Crédito fotografía: 
Cedida
Con la principal novedad de que en el arco estará el joven portero Daniel Retamal, el cuadro pirata recibirá mañana a los “Diablos Rojos”, en el primer compromiso de la segunda rueda en la Primera B. En el cuadro porteño, que tendrá 9 cotejos de local, de un total de 15, tienen claro que el camino a la Primera División lo pavimentarán haciéndose valer en su casa del Francisco Sánchez Rumoroso.

Coquimbo Unido velará sus armas esta noche proyectando el duelo de mañana ante Ñublense de Chillán, en lo que será el puntapié de partida de  la segunda rueda en la Primera B, que premiará al campeón con el ascenso directo y un segundo cupo a la Primera División, tras la participación en una liguilla. 

Ese cotejo comenzará a las 18.00 horas en el estadio Francisco Sánchez Rumoroso y será el primero de nueve que los aurinegros enfrentarán en calidad de local. 

SE DEFINE EN EL PUERTO

Si bien el equipo aurinegro de Patricio Graff recién suma dos refuerzos, aunque sus hinchas  y el propio entrenador  esperan que lleguen otros dos, se mantiene como el más serio candidato al título, incluso por sobre los elencos de Cobresal y Santiago Morning, con el que comparte el podio de los tres mejores de la primera rueda.

Los entendidos explican que el campeonato se puede resolver gracias a los nueve compromisos que los piratas disputarán en calidad de locales, contra apenas 6 compromisos de visitante, una ventaja respecto de sus rivales más cercanos, ya que esos compromisos los desarrolló en la primera rueda de visitante y no se notó gran diferencia en la tabla general de posiciones.

Un factor a considerar, ya que los dirigidos de Patricio Graff se hicieron respetar en su feudo, logrando triunfos estoicos como el obtenido frente a Barnechea, cuyos goles llegaron prácticamente en los descuentos.

Otro factor que la fanaticada aurinegra ve con buenos ojos es  que los duelos ante los microbuseros del Morning y los cupreros de Cobresal tendrán lugar en el césped del puerto, “debemos sacar provecho de nuestra localía, saber hacernos valer asumiendo que todos los rivales vendrán a plantear esquemas más conservadores para cerrar los espacios”, recalcó el capitán Diego Carrasco.

LA PREOCUPACIÓN

Sutilmente lo dejó esbozar el entrenador cuando dijo que no necesitaba que llegaran refuerzos si es por cumplir con el reglamento. Cree Graff, y con razón, que es el momento de armarse y reforzarse con los jugadores que ha solicitado (aunque no le ha ido muy bien en la solicitud), proyectando que están tan cerca de conseguir el ascenso, que a estas alturas se ha convertido en una verdadera obsesión para los aurinegros que vienen persiguiendo ese sueño desde el 2008.

De esa manera, el trasandino deja establecida su postura. Es lógico que desee estar cubierto frente a cualquier emergencia y exigencia que se pueda presentar en el curso del calendario.

Ya le ocurrió con la lesión del portero Matías Cano, a quien no tendrá durante los dos primeros meses de la competencia oficial y si bien le trajeron al experimentado Eduardo Lobos, Graff es de los que quiere tener mayor volumen de atacantes externos y  otro hombre de envergadura física en el área.

Aunque el plazo expira en un mes,  Graff está intranquilo, porque en estos momentos no escucha un pronunciamiento más decisivo en la administración.

En lo inmediato y proyectando el encuentro con los chillanejos de mañana sábado, el entrenador porteño ratifica al portero Retamal en lugar de Cano, mientras que el tridente de atacantes se mantendrá con los Delgado, Alvaro y Kilian y el artillero, Rodrigo Holgado, quien usará la 9 en su espalda.

ÑUBLENSE

El equipo de los “Diablos Rojos” se trasladó hasta el puerto aquejado de varias bajas por lesión, una de ellas la del goleador  Sebastián Varas, quien quedó al margen del periplo debido a una contractura.

El posible equipo sería con Contreras en el arco; Bugueño, Pedreira, Andrade, Sepúlveda; Gaete y Tapia (sub 20), Pozo y Mateos; Silva y Bustamante.

LA RECUPERACIÓN DE CANO

Se ha incorporado para realizar trabajo de campo, aunque con los lesionados. Se trata del portero Matías Cano, quien ya trabaja buscando su recuperación. Se mostró muy contento ya que la recuperación marcha viento en popa, aunque no quiere adelantar los tiempos, “nadie está preparado para lesionarse, me tocó jugar todos los minutos de la primera rueda, nosotros tenemos que seguir demostrando que tenemos un gran grupo y al que le toque jugar que aproveche la oportunidad, se afiance en el puesto para que no salga más de la oportunidad que el entrenador le está dando”.

Acerca de lo que será esta segunda rueda, puntualizó que “estamos muy tranquilos y con los pies sobre la tierra para pelear por el ascenso, eso es lo que nos importa”, recalcó al programa Gol Gol Gol Golazo de Radio Mistral.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X