Fueron acusados de defraudar 4,1 millones de euros a Hacienda

Mal lo está pasando Lionel Messi. Y no sólo porque en su cabeza sigue rondando la final perdida con Chile y su renuncia a la selección, sino que también  porque la Audiencia Provincial de Barcelona lo condenó –también a su padre, Jorge Horacio Messi, a 21 meses de cárcel por fraude fiscal por tres delitos de fraude a Hacienda entre los años 2007 y 2009, una pena inferior a los dos años, por lo que con toda probabilidad no tendrá que entrar en prisión.

El deportista y su padre estaban acusados de defraudar 4,1 millones de euros a Hacienda a través de una estructura de empresas en paraísos fiscales.

Ese entramado permitió al jugador omitir sus ingresos por explotación de los derechos de imagen (10,1 millones entre 2007 y 2009) y evitar el pago de impuestos en España.

El FC Barcelona, en tanto, emitió un comunicado en el que expresa el apoyo del club a Leo y a su padre.

“En concordancia con el criterio expresado por el Ministerio Fiscal, el club considera que el jugador, que ya regularizó su situación con la Agencia Tributaria, no tiene ninguna responsabilidad penal en relación a los hechos de este procedimiento”, publicó la entidad azulgrana, que asegura estar a disposición para lo que la familia Messi considere necesario.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X