Crédito fotografía: 
Pamela Rojas/campeonatoChileno.cl
En un polémico encuentro y discreto arbitraje de Rafael Troncoso, cuyas decisiones influyeron en los dos goles del compromiso, el conjunto aurinegro rescató una paridad en la compleja cancha del Germán Becker.

La misión de Coquimbo en su reestreno en el Campeonato Oficial de la Primera B apunta a seguir manteniendo su marcha que lo sustente como el número uno de la clasificación entre los 16 clubes. La tarea la viene desarrollando a la perfección el equipo que dirige Héctor Tapia, aunque ese puesto de privilegio lo comparte con Puerto Montt.

La undécima jornada, celebrada en su totalidad el jueves, permitió a Puerto Montt poner presión a los hombres de amarillo y negro, ya que enfrentaron en el primer turno a San Marcos en el Chinquihue, registrando un empate que lo hizo alejarse de los Piratas en una unidad.

Desde el perfil del barbón, buena igualdad, ya que los sureños resignaban puntos en calidad de local, lo que dejaba abierta la opción de quedar como exclusivo líder de la general, siempre y cuando lograra sacar un triunfo en el Germán Becker.

Por momentos, en especial en varios pasajes del segundo tiempo, logró estar en ventaja con el tanto desde los doce pasos de Leandro Garate, que venció al portero Yerko Urra con un suave remate, sin embargo, la resistencia del cuadro local pudo más hasta conseguir la paridad a los 76’ con el tanto de cabeza de Reiner Castro.

Si existiese justicia deportiva la paridad es lo más parecido a la realidad por lo ocurrido en el césped del Pije, aunque en la primera fracción el cuadro aurinegro no pasó grandes apuros. Por el contrario, fue a través de dos cabezazos de Esteban Paredes, a los 3’ y 16’, que se fueron por arriba del travesaño, que estuvo más cerca de inaugurar las cifras.

Se sentía cómodo el equipo de Tapia. La presión constante hacía que el balón lo recuperaran con seguridad, no obstante, y como ha venido ocurriendo en las últimas jornadas, se diluye su potencial en los últimos 30 metros.

Temuco, entendiendo de la potencialidad de los hombres de Tapia, dispuso de hombres bien apegados a las bandas, con el fin de no permitir que Harold Salgado, quien cubrió el lugar dejado por John Salas, y Jean Beausejour, quien transita por la izquierda, fueran permanentes agentes ofensivos. Por momentos lograban llegar con alguna ventaja para sacar un centro, lo que tampoco encontraron la definición adecuada.

La polémica



Hasta el minuto 50 el partido mantenía las mismas características que en el primer capítulo. Sin embargo, el primer error de la cuarteta arbitral se produjo en una carga del cuadro porteño, cuando el volante Sebastián Díaz alcanza a rechazar un balón que pretendía a José Aguilera. Primero llega el defensor quien logra desviar el balón y luego conecta con el ingreso del 16 aurinegro. El juez Rafael Troncoso decretó la pena máxima que fue resistida por el cuadro albiverde, sin embargo su decisión no varió. Garate, el goleador del Pirata, se puso frente a Urra anotando la apertura del marcador.

Como suele ocurrir, Temuco sintió la presión, comenzó a correr con mayor intensidad en campo rival. Coquimbo se aferró a su estructura, neutralizó el juego en la zona de volantes con un despliegue inagotable de Manríquez y Gatica, no obstante, nada pudieron hacer frente al gol del empate que logró Reiner Castro, a los 76’. Nada, porque Guillermo Pacheco, antes de quedar sin marca y tener tiempo para sacar un centro, aguantó al zaguero Felipe, a quien pasó a llevar con su hombro. Felipe se fue al suelo, por lo que el 23 del Pije sacó un centro aprovechando que los centrales porteños se quedaron dormidos para que Castro metiera el cabezazo que terminó en el arco de Guillermo Orellana.

Si bien todavía quedaba tiempo para buscar algo más, ningún equipo logró sacar diferencias o encontrar una nueva oportunidad para desnivelar.

Coquimbo perdió en los últimos minutos a Felipe por doble amarilla, por lo que no valía arriesgar para quedar sin botín, mientras que Temuco sentía que no perder con el líder era un buen resultado.

Tapia: “No hablo de los arbitrajes” 

Se notaba que estaba molesto el técnico aurinegro, Héctor Tapia, por el desenlace de la igualdad. No quiso hablar del arbitraje, y aunque estaba claro que este había sido factor en el resultado, optó por destacar la importancia de la igualdad. “La verdad es que no acostumbro hablar de los arbitrajes, creo que fue un partido de mucha fricción, bastante fuerte, de buen ritmo, se hizo un gran partido, aunque por momentos nos costó elaborar, aunque en el primer tiempo nos vimos mejor”.

Recalcó el deté de Coquimbo Unido que fue un buen resultado. “Somos un equipo que va en curva ascendente, trabajamos para lograrlo, aunque no se pudo ganar”. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Lo más visto hoy

 

Diario El Día

 

 

 

X