Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
La Sexta Corrida de Caja Los Andes tuvo un sentido solidario en apoyo de Fundación Las Rosas y contó con la participación de organizaciones como Coanil, Teletón y Edudown, congregando a 3 mil atletas y aficionados al running, que desde las 8:00 horas iniciaron el trayecto por los 2k, 5k y 10k.

Con un sentido solidario se desarrolló durante la mañana de ayer la Sexta Corrida Familiar de Caja Los Andes, que convocó a miles de personas, entre atletas experimentados  y aficionados al running, que llegaron hasta el sector de El Faro para competir en las categorías 2K, 5K y 10K.

Cerca de las 8:00 de la mañana partió el primer grupo de corredores, específicamente de la categoría 10k,  a las 10:30 horas se dio inicio a la corrida de  los 2k, mientras que los 5k tuvieron su largada cerca de las 11:15 horas, todo en una jornada solidaria  que no distinguió  edad, condición física o género y que tuvo como principal motivación los 2.200 adultos mayores que Fundación Las Rosas acoge en sus 30 hogares desde La Serena a Osorno y que fueron  representados en cada uno de los 3 mil inscritos en la corrida.

Jaime Rodríguez, Gerente de Zona Centro Norte de Caja Los Andes, comentó que “tenemos un rol social en nuestro origen, pero hemos querido darle un vuelco mucho mas inclusivo y solidario pensando en que queremos que todas las personas participen, desde los niños hasta los adultos mayores, pasando también por las personas en situación de discapacidad, a través de la participación de Coanil, Teletón,  y Edudown”.

Sobre la convocatoria indicó que “queríamos llegar a más personas, siempre mientras más corran es mejor, pero contamos con el apoyo también de Carabineros, del Ejército y por eso la cifra es de más de 3 mil personas que están participando”, señaló.

La corrida tuvo como ganadores de la categoría 10k a Matías Ramírez (38 min y 24 seg) y a Karina Massad (43 min y 51 seg), mientras que en los 5k resultaron triunfadores Pablo Guerrero (17 min y 17 seg) y Javiera Valencia (22 min y 51 seg). 

Luego de cruzar la meta, Massad, que se desempeña como profesora de educación física, además de ser atleta, indicó  que “la corrida estaba bien organizada, empezó a la hora y se nota que se preparó durante el año”.

La deportista señaló que la clave para su triunfo fue el trabajo constante y el entrenamiento diario, que le permitieron mantener la concentración a través de los 10k, trayecto en el que recordó cada palabra de sus entrenadores para poder ganar la categoría, además destacó el sentido social que tuvo la corrida. “Me parece muy bien que a través de nuestra inscripción podamos aportar a los adultos mayores y de alguna manera apoyarlos con un granito de arena”, dijo.

Por su parte, María Ximena Salinas, Jefa regional de Fundación Las Rosas mencionó que “, los corredores están poniéndose en el papel de los adultos mayores de la región y están corriendo por un abuelo, me parece maravilloso, porque le estamos dando un sentido a lo que estamos haciendo acá”.

Además resaltó que “lo importante es que esto trascienda, no solo para los abuelos de fundación las rosas, sino también para aquel que es vecino, que vive cerca nuestro, que es nuestro abuelo, en todas las familias hay un adulto mayor que tenemos que cuidar de el y respetarlo, llamarlos por teléfono y preocuparnos”, aseguró.

En cuanto a la corrida para personas en situación de discapacidad, la medalla del primer lugar se quedó para el joven Jorge Salazar, que con 16 años tomó parte de un nuevo desafío, tras el cual comentó que “al principio se veía fácil, pero habían algunas curvas complicadas de doblar y me desgasté físicamente”. Aún así, el joven logró cruzar la línea de meta en el primer lugar de su categoría, un hecho que vivió con emoción, ya que pese a haber participado en eventos similares nunca había obtenido un primer lugar.

El joven fue recibido con orgullo por los voluntarios de Teletón y su familia. “Es bonito, al final venia desgastado y la gente me motivó a seguir avanzando, me parece espectacular, no pensé que iban a estar aquí”, indicó.

La corrida fue gratuita para los afiliados de Caja Los Andes en las categorías de 2k y 5k, y tuvo un valor de $3.000 para los corredores de 10k, mientras que los valores para el público general comenzaron en los $3.000.

Cada participante recibió el día de ayer un kit para la corrida, por parte de la organización. Así, cada corredor contaba con una bolsa deportiva, polera oficial y chip para la marca del tiempo.

Desde Caja Los Andes además señalaron que se ayudó a la preparación de las carreras. “Enviamos algunos consejos para poder enfrentar los primeros K sin lesiones, implementamos la hidratación, la comida, dimos consejos como evitar estrenar ropa para evitar roce y habíamos enviado algunas recomendaciones para evitar lesiones y que la gente disfrutara de esta fiesta familiar”.

Además, como una manera de atraer a las familias completas, los padres pudieron dejar a sus hijos jugando y divirtiéndose en la ‘zona Kids’ a cargo de monitores mientras ellos participaban de la competencia deportiva, en donde los niños pudieron disfrutar de diferentes espacios de recreación y entretención en la Villa Familiar.

Las próximas fechas de las corridas que organiza Caja Los Andes serán en Antofagasta, Arica, Talca, Concepción, San Antonio y Temuco durante los meses de octubre, noviembre y diciembre.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X