• La imagen gráfica la diferencia de juego ocurrida ayer en el Sánchez Rumoroso. Tres jugadores de la U de Concepción cierren el paso del zurdo Joe Abrigo.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El cuadro del campanil se impuso por 0-2 en su visita al Francisco Sánchez Rumoroso, en un partido que dominó desde el primer minuto. Los goles de Cabrera y Waterman, le dan un respiro a los sureños que se alejan del fondo de la tabla de colocaciones. El equipo Pirata sufre su primer revés en casa desde que Ribera tomó el control técnico.

La victoria que el equipo Pirata consiguió la pasada semana ante Cobresal, hizo sentir tan cómodo a los hombres de Juan José Ribera que lo quisieron replicar ayer ante la Universidad de Concepción, con un resultado completamente adverso. Esa vez en el Estadio El Cobre, el aurinegro cedió la iniciativa al rival y aprovechó, prácticamente la única oportunidad que se creó de convertir, el gol que le dio la victoria en los pies del zurdo Joe Abrigo. La apuesta, muy defensiva, fue exitosa. Los aplausos llegaron de todos lados.

Sin embargo, ayer, en calidad de local, recibiendo a su similar de la Universidad de Concepción, quisieron replicar la receta, fallando en el intento. Los del campanil no cometieron los errores de los mineros y mostraron su eficacia tomando posición del Francisco Sánchez Rumoroso con la pelota en los pies de sus volantes hasta lograr un merecido 0-2 que les da un respiro en su lucha por escapar del descenso.

Muy retrasados

Los del campanil, que vistieron de blanco en esta ocasión, parecían los locales. Adelantaron sus líneas, mientras el Pirata los esperaba en campo propio prácticamente con una defensa de cinco hombres (que  lidiaba con un solitario delantero visitante Cecilio Waterman), ejerciendo presión recién a unos 30 metros del arco de Matías Cano.

Coquimbo llegaba a la fecha 16 del calendario con la posibilidad cierta de dar un brinco en la tabla de colocaciones que lo podía, en caso de conseguir los tres puntos y dándose un par de resultados de los rivales, colocar en la novena posición de la tabla, quedando a la espera con mayor tranquilidad de Unión Española con el que cerrará la primera rueda, también en el puerto.

De esa manera daban el golpe acallando a quienes todavía no se conforman con el rendimiento colectivo de la estructura que plantea Ribera, pese a los buenos resultados que ha logrado desde su llegada, con 4 triunfos, un empate y una derrota.

Si bien llamó la atención que Coquimbo Unido no ejerciera una presión alta y buscara someter a su rival, el equipo de Acevedo se atrevió, se armó de atrás para adelante manteniendo los tiempos del compromiso y un par de individualidades atrevidas que quebraron el ritmo de una primera etapa que recién sobre la media hora comenzó a mostrar aproximaciones hacia los arcos.

Mientras el local esperaba inexplicablemente muy cerca del arco de Cano, los del Campanil mantuvieron su consistencia manejando el campo a su antojo, con la libertad de  Andrés Robles y Juan Pablo Abarzúa, quien se internó con inteligencia por el callejón diestro. Un remate de Camargo, a los 23’ fue el primer aviso del visitante, mandando Cano, de manera exigida, el balón al lanzamiento de esquina.

El rival siguió envalentonado, Coquimbo no era el mismo de siempre en el puerto. Erraba sus salidas y el balón no pasaba por sus hombres de la zona media, por lo que fue prácticamente imposible ver en acción a Farfán, Pinilla o Abrigo, que quedaron muy separados. El dibujo de Acevedo en la pizarra, nada muy diferente en sus últimos compromisos, encontró en Waterman la velocidad y elasticidad de su juego por todo el frente de ataque. Generalmente estaba desmarcado y con un par de metros, se las arreglaba para complicar a sus marcadores.

Fue el acompañante y socio de todos. Así llegó el primer tanto, a los 32’ en una jugaba que encuentra al panameño y a Abarzúa ganando las espaldas de Salas, por la derecha del ataque, para encontrar por el callejón siniestro al uruguayo Cabrera sin marca y vencer a Cano con un remate colocado.

No extrañó el gol, tampoco que la U de Concepción encontrara premio a su mejor juego. La desidia del local, se ve reflejado que recién a los 35’, con un tímido remate de Manríquez, se aproximó al arco del charrúa Guillermo Reyes.

En la segunda fracción, la característica del juego no cambió sustancialmente, pese a los ingresos de Luis Pedro Figueroa y Diego  Vallejos, ya que al retrasar a Farfán a la zona mixta para de ahí generar juego, no dio resultados. En parte mejoró la intensidad de los hombres de Ribera y aunque el visitante comenzó a ceder espacios, ese retraso lo hizo con orden y a espera de provocar alguna contra que le diera resultados.

El potencial ofensivo, pese al volumen, jamás llegó en los porteños. Por el contrario, siempre quedó la sensación que el 2-0 estaba más cerca, como ocurrió a los 86’, cuando Waterman aprovechó el regalo que le dieron Cano y González para anotar el segundo tanto y así terminar con el invicto de Ribera en calidad de local.

Ribera: “No hicimos un buen partido”

No quedó contento con la actuación el técnico aurinegro Juan José  Ribera, quien consideró que la forma de perder fue uno de los aspectos que más le llamó la atención. “No hicimos un buen partido, algo que habíamos tenido en otros encuentros, salvo en El Salvador, ya que somos un equipo que presiona y hoy día carecimos de todo el trabajo de presionar, de ahogar, estuvimos más cerca del arco de nosotros, caímos en el juego que ellos hicieron más que buscar lo nuestro, esa es la autocrítica que hacemos, no fuimos agresivos con balón y presionar al equipo rival”.

Para el DT ganador, Eduardo Acevedo, se hizo un partido de alto nivel, tanto individual como colectivamente, “fue un partido donde los jugadores estuvieron muy concentrados, tanto con pelota a favor como en contra, quitamos espacios, hubo jugadores en un nivel muy alto como todo el equipo, ante un rival que creo que se sorprendió un poco por el planteamiento”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día