• Pese a las complicaciones en la parte defensiva, Coquimbo Unido supo sacar adelante un partido complicado frente al elenco viñamarino.
    Pese a las complicaciones en la parte defensiva, Coquimbo Unido supo sacar adelante un partido complicado frente al elenco viñamarino.
  • El conjunto aurinegro hizo mejor las cosas y por eso se quedó con la victoria frente a Everton.
    El conjunto aurinegro hizo mejor las cosas y por eso se quedó con la victoria frente a Everton.
  • La llave se encuentra totalmente abierta y todo se definirá el próximo fin de semana en Viña del Mar
    La llave se encuentra totalmente abierta y todo se definirá el próximo fin de semana en Viña del Mar
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Coquimbo Unido comenzó su periplo en la Copa Chile con un triunfo ante Everton de Viña del Mar. Y lo hizo jugando bien. La revancha se jugará la próxima semana.

El conjunto aurinegro hizo mejor las cosas y por eso se quedó con la victoria frente a Everton.

Al final, el resultado fue lo mejor que obtuvo Coquimbo Unido en su debut de Copa Chile. Porque en partidos de ida y vuelta, siempre es bueno cosechar un buen resultado y si es en casa, mucho mejor. ¿Lo malo? Los dos goles que marcó Everton de Viña del Mar, que con muy poco casi le amarga la jornada a un cuadro pirata que durante todo el partido fue superior y por eso se quedó con un merecido triunfo por 3 a 2.

PARA LOS APLAUSOS. Los hinchas que llegaron al Francisco Sánchez Rumoroso se fueron conformes con el rendimiento exhibido por Coquimbo Unido. Se fueron contentos porque Coquimbo fue más. Porque mostró lo que hizo en sus duelos amistosos cuando derrotó a Colo Colo y la Universidad de Chile, que fue siempre buscando el arco rival.

Por lo mismo, no extrañó que a los 8’ abriera la cuenta el argentino Leandro Raymundez, que con un golazo de media distancia abrió la cuenta en el Coloso del Llano. Sí, el pirata era más, pero Everton llegó al empate dos minutos más tardes gracias al tanto de Raúl Becerra.  Recién iban 11 minutos de la primera fracción y ya había un preludio de lo que podía venir más adelante. 

Pese al descontento por el empate tan pronto, Coquimbo se creaba las mejores ocasiones y por eso, cuando el reloj marcaba el minuto 24’, Ivan Ledezma, desde los doce pasos, ponía en ventaja al dueño de casa.

Pero lo errores, dicen en el  fútbol, se pagan. Y muy caro. Porque cuando mejor jugaban los dirigidos de Patricio Graf y cuando todo hacía pensar que el tercer tanto llegaría en cualquier momento, un error del central Fabián Torres, en conjunto con el portero Franco Cabrera, permitieron que Everton emparejara el partido cuando se jugaba el  minuto 32.

LA EXPULSIÓN. Un primer tiempo para los aplausos, independiente que Coquimbo no haya podido mantener la ventaja. Porque aún así, el equipo siguió jugando de buena manera y llegando con peligro al pórtico del meta Eduardo Lobos. 

No obstante, poco antes de que se fueran al descanso, recibieron cartulina roja Jorge Orellana en Coquimbo Unido y Dilan Zuñiga en Everton, lo que a la postre terminó por perjudicar más al equipo pirata, porque de ahí en más, y pese a seguir siendo superior, no lo hizo con la misma intensidad. Tampoco con el mismo nivel de juego. 

LEDEZMA MARCÓ LA DIFERENCIA. En la segunda parte se notó el bajón de Coquimbo Unido. Más todavía el del equipo visitante. Pero los dos mil fanáticos que asistieron al recinto porteño sabían que, por lo mostrado en el primero tiempo, era muy mezquino el empate. Y los jugadores también. Por todo lo hecho en los primeros 45 minutos, sabían que el triunfo tenía que quedarse en casa, porque así irían con más tranquilidad al compromiso de revancha. 

Y fue un penal, nuevamente, el que enseñó el camino para la victoria. Desde los doce pasos otra vez el “Titi” Ledezma para marcar el gol. Su segundo personal y el tercero para Coquimbo Unido. Los hombres de Everton reclamaron airados el cobro de Julio Bascuán, quien no dudó  ni un segundo en cobrar la pena máxima.

Tampoco Ledezma, que con el gol a los 75’, era ya la figura del compromiso, el más aplaudido por los hinchas.

Pero esta vez, Coquimbo tenía que aguantar la diferencia. Mínima, es cierto, pero había que partir el torneo con un triunfo. Y así fue. Porque ni los cinco minutos de descuento pudieron amagar el debut oficial del técnico Patricio Graf. 

El 3-2 ya era definitivo. Una victoria importante que se valora por la forma en cómo se consiguió, jugando un buen fútbol y con los días, el técnico corregirá lo que crea que es necesario. 

Pero ayer, Coquimbo Unido debutó ganando, que era lo que el técnico, jugadores e hinchas estaban esperando hace un buen rato.

La revancha  se jugará el próximo sábado 22 de julio en el estadio Sausalito a las 12:00 horas, donde los dirigidos por Pablo Sánchez intentarán dar vuelta una llave que está abierta.

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X