• La destacada entrenadora caribeña que trabajó en la natación serenense, dándole un impulso a una disciplina que no lograba resultados, fue abatida a la edad de 52 años por un cáncer.
Crédito fotografía: 
Efe
Exdirigentes y nadadores reaccionaron con dolor al enterarse de la tempranera partida de la profesional, quien no pudo vencer al cáncer en Cuba. En Chile y en La Serena en particular, dejó una huella imborrable para quienes se sometieron a la rigidez y profesionalismo de su trabajo, que no permitía licencias. Realizaba un trabajo con excelencia

Muestras de pesar y dolor dieron a conocer ayer los nadadores y exdirigentes de la Asociación Regional de Natación, al enterarse del fallecimiento de la entrenadora cubana, Evelyn Zayas, quien se desempeñó en suelo regional hace un par de años, formando y entregando su profesionalismo a los jóvenes. Su deceso, producto de un cáncer, se produjo la madrugada del miércoles en su país natal a la edad de 52 años.

Pedro Guerrero, expresidente de la Asociación de Natación regional, quien ratifica la mala nueva, anunciando que el cáncer se lo detectaron tardíamente, por eso fue imposible que ganara esa batalla, “la vi hace un mes, viajé y estaba muy delicada de salud, finalmente tenía un cáncer que se alojó en la columna. La operaron, le hicieron radioterapia, quimioterapia, pero no resistió, todo avanzó muy rápido, desde marzo”.

Recuerda Guerrero que Zayas se fue en el 2016 de Chile, “se fue de vacaciones a Cuba, comenzó a sentirse mal con unos dolores, se le hicieron algunos exámenes y costó bastante encontrarle el cáncer, era complejo de detectar y después no volvió a Chile para tratarse, “hay que recordar que en Cuba la salud es gratuita y se hizo todos los tratamientos, pero se lo detectaron tarde, si se hubiese venido a Chile se queda en la calle. Un tratamiento de cáncer de quimioterapia y radioterapia es millonario, allá no, aunque le costó finalmente la vida”.

El exdirigente siente su partida de manera profesional y elogia a la persona como también a su tremenda capacidad profesional de trabajo, “creo que ella cambió la natación de La Serena, antes éramos completamente amateur. Yo estaba como presidente de la natación en La Serena, hicimos las gestiones para contratarla y los resultados los vimos de manera inmediata”.

Recuerda que en el organismo serenense no tenían resultados a nivel nacional, “cuando llegó Evelyn, estuvo entrenando 3 meses solamente y se lograron 6 o 7 medallas a nivel nacional. Era una profesional a toda prueba, cambió la mentalidad de los nadadores, formando a 4 seleccionados nacionales que no teníamos antes. Fue un tremendo aporte a la natación y al país”, insiste.

Y no es todo, destaca sus cualidades como persona, “ella se fue de La Serena al Stade Français de Santiago, ya que había llegado un momento en que se agotó su trabajo en la zona y buscaba nuevos proyectos, “era una gran persona, muy humana, cálida, profesional, a niveles difíciles de encontrar a esa altura, muy directa, muy franca y trabajadora, por eso se ganó algunos enemigos en la zona a los que les gusta la mediocridad”.

ALUMNOS LAMENTAN SU TEMPRANA PARTIDA

Belén Guerrero, hija de Pedro, hoy egresada de Derecho con excelentes calificaciones, se siente devastada por la partida de Evelyn. Con ella en la piscina trabajó durante 4 años, desde los 13 hasta los 17 pasando de un noveno lugar a un título de Chile y le dijo a su padre que “para mí fue mi mentora en lo deportivo y en lo personal. Nos enseñó disciplina, a creer que los sueños son posibles, que todo se podía. Antes era imposible pensar en una medalla, ella hizo el cambio, fue un modelo a seguir, hacía su trabajo con excelencia”. 

El mismo sentimiento de dolor embargó a Paula Garviso, quien fue entrenada por Evelyn Zayas durante un par de años en la piscina del Cendyr, “es una pena enterarnos de su fallecimiento, fue impactante, me da pena, ya que más que una entrenadora, era como mi segunda madre, ya que pasaba mucho tiempo con ella en la semana. Ella nos incitaba a entrenar, a superarnos y también en lo afectivo y sentimental, era como una amiga, nos cuidaba, nos escuchaba”.

Desde el aspecto profesional, reseñó que marcó un antes y un después para la disciplina en la región, “gracias a ella muchos nadadores están compitiendo a nivel nacional”, explicó,

Para Neyen Groof, una alumna que la recuerda con mucho cariño, hablar de la profesora Evelyn es recordar a una persona maravillosa, “ella creyó en mí, fue más que una profesora. Nos enseñó a nunca rendirnos, a trabajar duro, siempre nos dijo que cuando ya no dábamos más, cuando las piernas y brazos no te dan más, nadáramos con el corazón y no comer “candinga”.

Indica que “jamás la olvidará” y con Evelyn “viví los mejores momentos en la natación”, con quién, además, consiguieron grandes logros, “obtuvimos muchos beneficios, hasta nos llevó a Colombia y nos fue maravilloso”.

Finalmente, precisa que la natación regional le debe mucho a la profesora cubana, “ella vino a la regional a revolucionar este deporte, se ven los frutos en la actualidad”. 

La relación de Evelyn con sus alumnos ha provocado que los jóvenes sientan su partida, entre ellos
Paula Garviso, Tomás Letelier, Paulo Rivano, Lorenzo Lorenzi, Rodrigo Durán y Nicolás Herrera. CEDIDA

AMANTE DE LOS ANIMALES

Pedro Guerrero, hoy desligado de la natación y que apoya a su hijo Pablo que es triatleta, en Chile, se perdió el trabajo de Evelyn producto de su enfermedad,  “permaneció dos años en la capital, tenía otro proyecto con otro destacado entrenador  y seleccionador cubano, Pepe Vásquez, para trabajar en equipo, no se pudo concretar ese proyecto que hubiese sido muy importante no sólo para ella”.

Reitera el dirigente que cuesta convencerse y reponerse de estos golpes, “Evelyn era una persona de gran calidad, amante de los animales, era una persona especial, de luz, una lástima que se haya perdido a los 52 años, estuvo de cumpleaños el pasado 13 de diciembre”, concluyó.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X