Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Deportes La Serena volverá a la competencia este domingo en calidad de local, recibiendo a San Luis de Quillota, un rival que también llega necesitado de triunfos y con su entrenador en la cuerda floja, Los granates, en tanto, tienen claro que deben mejorar en la construcción del juego si desean dejar atrás los últimos dos reveses sufridos ante Cobreloa y Puerto Montt.

Para el entrenador de CD La Serena, Luis Marcoleta, no hay mejor bálsamo en el fútbol que conseguir una victoria, aunque en este caso se haya tratado de un rival de una categoría menor. Eso ayudó a limpiar el aire y despejar la tensión reinante en el equipo que venía de dos derrotas consecutivas en la competencia oficial, más un amistoso jugado con el elenco de la Tercera División A, Provincial Ovalle, donde el equipo dejó grandes dudas  sembrando incertidumbre en su parcialidad que, incluso, comenzó a cuestionar su cargo.

Ajeno a las polémicas y bajo el manejo que suele caracterizarle en estas situaciones, entendiendo que él y su grupo de jugadores son los que deben llegar al entendimiento futbolístico y obtención de buenos resultados para atraer a los seguidores, el deté de los granates confesó a El Día que una victoria, en este caso  por la primera vuelta de la Copa Chile ante San Antonio Unido, “fue bien recibida”, ya que ese triunfo les sacó la tensión que se vivía en la previa a ese cotejo con el equipo de la Segunda División.

“La verdad es que nos hizo muy bien esa victoria, ya que nos descongestionó, nos sacó esa presión, lo que se ha podido comprobar en la semana de trabajo y en la actitud de los muchachos en los entrenamientos”, explicó, entendiendo que ese es un primer paso ya que es mucho lo que deben mejorar, “realmente los notaba tensos. Ahora ellos podrán sacar lo que realmente son, ya que son buenos futbolistas y ayudará a que se definan de mejor manera en sus funciones dentro de la cancha, eso se verá en la medida que el grupo se suelte y juegue como deben hacerlo”.

No obstante, tiene claro que esta situación debe cristalizarse en el juego,  “acá todos están conscientes que debemos seguir mejorando, cuando se gana es más fácil corregir que cuando se pierde, porque se tiene toda esa presión, esperamos hacerlo, ese es el concepto, ya que realmente no hay partidos perfectos, según mi punto de vista”.

Poco agresivos

Frente al regreso de la competencia por los puntos y la importancia de volver a una victoria, tiene claro que “todos los partidos tienen matices, a veces es uno el que toma el protagonismo y en otras el rival, aunque debemos saber controlarlos y de manejar la ansiedad. Los muchachos tienen ganas de mostrarse y hacer un buen encuentro, que la gente se vaya satisfecha y que a nosotros nos ayudará para confirmar las convicciones”.

En ese sentido, hace notar que no sólo deben verlo desde lo exterior o hablarlo, debe ser un equipo con identidad, “estamos como Chile, poco agresivos ofensivamente. De hecho, todos los ejercicios que hemos realizado han estado orientados a eso, a ser más intensos, de intensidad/pausa como es el fútbol hoy en día, como es el fútbol de ahora y ser más agresivos. Quizás esa tara mental muchas veces nos hace ser más precavidos que osados y estamos buscando ser más osados, nos vamos a equivocar ,pero el ideal es que nos equivoquemos jugando hacia adelante, atacando, no importa que dejemos un espacio atrás, que seamos un equipo de ir a jugar nuestra opción y no un equipo tan conservador, debemos eliminar todos esos temores y miedos que podemos tener como equipo”.

Una modificación

Para este domingo, Marcoleta no podrá disponer del central argentino Facundo Gómez, quien fue sancionado con una fecha de castigo por su expulsión por doble amarilla en el duelo con Puerto Montt, “podremos contar con él pero está Rodrigo (Brito), el nivel de los centrales ha sido bastante bueno y eso se debe al juego de Rodrigo, Soriano también ha tenido una buena semana de entrenamiento, eso me deja tranquilo, ya que nos permite las opciones de un plantel”.

Frente a la citación que le realizó el Tribunal de Penalidades de la ANFP, Marcoleta se libró de una nueva suspensión, “me parece que no me van a suspender, ya que me habían inhabilitado por los reclamos en Puerto Montt, según ellos, pero estaba citado por los atrasos, ya que el equipo no puede hacerlo. Di las explicaciones porque el vestuario en Puerto Montt está más retirado, lograron entender,  me fue bien, estaré suspendido para esta fecha, pero está todo planificado con Mauricio Segovia (su ayudante), no es lo ideal, pero estamos cubiertos”, enfatizó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X