Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
La derrota del sábado ante Santa Cruz fue un duro golpe para las aspiraciones granates y de Luis Marcoleta, de mantenerse como solitario líder en la Primera B. Sin embargo, asumen que no se pueden equivocar como lo hicieron en esta oportunidad, ya que el objetivo es ascender. El sábado visitan en Valparaíso a Santiago Wanderers.

El jefe técnico de CD La Serena Marcoleta dijo en la previa al duelo que CD La Serena jugó el sábado ante Santa Cruz en el Estadio La Portada que en esta “carrera” rumbo a la Primera División, “hay varios equipos y ninguno se quiere bajar”, en referencia a lo complicado que será conseguir el objetivo, ya que hay muchos elencos comprometidos con la opción de lograr los dos ascensos permitidos. Y lo vivió en carne propia luego que se inclinara, en la condición de único líder ante el elenco del valle de Colchagua que pelea por meterse en la zona de liguilla.

Toda la razón para don Luis en su análisis previo, aunque no contó con el hecho que ellos, desde él, le dieron una tremenda mano al rival para que se fuera de La Portada con la victoria por 2-1. En esta carrera o maratón de la que él habla, no se pueden permitir las licencias y errores que cometieron para resignar la posibilidad de seguir gozando en solitario de la posición de privilegio en la tabla.

Partiendo por él. Desde hace unas fechas que no viene quedando contento con el desempeño de sus hombres por la banda izquierda defensiva. Probó con Danilo Catalán gran parte de esta campaña y en las últimas jornadas pasó a un plano secundario en desmedro del canterano Vicente Durán, quien, de todos, es el que mejor maneja el perfil, aunque todavía debe desarrollar un conocimiento cabal  de su función en el ida y vuelta que siempre pide el deté.

Y frente a Santa Cruz, volvió a cambiar por ese callejón, siendo que se le presentó la opción de repetir el equipo que comenzó en Talca. Recurrió a Jovany Campusano, quien le puso las ganas características, sin embargo, acusó la falta de ritmo competitivo y conocimiento con sus compañeros. No sabía si estar, en especial en la primera fracción, como quinto defensor o si ventilar por su banda y como era de esperar, no pudo cumplir en ninguna de ellas. En la etapa final, pasó a ser el cuarto defensor, en un momento donde el rival se replegaba con toda su gente y explotaba los espacios para la contra.

Sin embargo, no sólo Jovany se confundió en sus funciones. Las bajas individuales, que tras el partido apuntó Marcoleta, se inclinaron a todo el plantel, que al verse en desventaja producto de los desaciertos en la defensa y del portero Pedro Carrizo, acusó el nerviosismo del momento dejando de lado la salida limpia, el fútbol elaborado que había logrado en las últimas fechas, por el juego desenfrenado, muy instintivo,  de vergüenza deportiva, que tampoco les dio resultados.

“No recuerdo situaciones de riesgo para Santa Cruz que nosotros hayamos elaborado haber generado, a la larga la victoria de ellos es merecida por la carencia nuestra que por las virtudes de ellos”, reconoció.

Pedro Carrizo

Si bien la derrota afecta a toda la estructura y es de todos, dice que en responsabilidades individuales, “cuando se pierde todos perdemos, pero para la calidad de Pedro Carrizo esos son goles que normalmente no le hacen, pero no es el único responsable ya que todos los somos, desde el que toma las decisiones que soy yo, por el desarrollo individual, ya que nosotros tampoco pudimos generar como para emparejar el partido”.

Frente a lo que viene, ocho fechas, recalca que todo le preocupa, debemos ocuparnos de la situación y buscar soluciones, acá el torneo cualquiera le gana a cualquiera, tenemos que asumir el riesgo de los arqueros (lesionado Zacarías López y al parecer Pedro Carrizo).

Carrizo en tanto, quien terminó con molestias en su rodilla, reconoció no haber tenido una buena noche, “me siento mal por haber fallado al equipo, era un bonito momento para haber quedado más arriba en la tabla, por eso no sé si me duele más la rodilla y el muslo que el corazón y la cabeza. Tuve una noche negra, de verdad que lo lamento mucho, pero hay que sobreponerse a estas cosas, realmente no tengo una  explicación, en lo futbolístico no fueron superiores a nosotros, si fueron muy certeros, aprovecharon el error mío y en el segundo, un error general de la defensa, después no podíamos entrarles por ningún lado y con el pelotazo, de manera confusa, logramos el descuento”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X