• Luego de la débil presentación ante Iquique, Ponce sabe que deben mejorar los rendimientos si espera sumar puntos.
Crédito fotografía: 
Daniel Troncoso
El jefe técnico de los granates retornó en la mañana del miércoles a las prácticas para evaluar lo que ocurrió ante Iquique y ganar tiempo con sus dirigidos, entendiendo que se medirán al mejor equipo del fútbol chileno de los últimos dos años.

Muy temprano ayer el técnico de CD La Serena, Miguel Ponce se reunió con sus jugadores en el  complejo de la Scuola Italiana. Si bien todavía no se programa el día y horario de la última fecha de la primera rueda en la Primera División, partido que los enfrentará ante la Universidad Católica, en el Estadio San Carlos de Apoquindo, el objetivo de la cita se concentró en la evaluación y análisis de la derrota que sufrieron el martes en el Tierra de Campeones ante Iquique.

Fue la carta de presentación de Ponce al mando del primer equipo y aunque Ponce cree que el partido no estaba ni para ganarlo, ni para perderlo, tiene claro que necesita de mejores rendimientos individuales para fortalecer el colectivo de un equipo que se ha ido quedando peligrosamente en el fondo de la clasificación.

En conversación que sostuvo con el programa Día Día Deportes de El Díatv, Ponce recalcó que ahora deben mirar ese partido con la UC, “la UC es muy difícil, no lo vamos a descubrir nosotros, vamos a plantear el mejor partido y sacar esta primera rueda lo mejor posible. La UC ha mejorado una enormidad en todas sus líneas, es un equipo que encontró su forma, más allá que en lo internacional no encontró los resultados”.

Y no sólo por la jerarquía del rival la misión en la capital será complicada, sino que también tendrá problemas para armar el mejor once, ya que en la zona media los volantes Sebastián Leyton y Jaime Valdés, se encuentran con problemas musculares que hoy los tienen descartados, por lo que hay que esperar su evolución, “acá todos quieren estar, tienen el compromiso con jugar, pero debemos esperar por su evolución”, enfatizó el zurdo.

Asume el técnico granate que la misión es compleja y requiere que los refuerzos que necesita, se sumen a la estructura y lleven el peso para pelear por el repunte y así salvar la categoría, “este partido, con Iquique, ustedes sabían lo que significaba, más allá que no es determinante, esto será duro hasta el 31 de enero, ojalá logremos los puntos con anterioridad, pero por supuesto que se necesitan nuevas energías y un cambio que produzcan los refuerzos. Está esa posibilidad, esperamos que nos alcance, tendrán una tremenda obligación, pero aunque digas que viste un partido chato, los veo dinámicos y hay jugadores que tienen ese ritmo, tienen intensidad, Richard, Romulo, Monárdez y así todos, que quieren sacar esto adelante”, concluyó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día