• Dos días lleva trabajando con el equipo Miguel Ponce y si bien buscará impregnarle su sello al equipo, es un hecho que el martes, ante Iquique, buscará que ratifiquen lo realizado en el triunfo sobre Palestino de la fecha pasada.
Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro
Dejó la buena crítica y el crédito alcanzado en Bolivia (era firme candidato a dirigir el fútbol formativo altiplánico), para volver a la casa que lo vio nacer como entrenador. Le atrae el reto, sabe que es exigente y pide que todos se sumen al trabajo y esfuerzo por lograrlo.

Los dos últimos años de la carrera del entrenador Miguel Ponce Torres, las ha desarrollado en Bolivia. Bien considerado en los cuadros de San José  de Oruro y el Blooming, logró sumar experiencias tomando parte en los torneos más importantes en esta parte del continente: Copa Libertadores de América y la Sudamericana. De hecho, con la actual campaña que realizaba en el cuadro de Santa Cruz de la Sierra, disputaba el título y el poder asistir nuevamente a una cita que reúne a los mejores equipos de Sudamérica.

Sin embargo, vuelve al país y a CD La Serena. Lo pudo haber hecho hace un par de jornadas, aunque la verdadera opción se concretó hace unos días.

Confidencia que no lo pensó mucho, aunque en medio de las conversación le prometieron que traerán los refuerzos que permite el reglamento para la segunda rueda, más un cuarto jugador que llegará para reemplazar al lesionado defensor colombiano, David Montoya.

Debe querer mucho a su primer club como técnico el “Chueco”, aunque él  futbolísticamente se formó en la Universidad Católica, ya que volver en las actuales  condiciones más parece una locura que un verdadero reto futbolístico.

Ratificó que lo llamaron, no lo pensó mucho y que nota en el equipo “que nada está perdido”. 

Tras el primer día de prácticas con sus dirigidos, el viernes, recalcó que “este equipo tiene deseos de sacar esto adelante” y que la muestra quedó marcada en el pasado triunfo sobre Palestino por 4-2, un rival complicado  de muy buenos jugadores, “lo que hicieron en ese partido es una muestra de lo que  ellos pueden ser capaces”, explicó.

Ponce dirigió a CD La Serena en el 2011. Era ayudante del entrenador Fernando Vergara y luego de una buena primera rueda, se distanciaron. El quedó a cargo del equipo, labor que comenzó en el 2012. Sin embargo, esa campaña fue la que llevó al descenso a los granates, aunque él partió de La Serena cuando restaban un par de fechas para el término del proceso. Lo reemplazó Marcelo Caro y el equipo perdió la serie.

“No vengo con la intención de quebrarle la mano a nadie, vengo con la intención de ayudar a la gente que está en el club a salir de esta posición”, fue lo primero que le dijo a los periodistas.

Un par de clubes en Chile, la selección chilena Sub 17 están en su derrotero. Ha sumado experiencia y sabiduría, “uno aprende de las buenas y de las malas, no soy el mismo, he vivido muchas cosas como técnico y vengo a La Serena, donde no hay tiempo para especular y hay que ir para adelante, a la búsqueda de esos puntos que nos ayuden a sumar, hay puntos que se tienen que sumar, lo que se aprende con el tiempo, pero siempre tratando de jugar bien”, puntualiza.

Ponce cumplió ayer el segundo día de entrenamiento con su plantilla lo que repetirá hoy antes de entregar su primera nómina, la que estará viajando hasta la Región de Tarapacá para enfrentar el sábado a Deportes Iquique, un rival directo en las dos tablas, “es importantísimo conseguir un buen resultado en ese partido”, recalcó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día