Crédito fotografía: 
El Día
Desde el primer día, Coquimbo Unido, uno de los grandes favoritos a conseguir el ascenso, quiere dejar en claro que en casa no puede resignar puntos si quiere lograr la vuelta a la categoría de Honor. Frente a Ñublense enfrenta el primer desafío de la segunda rueda, un partido donde la principal novedad será la presencia del joven portero Daniel Retamal. Los Diablos Rojos, en tanto, llegan con varias bajas.

En la medida que se fue acercando el comienzo de la segunda rueda en la Primera B, los hinchas de Coquimbo Unido fueron pasando de la incertidumbre y la duda, por la no llegada de los cuatro refuerzos que esperaban en el cuerpo técnico, hasta la seguridad de que actuando en grupo, de manera grupal, la tarea de volver a la Primera División, se puede hacer factible al término de la temporada regular 2018.

Así lo hicieron notar la tarde del jueves durante la práctica de fútbol de los pupilos de Patricio Graff, que hoy, desde las 18:00 horas, enfrentarán su primera final ante Ñublense de Chillán, en el estadio Francisco Sánchez Rumoroso.

Y es un gran reto para los aurinegros, ya que sumar un triunfo, incluso un empate, los puede dejar durmiendo como líderes, ya que los otros involucrados en la pelea por el título y el primer ascenso directo, Cobresal y Santiago Morning, disputarán sus respectivos compromisos el domingo.

Así serán los venideros cuatro meses. Serán de gran emotividad y de sensaciones ante jornadas de alegría y otras en las que comienza a reinar la duda y la crítica cuando no se consigue un triunfo.

Y en materia de novedades futbolísticas no son muchas las que se esperan del equipo de Graff, ya que en estas primeras fechas se verá prácticamente el mismo once que asumió la primera rueda, aunque para hoy será el joven portero Daniel Retamal quien reemplace al lesionado Matías Cano, quien se perderá el primer tramo del calendario por una operación a su rodilla.

Y Coquimbo espera festejar y enviar la primera señal a sus rivales directos. Para ello espera quedarse con la victoria y soslayar de alguna manera lo que significó el parón de un poco más de un mes por el Mundial de Rusia 2018, “tenemos claro que haciéndonos fuertes de local, tendremos grandes posibilidades de pelear por el objetivo de ascender”, precisó el capitán Diego Carrasco, quien reitera que el compromiso que ha mostrado el grupo, es la primera señal que le dan a sus rivales.

Coquimbo Unido llega a la fecha 16 de la temporada oficial con 28 unidades, uno menos que el líder Cobresal y uno arriba del tercero que es Santiago Morning, “sabemos que con ellos no nos podemos descuidar y relajar, aunque la primera final que debemos enfrentar es Ñublense, un rival de buenos jugadores que será muy difícil, ya que también tienen sus objetivos”, recalcó.

El técnico aurinegro, en tanto,  que todavía espera un gesto de la administración para reforzar la plantilla con dos nuevos jugadores, un volante y un ariete, no alterará su plantilla respecto del equipo que enfrentó la primera rueda, aunque asume que en esta instancia nadie regalará nada, ya que todos los equipos se jugarán por algo fecha a fecha, “nuestra fuerza se concentra en lo grupal y  en seguir marcando diferencias en casa”, reconoció.

REFUERZOS

El equipo de Patricio Graff  sumó al portero Eduardo Lobos para este segundo semestre y al volante argentino Brian Ferreira, aunque se desprendió de Franco Del Giglio y Felipe Muñoz, dos jugadores que no vieron minutos en la primera rueda. También partirá, aunque en una venta a Antofagasta, en la Primera División del fútbol de Chile, el canterano Marco Collao, un jugador que fue importante en la primera rueda y que se abrirá paso.

Collao no estará en la convocatoria de los aurinegros para este compromiso y el lunes se definirá lo que será su venta a la tienda Puma, ya que un porcentaje del traspaso igual quedaría en poder de la entidad pirata.

Si bien en la administración porteña  no se ha hecho una oficialización del traspaso, se definirá la próxima semana. 

Cinco bajas en Ñublense

“A pesar de las ausencias, yo veo bien al equipo, con ganas, hemos trabajado bien en la semana y hay mucho ánimo. Varas está con un poco de dolor y no quisimos arriesgarlo, porque si se lesiona lo perderemos por mucho tiempo si se produce un desgarro”, detalló a la Discusión en Chillán, el entrenador Emiliano Astorga, quien lamentará cinco bajas para el debut ante el sublíder.

A Varas se suman Hugo Bascuñán (desgarro), Diego Opazo (esguince cervical), Roberto Reyes (suspendido) y Emanuel Croce (inflamación del Talón de Aquiles).

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X