• Pese a que no pudieron obtener el título trajeron toda la experiencia de un torneo de categoría. Foto: El Ovallino.
Los ovallinos no pudieron regresar con el título y se despidieron tempranamente del campeonato nacional sénior de fútbol rural que se disputó en la región de Valparaíso.

Iban por el sueño de conseguir el cuarto título nacional consecutivo, pero regresaron con las manos vacías. El equipo sénior del Cóndor de Huallillinga quedó eliminado en la fase de grupos del campeonato nacional de fútbol rural que se disputó en las comunas interiores de la región de Valparaíso.

Fue precisamente en la comuna de Olmué donde los ovallinos se instalaron en su centro de operaciones para preparar el asalto de su hito que pudo ser histórico. Sin embargo, las cosas no salieron bien desde el primer partido.

Desde la interna del club reconocen que desde el plano futbolístico fallaron en momentos clave de los partidos, ya que faltó gol. Fue así como el primer enfrentamiento fue ante los locales de Juventud Estrella Roja de Olmué, perdiendo por 1-2. Con este resultado hipotecaron las opciones de clasificar en el primer lugar del grupo, ya que solo el líder de cada zona se instalaba en la siguiente ronda, junto con los tres mejores segundos lugares.

Y este segundo partido enfrentaron a El Bosque de María Pinto, equipo con el cual disputaron la última final del torneo en el 2016. Pero solo consiguieron un empate 1-1. Todas las opciones se la jugarían ante el representativo de Ancud, logrando un triunfo por 2-0. No obstante, las unidades obtenidas no fueron suficientes para clasificar, debiendo regresar hasta Ovalle con las manos vacías.

El equipo limarino terminó decepcionado en cuanto a la organización, ya que ellos afirman que el equipo local, Juventud Estrella Roja de Olmué, alineó a varios de sus jugadores que estaban en los registros de la Asociación Nacional de Fútbol Amateur, Anfa, y no en el fútbol rural. 

“Nos vinimos muy descontentos desde el torneo nacional. Mala organización, dormimos dos días en el suelo y fue pésimo. El equipo local tenía 13 jugadores no registrados en Afur, la gran mayoría eran jugadores Anfa. Pero los dirigentes nacionales no tomaron esto en cuenta, incluso tenían jugadores exprofesionales como Víctor Cancino y Mauricio Aros. Se ignoró el reglamento para este torneo”, afirmó Herman Araya, presidente del Cóndor.

Aseguran que se pierde la esencia del fútbol rural con estas acciones, donde los jugadores deben defender siempre a equipos de localidades rurales del país.

Esto, sumado a las precarias condiciones de hospedaje en las que se encontraron; sin camas ni colchones para dormir.

“Llegar allá y no descansar cómodos, influyeron en el actuar en el primer partido. Dormir en el cemento es horrible y los jugadores necesitan descansar bien para jugar. En otros nacionales no se vivía esto, teníamos buen lugar para descansar, esta vez no”, cuenta Araya.

Ahora el club da vuelta la página, ya que en febrero disputarán el campeonato nacional pero en la categoría adulta en Curicó, donde esperan revertir este resultado. 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X