Crédito fotografía: 
El Día
El entrenador de CD La Serena, Luis Marcoleta había dicho que había que esperar los resultados de la jornada y éstos terminaron dándole la razón, ya que ni Puerto Montt, Cobreloa y Wanderers pudieron quedarse con una victoria en la fecha 24. De esta manera siguen en la parte alta de la clasificación con 37 unidades, aunque de la mano con los salmoneros y caturros.

En medio de la controversial conferencia de prensa que dio el técnico de CD La Serena, Luis Marcoleta el pasado viernes, luego del empate en blanco con Copiapó, dio en el clavo cuando insistió que esa noche La Serena era el único puntero de la categoría y que había que esperar, no sólo los restantes resultados de los equipos involucrados en la lucha por el ascenso, sino que el desenlace de la maratón que inició en febrero pasado.

El cuadro granate pudo meterle presión al resto de los equipos con los que iniciaba la fecha en la primera posición con 36 unidades y la crítica general (nada que ver con la expresión futbolística de sus jugadores), es que se perdieron dos puntos.

Luego, el sábado, domingo y anoche, Puerto Montt, Cobreloa y Santiago Wanderers, en ese mismo orden, tampoco festejaron victorias, incluso los loínos cayeron con Temuco, por lo que ahora hay tres equipos que miran al resto desde la cima (37 puntos) y entre esos, están los orientados por el experimentado DT.

En un torneo atípico por la falta de contundencia o de algún equipo que destelle, La Serena tiene un plus sobre el resto de los planteles envueltos en esta carrera,  ventaja que  parte desde la banca: no hay un entrenador de todos los que buscan llegar primeros a la meta, que tenga los pergaminos de don Luis y por lo mismo, que en las últimas seis fechas, tendrá que sacarle lustre a su currículum como a los futbolistas que dirige, para pelear por ese anhelado retorno a la categoría de honor. El confió en ellos y estos lo siguen a donde el vaya.

Los números

Razón tenía al indicar que todos los equipos se juegan por cosas importantes y que nadie regala nada a estas alturas, aunque eso no signifique obviar que su equipo ha involucionado no sólo en la obtención de resultados, sino que la baja individual de varios de sus jugadores.

Los anteriores como prueba para indicarles que desde la fecha 11 de la primera rueda, hasta la 21 (once jornadas en total), el cuadro serenense había logrado siete triunfos, cuatro empates y una derrota (Cobreloa en las revanchas en Calama), que los llevaron a posicionarse en el primer lugar y de la fecha 22° a la 24° suma un empate y dos caídas, que si bien no lo han bajado, permitió que otros le dieran alcance y otros se acercaran más de la cuenta.

Hasta la jornada 10, lucía 4 victorias, dos empates y cuatro derrotas, por lo que el salto lo dio en un tercio del torneo que invitaba a creer que el equilibrio y la regularidad habían llegado para quedarse, considerando que a la solidez defensiva, sumó variantes en mediocampo y poder de gol, aspectos que en las últimas jornadas no se han visto reflejadas en el cuadro regional.

El enojo

Para hacerlos recordar, el pasado viernes el entrenador de CD La Serena, se molestó cuando se le preguntó por los discretos números de las últimas tres fechas (un empate y dos derrotas) exigiendo a los reporteros que las consultas involucren el aspecto global de la campaña que los tiene en carrera por la opción del campeonato y por ende el primer ascenso de la temporada. Desde esta vereda se equivocó al calificar que existe mala intención en la manera de preguntar.

Para los que dicen conocer a Marcoleta, está consciente de la realidad que vive y que si bien los resultados de las últimas jornadas no estaban en sus planes, en especial por los resultados obtenidos en calidad de local, está desviando la atención para que los dardos no apunten a sus dirigidos. 

No obstante lo anterior, también resultan confusas sus declaraciones, al decir que “esta es mi plantilla, jugamos con lo que tenemos, ustedes analizarán si es falta de jerarquía, capacidad, yo coloco lo que tengo y con lo que tengo juego, como no voy a querer ganar, salir campeón con lo que tengo, pero a pesar de todas esas deficiencias que ustedes pueden ver, el equipo está ahí, peleando, pero insisto hay que esperar para realizar las evaluaciones”.

Dos salidas

En lo inmediato (ver recuadro), tendrá dos duras salidas, partidos con protagonistas que tienen sus propias intenciones, donde tendrá que probar la capacidad de su plantilla, a la que también elogia ya que los elencos de Cobreloa y Wanderers, que también están envueltos en la lucha, las duplican en valor con costos cercanos a los 120 millones de pesos.

Incluso, en la misma conferencia, Marcoleta, hizo notar que quedan seis fechas y que con la frente en alto irá por el premio mayor con sus dirigidos, enviando, de paso, un mensaje a la administración, a la que criticó de no haber realizado la inversión real para pelear con tanques esta batalla, “cuando usted quiere comprar buenos tanques tiene que invertir y acá no se ha invertido de esa manera”, dijo.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

Lo más visto hoy

 

Diario El Día

 

 

 

X