fiesta del fútbol. “La próxima semana (mañana) lo podrán lograr en su casa. Lo que está pasando  en la B con estadios con mucha gente es bueno para el fútbol. Ojalá subieran los dos equipos de la zona, porque La Serena y Coquimbo son dos muy buenas  Plazas”. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X