Crédito fotografía: 
Jorge Díaz/ Comunicaciones ANFP
Con el solitario gol de Jorge Gatica, los dirigidos por Juan José Ribera respiran y se preparan para un compromiso de vida o muerte, que tendrán este viernes ante Universidad de Chile en el estadio Francisco Sánchez Rumoroso.

Un partido clave fue el que se vivió anoche en el estadio Santa Laura para Coquimbo Unido, con la ilusión de abandonar el último lugar de la tabla de posiciones ante Unión Española. Y por esto, ambos equipos entraron al césped con muchas ganas.

A los 27 segundos, los porteños avisaron a través de un primer remate de Felipe Villagrán, lo que anticipaba un duelo disputado por parte de los dirigidos por “JJ” Ribera contra los pupilos de Ronald Fuentes.

A los 3’, la primera aproximación de Fritz desde la izquierda, en un centro que puso en aprietos al porteo Cano. El compromiso partía con todo.

Con el paso de los minutos, Unión comenzó a articular mucho mejor el juego, ganando el protagonismo.  A los 17’, Dávila buscó a Palacios, vino el remate que salvó a medias Cano y el balón no ingresó gracias a la intervención de Villagrán y el palo. A los 19’, nuevamente un mano a mano entre Fritz y Cano demostró el alza de los capitalinos.

A los 24’, vino un excelente carrerón desde la izquierda de Palacios, que luego de un enganche remató al arco y vino un rebote que cambió la dirección de la pelota. Si bien fue gol, el juez confirmó la jugada en el VAR y se demostró que la pelota rebotó en la mano del atacante. El tanto fue anulado.

Pero tres minutos después, llegó la revancha para los piratas. Vino el centro de Villagrán desde la derecha y pese a que la defensa intentó bloquear el intento, Jorge Gatica colocó el 1-0, que le dio mayor tranquilidad al conjunto porteño.

Unión Española siguió con su presión y a los 37’ un tiro libre de Sandoval casi termina en el empate. A los 45’, casi lo iguala Palacios con un tiro rasante, y así finalizó la primera fracción.

En el segundo lapso, Unión entró con todo. A los 49’, remató  Palacios desde fuera del área y complicó al fondo. Siete minutos después, una mala salida de Cano casi significa el empate, pero la divina providencia estuvo con los porteños.

  De todas maneras, más allá de los cambios en el segundo tiempo para Coquimbo Unido, que incluso tuvo presencia Rubén Farfán, el cuadro hispano tuvo mayor control de pelota, pero no lograba capitalizarlo en ocasiones claras que le permitieran igualar un partido complicado.

A los 72’, el contragolpe notable de Palacios habilitó a Aguilera, quien enganchó pero no logró concretar de manera adecuada. Era la posibilidad cierta de un segundo gol pirata que le diera mayor tranquilidad a la hinchada aurinegra.

A los 81’, un nuevo mano a mano de Núñez con Cano, pero el portero visitante estuvo espectacular, mientras la confianza iba en alza.

El ingreso de Mauricio Pinilla reforzó esa fortaleza, para ratificar una victoria clave. La próxima final de Coquimbo Unido es ante la “U”,  el viernes a las 19:00 horas.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Lo más visto hoy

 

Diario El Día

 

 

 

X