Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
La competencia vivió la quinta etapa de la temporada. El ambiente familiar, junto con una aguerrida competencia entre amistades, fue la tónica de la actividad

Claramente acudir a un campeonato de estas características con ropa clara es una mala opción, ya que la tierra emanada por las ruedas de los grandes y modificados vehículos no dejó de circular en la pista de Espacio Peñuelas, frente a un centenar de personas que acudieron a una de las últimas rondas de carreras organizadas por Perno Stock. 

Ya en la recta final de esta temporada, la jornada se ha definido como una de las más importantes para los pilotos que comienzan a definirse en los puestos de privilegio en los vehículos 4x4 y Buggies UTV, que son por cierto los motorizados que más les atrae a las familias.

Es el caso de Maribel Centeno, que acudió con su pequeña hija y  su marido para  ver las carreras y dijo sentirse contenta que se incentiven estas actividades “ yo trabajo en un taller y viniendo con mi hija aprovecho de que se interiorice sobre los vehículos que vienen a competir”. 

Además, dijo sentirse cómoda en este tipo de actividades, ya que hay juegos para niños, zonas para asados y foodtrucks para degustar  variadas preparaciones culinarias.

Y es que más de 800 personas y más de veinte vehículos se dieron cita en la quinta etapa del campeonato que comenzó en marzo, esperando cada uno de ellos mejorar los tiempos que realizaron en las cuatro versiones anteriores. 

El organizador del Open Circuit 4x4, Álvaro Andueza, manifestó que la competencia cumplió con los estándares que esperaban, ya que acudió mucha familia que se llevó una grata impresión y los pilotos quedaron entusiasmados con seguir compitiendo. 

“La Competencia estuvo muy buena, la pista complicó a varios pilotos y la asistencia de las familias fue notable”, sostuvo el organizador. 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X