Crédito fotografía: 
Efe
Rescatado por un gol de Diego Costa en el minuto 78, resolutivo en la prórroga con dos tantos y oportuno en cada error defensivo del Real Madrid, el Atlético de Madrid conquistó su tercera Supercopa de Europa (2-4), mejor en los detalles que un rival vulnerable, que tuvo el título en su mano.

El Atlético de Madrid conquistó la Supercopa de Europa en Tallin, la tercera en tres finales disputadas, superior en la prórroga a un Real Madrid que fue víctima de sus errores defensivos, tras el empate a dos del tiempo reglamentario.

El primer enfrentamiento entre dos equipos de la misma ciudad en una final de la Supercopa de Europa, dejó un espectáculo de fútbol y goles con intercambio de golpes. No se había cumplido el primer minuto cuando Diego Costa dinamitaba el duelo con el primero de sus tantos. Al Real Madrid le costó entrar en juego pero cuando lo hizo encontró el premio con un testarazo de Benzema a centro de Bale.

La remontada madridista se consumaba en el segundo acto, cuando a los 63 minutos Sergio Ramos no desaprovechaba un penalti por mano de Juanfran. El empuje rojiblanco encontró el premio en un error de Marcelo, cuando al intentar salvar un balón de fuera de banda lo regaló al rival y la jugada acabó en tanto a placer de Costa. En la prórroga fue superior el Atlético que sentenció con los goles de Saúl y Koke provocando la primera derrota del Real Madrid en una final europea desde el 2000.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X