Crédito fotografía: 
Patricio Cortés
Con esfuerzo, compromiso y dedicación funciona esta academia de fútbol que entrega nuevos espacios para el fútbol femenino en la región.

Desde hace algún tiempo, la frase machista “el fútbol es un deporte de hombres”, ha quedado obsoleta.

Actualmente, el fútbol se ha transformado en un deporte transversal, en el que las mujeres de todas las edades poco a poco se han ganado un espacio, a base de esfuerzo, perseverancia y sobre todo sacrificio.

El mejor reflejo de este cambio de mentalidad, fue la exitosa presentación de la selección nacional de fútbol femenino, que obtuvo el segundo lugar en la Copa América realizada en la región, logrando pasajes al repechaje de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 y al Mundial de Francia 2019.

Este logro, sin duda motivó a muchas. Quienes vieron en este grupo de jugadoras, concretados muchos de sus sueños que por años fueron frustrados, pero que a partir de ahora resurgieron con más fuerza y sobre todo se transformaron en un ejemplo a seguir.

Mientras que para otras, sobre todo las más pequeñas, comenzaron a transformarse en ídolas, dejando de lado las camisetas de Vidal, Alexis, o Bravo, cambiándolas por las de Endler, Rojas, Guerrero o Galaz.

En este sentido, quienes realizan un importante trabajo formativo y de generar espacios para el fútbol en chicas de todas las edades, es la Escuela Oficial de Fútbol Femenino Club Deportes La Serena, que desde el año 2017 funcionan en la capital regional.

Actualmente esta escuela funciona a cargo de tres profesoras y jugadoras del primer equipo de Club Deportes La Serena, Carla Pizarro, Cristina Julio y Valentina Bruna, quienes tienen a cargo a chicas desde los 5 a los 15 años.

Cristina Julio, Carla Pizarro y Valentina Bruna, jugadoras de Club Deportes La Serena y profesoras de la academia.

“Desde hace algún tiempo me llamaron para formar parte de la escuela. En un comienzo era un solo grupo, pero con el paso de los meses comenzaron a llegar muchas chicas, así que ahora trabajamos en dos grupos, el que está a mi cargo que va desde los 5 a los 11 años y el otro que entrenan mis otras dos compañeras, desde los 12 a los 15 años”, señaló Carla Pizarro, Encargada de la escuela y jugadora del primer equipo de Club Deportes La Serena.

Principalmente son esos conceptos y conocimientos, los que han aprendido en su experiencia del fútbol a nivel competitivo, el que tratan de inculcar las profes.

“Para nosotros ha sido un trabajo muy especial, porque somos jugadoras también, entonces tratamos de pasar esos conocimientos a las chicas, para que aprendan y lo apliquen. No tan sólo lo que tiene que ver con lo táctico, sino también los valores que entrega el fútbol”, agregó Carla Pizarro.

SEMILLERO GRANATE

Uno de los objetivos de esta escuela, además de formar tácticamente y valóricamente a las jugadoras, es poder entregarle la oportunidad de continuar su carrera en el club. Es decir llegar a jugar a la sub 17 de Club Deportes La Serena o directamente al primer equipo granate.

“Trabajamos para ojalá poder tener jugadoras de proyección, que lleguen a la sub 17 o al primer equipo. Nosotros pasamos por esas etapas , por eso enfocamos nuestro trabajo y lo que enseñamos en eso, en poder entregarle todo lo necesario a las chicas para que puedan seguir escalando y jugar de manera más competitivo, formando parte del club”, señaló Cristina Julio, profesora, jugadora del primer equipo y seleccionada nacional.

En este sentido, los esfuerzos de cada una de las profesoras es poder empapar de su experiencia en la institución a las alumnas, desde muy temprana edad.

“Ha sido una muy linda experiencia trabajar con las chicas, desde que iniciamos las clases siempre les digo que la finalidad de nuestro trabajo es que en un futuro dejemos de ser profesoras y alumnas, para pasar a ser compañeras de equipo. Eso es lo que queremos conseguir, formar jugadoras para el fútbol de primera división y que tengan todas las capacidades y aptitudes para hacerlo”, agregó Valentina Bruna, profesora de la escuela y jugadora del primer equipo granate.

COMPATIBILIZANDO ROLES

Las tres profesoras a cargo de la formación de las alumnas de la escuela de fútbol, son jugadoras del primer equipo de Club Deportes La Serena, en ese sentido, deben compatibilizar sus actividades para no fallar a sus entrenamientos y además trabajar con las chicas.

“Nosotras somos jugadoras, entonces tenemos que entrenar, muchas veces tenemos que viajar a otras ciudades y por eso debemos compatibilizar los tiempos para realizar también clases aquí, pero en ese sentido los padres de las chicas han sido muy comprensivos, entienden que a veces tenemos que suspender los entrenamientos por nuestros viajes con el primer equipo y eso es también un apoyo importante para cumplir con nuestra labor aquí”, agregó Carla Pizarro.

Es esa experiencia, de poder vestir la camiseta granate, la que motiva a este grupo de jugadoras a llevar adelante este proyecto, que buscar formar a las futuras crack granates.

"Ha sido muy importante esta experiencia de formar parte de Club Deportes La Serena, no sólo nos hemos formado como jugadoras sino también como personas y eso es lo que tratamos de hacer en la escuela de fútbol. Queremos contar con un semillero de talentos de la zona, que se identifiquen con la institución y sepan lo que significa esta camiseta”, agregó Carla Pizarro.

GRUPO HUMANO

Actualmente la escuela se autofinancia a través de mensualidades, lo que permite contar con un lugar de entrenamiento, poder financiar la labor de las profesoras y los elementos de entrenamiento.

Sin embargo, el apoyo de los padres de las alumnas ha sido fundamental para llevar esto adelante.

“Se ha formado un grupo humano muy especial, la verdad es que las familias y los padres de las chicas son un apoyo muy importante. Las acompañan en cada entrenamiento, organizan actividades, hay una unión entre todos y eso se agradece, da gusto trabajar así” enfatizó la encargada de la escuela, Carla Pizarro.

En ese sentido, Michael Castro, padre de Isidora, quien forma parte del grupo infantil, se refirió a lo que ha significado para ellos participar y ser parte de la escuela.

“Estamos muy contentos de participar y que la Isi forme parte de la escuela. Llevamos algunos meses viniendo y es muy bueno el trabajo que realizan las profesoras, la unidad que hemos tenido como padres y sobre todo el entusiasmo de las chicas, ellas vienen felices a entrenar y eso nos pone felices, disfrutamos de verlas jugar”, finalizó. 5801IR

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X