Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
La victoria pone a las chilenas en el segundo puesto del grupo con cinco puntos, cuando todavía queda por jugar la última fecha

Caía el primer tiempo y el cielo serenense estaba en llamas de un intenso anaranjado, sufriendo como lo hacían los 17 mil serenenses que se encontraban presentes en el estadio La Portada, porque Chile chocaba una y otra vez con una ordenada defensa de Uruguay a la que no podía vulnerar para abrir el marcador.

Hermosa imagen que servirá de postal de un partido histórico para las chicas que entrena José Letelier, que, al igual que las charrúas, se jugaban, en parte, la clasificación a la segunda fase del la Copa Femenina de Fútbol que se desarrolla en las ciudades de La Serena y Coquimbo. La cuarta fecha del Grupo A traía nuevamente a la Roja de Todos al césped serenense y con ello a una fiel hinchada compuesta de familias enteras que prácticamente colmaron el recinto deportivo y que en todo momento entregaron su respaldo a la misión nacional.

Chile y Uruguay animaron, en  versión femenina, un verdadero clásico de esos que los varones nos han regalado por siempre en la Sudamericana: mucha lucha, Chile buscando abrir el marcador contra una defensa férrea, dura, fuerte en el juego aéreo y dispuesta a todo para que su portería no se viera vulnerada.

Las celestes dejaron atrás rápidamente el bochorno de su estrepitoso debut cuando fueron goleadas por Colombia. Esta vez se ordenaron de atrás para adelante, conformando dos líneas infranqueables que contrarrestaron todo ataque de las chilenas.

Si bien las pupilas de Letelier se crearon al menos cuatro o cinco oportunidades frente a la portera Sofía Olivera, en la primera etapa, fueron incapaces de resolver en los últimos metros.

El juego hilvanado, por momentos de rápido tránsito, dejó en más de una oportunidades a las atacantes Aedo, Hernández y Rojas, en posición de remate, fallando en la ejecución o encontrando una pierna de una defensora rival.

La primera etapa transcurrió con la propuesta de las chilenas  y un equipo rival conservador que dejó que sus rivales hicieran el gasto.

El cero a cero de la primera fracción pareció mucho castigo con las nacionales, mientras que  Uruguay regresaba del entretiempo con una postura muy similar, incluso, más estricta con el poco adelantamiento de sus bandas, esperando que la desesperación de las chilenas las llevara a cometer equivocaciones y dejar forados en el fondo para definir en la contra.

Si bien Chile se fue con más pasión que fútbol a buscar el gol del triunfo, supo resolver con prestancia cada vez que sus rivales buscaron ganar metros en la cancha. Salvo un tímido remate de Castillo, que conjuró la portera  Endler cuando la cuenta se mantenía emparejada, la zaga chilena no pasó mayores zozobras.

El partido se acercaba a su final. El público, no muy asiduo al fútbol, comenzó a bajar de las gradas un tímido aliento que luego se convirtió en un fuerte canto de esperanza, bajó hasta los pies de María José Urrutia que cambió la estructura del ataque con un fuerte cambio de frente de derecha a izquierda que permitió a María José Rojas ganarle las espaldas a su marcadora para vencer a Olivera con un remate cruzado.

Fue un desahogo de una emocionada atacante y de esas fervientes 17 mil almas que prometen estar nuevamente este jueves cuando se enfrenten con Perú y clasifiquen a la siguiente fase.

COLOMBIA SÓLIDA

El cuadro cafetero, que de un principio asomó como el favorito para quedarse con el primer lugar del Grupo A, aseguró su presencia en la próxima fase tras imponerse por 3-0 a Perú en el partido preliminar de la jornada de ayer en el estadio La Portada. 

A los 23’, la goleadora María Catalina Usme abrió la cuenta mediante un preciso tiro libre, llegando a su novena anotación, que la consolida como la máxima scorer del certamen.

En el segundo lapso, estiró las cifras Leicy Santos tras una excelente jugada colectiva, colocando el 2-0 a los 54’.

El 3-0 definitivo lo marcó Isabella Echeverry por medio de un preciso golpe de cabeza, sentenciando toda opción de las chicas del Rimac.

De esta forma, las cafetaleras llegaron a 10 puntos y sólo esperan saber qué selección de la zona A las acompañará a la siguiente etapa, mientras que Perú, próximo rival de Chile, sólo tiene un punto.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X