• José Flores Generación Deportiva
    José Flores Generación Deportiva
  • El Mercurio de Valparaíso
    El Mercurio de Valparaíso
Crédito fotografía: 
Gentileza
 El conjunto aurinegro provocó la primera sorpresa del torneo al sacar de carrera en primera ronda al subcampeón 2016 de la Copa Chile, Everton de Viña del Mar.

Valiéndose de un juego solidario, de gran despliegue físico y solidez en todas sus líneas,  Coquimbo Unido avanzó a los octavos de final de la Copa Chile tras conseguir un laborioso empate a 1 con Everton de Viña de Mar, manteniéndose el global 4-3 por el triunfo obtenido en el choque de ida en el Estadio Francisco Sánchez Rumoroso.

Si bien fue sorpresa por tratarse de un equipo de la categoría inferior,  los dirigidos de Patricio Graff superaron a los vicecampeones de este certamen en la sumatoria de los 180 minutos de juego mostrándose superiores por largos pasajes del encuentro.

 

FRASE DEL DÍA

“Teníamos claro que Everton saldría a presionarnos, a buscar el gol, pero respondimos en gran forma”, Isaías Meneses, defensa de Coquimbo Unido.



NÚMEROS DEL DÍA

3
son los goles que le permiten al volante porteño Iván Ledezma convertirse en el goleador de la Copa Chile.

 

Luego de la ventaja con la que llegaba el elenco porteño tras el 3-2 del partido de ida, Everton estaba obligado a revertir la desventaja y para ello dispuso de sus últimos refuerzos, entre ellos Patricio Rubio, quien comenzó de manera intimidante y se fue apagando en la medida que avanzaba el compromiso.

El propio Rubio se creó la oportunidad más clara a los 11 minutos con un cabezazo que encontró el manotazo del portero Franco Cabrera y luego el travesaño para abrir el marcador, en los únicos minutos que Everton logró sorprender a una defensa que cometió pocos errores. Raúl Becerra se creó dos ocasiones ante el portero pirata fallando en sus dos intentos de inaugurar las cifras en los momentos en que el balón lo administraba con rapidez el dueño de casa.

 

"Se hizo un partido correcto, de gran respuesta de los jugadores", Patricio Graff, Entrenador de Coquimbo Unido



Coquimbo soportó de manera estoica esos minutos de presión y fue paulatinamente ahogando a sus rivales en base a un juego de presión alta que volvió, al igual que en el partido de ida, a generar grandes dividendos a los hombres de Graff. Una pelota que recuperó el atacante Leandro Reymúndez, a los 31’,  provocó una rápida contra de los porteños que finalizó Iván Ledezma, nuevamente el mejor de la cancha,  con un remate de media distancia para batir al meta Eduardo Lobos, quien hasta ahí, había tenido un partido relativamente cómodo.

No obstante, la ventaja no duró mucho, ya que el argentino Lucas Mugni, en los 39’,  estableció la paridad en una rápida triangulación de los dueños de casa que se fueron al descanso con la ilusión de dar vuelta el marcador en la segunda mitad.

Sin embargo, y pese a la intención que mostraron los viñamarinos, Coquimbo Unido comenzó a jugar con la presión que caía sobre los jugadores locales, anulando cada acción ofensiva con un juego que requería de mucha entrega y marca.

Coquimbo se olvidó en parte del arco de Lobos, privilegiando la defensa con un portero Cabrera inspirado que respondió con acierto cada vez que fue requerido  y contó con el apoyo de sus compañeros,  porque cuando no pudo él, fue su compañero Fabián Torres quien salvaba al equipo de recibir un segundo tanto ya en el último respiro del partido que habría llevado el cotejo a una definición desde los lanzamientos penales.

Eran los minutos donde sólo había que defender, pues las variantes que impuso Graff de recuperar el balón no surtieron el efecto esperado con el ingreso de Cortés, quien no se pudo meter en el ritmo que llevaba el cotejo, puesto que el balón corrió con mayor rapidez por los locales, que a esas alturas jugaban con cuatro atacantes.

Esta masiva presencia en terreno aurinegro no provocó acciones de mayor riesgo en los piratas, que siguieron jugando con gran confianza y aplicación, conscientes de que el paso a la siguiente instancia dependía solamente de ellos.

En la ronda de los 16 mejores del torneo, el cuadro aurinegro se medirá con San Luis de Quillota, que sufrió bastante para dejar fuera de carrera a Copiapó.

En el encuentro jugado en Quillota, el elenco canario se impuso por 2 a 0 revirtiendo el 1 a 2 del encuentro de ida.

Diego Carrasco en la marca del ruletero Alucema, en los momentos en que Everton buscaba abrir el marcador. El defensor fue uno de los buenos jugadores en la paridad y clasificación de los aurinegros.

 

EL ANÁLISIS DE GRAFF
Con la mesura que le caracteriza, el técnico de Coquimbo Unido Patricio Graff definió que el partido se había dado en los términos que lo propuso Everton y que el “equipo respondió de manera segura ante la presión de Everton”. El trasandino mostró su tranquilidad ya que el mensaje que nace desde la banca “está llegando a los jugadores”.
El central Washington Torres, quien fue reemplazado al sufrir una contractura, indicó que “en la suma de los dos encuentros fuimos mejores que Everton. ¿La lesión? Espero que no sea nada grave, no me gusta perderme los partidos”.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X